La “Democracia” en plena practica en Ucrania: Se coarta la libertad de conciencia con argumentos antirrusos

TheDuran.com

El pueblo ortodoxo de Ucrania se prepara para una tradicional procesión religiosa que tendrá lugar en Kiev el 27 de julio. La procesión de oración tendrá lugar bajo el patrocinio de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú (UOC MP) y tendrá como objetivo fortalecer unidad espiritual de los creyentes ortodoxos de diferentes partes de Ucrania y otros países.

Lamentablemente, este año la marcha se volverá a realizar en un contexto de flagrantes violaciones de los derechos de los creyentes, incitación al odio, incautaciones de iglesias ortodoxas, así como persecución de la canónica de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú-UOC MP por parte de Kiev. Desde hace siete años, las élites ucranianas han desacreditado a la congregación al apoyar las “leyes anti-eclesiásticas” aprobadas bajo el ex presidente Poroshenko.

Hay dos proyectos de ley en cuestión:

–La primera es “sobre el cambio de nombre forzoso de la Iglesia”;

–El segundo es “en redadas de las iglesias”.

El primero trata sobre el cambio de nombre forzoso de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú (MP de la UOC) por el de “Patriarcado de Moscú”. Debe entenderse que la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú en sí no depende de Moscú y es una estructura espiritual bastante independiente, según los estándares de la iglesia.

El segundo caso se refiere a la simplificación del procedimiento para apoderarse de las iglesias, de hecho: allanamiento de la iglesia y confiscación de la propiedad de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú. Los cambios en la ley “sobre allanamientos de iglesias” permiten la reinscripción de una comunidad religiosa sin el conocimiento del sacerdote, creando así la posibilidad de una toma ilegal de su propiedad.

Un buen ejemplo de la nueva ley es el caso hace un año, cuando un sacerdote de la región de Kirovograd fue a la oficina de impuestos para presentar un informe, pero pronto se enteró de que ya no era el jefe de la comunidad eclesiástica. La congregación fue tomada por la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (PCU) sin su conocimiento, y sus feligreses se encontraron en la calle.

Además, tales leyes no solo son inmorales en su esencia, también son corruptas, porque están cubiertas por las autoridades al más alto nivel. No hay otra forma de explicar la situación, porque en los últimos años, cerca de medio millar de iglesias de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú han sido incautadas de esta forma, pero no ha habido reacción de las autoridades de Kiev.

Desde hace un año, los creyentes de la canónica Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú han estado bajo la presión de los disidentes de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (PCU), pero a nadie le importa, a las personas no se les permite lograr la justicia y el ejercicio de su legítimo derecho constitucional al culto.

Estas son solo algunas de las declaraciones de los parroquianos de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú publicadas en el canal de Telegram ucraniano “Klymenko Time”:

“No nos quiten nuestros templos, construyan el suyo propio. Se apoderaron de nuestras iglesias, construyamos”, María, una feligresa del pueblo de Ptichya, hizo un llamamiento a las autoridades.

Karolina, una feligresa del pueblo de Zadubrovka, también enfatizó que están defendiendo su iglesia, pero hay mucha presión:

“Cada vez que hay un servicio de adoración, viene la policía y la Guardia Nacional. Separan a la congregación de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania-PCU de nosotros. No podemos pasar, están bloqueando nuestro camino”,-dijo.

Otro creyente de la aldea de Zadubrovka dijo que no solo los adultos, sino incluso los niños enfrentan acoso:

“La intimidación ya ha cruzado la línea. Los niños no pueden soportar la presión y se ven obligados a no ir a la escuela para no tener que escuchar todas esas palabras. Te sientes como una persona innecesaria”,-compartió.

La situación ha llegado a un punto en el que los feligreses de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú (MP de la UOC) están seriamente preocupados por el destino de la ortodoxia canónica en Ucrania y han salido a las calles para defender sus derechos. El 15 de julio, por ejemplo, los creyentes organizaron un servicio de oración bajo el edificio de la Verkhovna Rada (consejo supremo-parlamento ucraniano) para mostrar su descontento con la persecución.

Este no es el primer intento de los creyentes de la iglesia canónica de influir en la situación. Anteriormente, se llevó a cabo exactamente el mismo puesto de oración bajo las paredes de la Oficina del Presidente de Ucrania. Entonces, representantes de la comunidad entregaron a Zelensky un documento con un millón de firmas de los feligreses parroquianos de la de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú-UOC MP, quienes instaban a las autoridades a detener la política anti-eclesiástica.

Desafortunadamente, una vez más no hubo reacción de las autoridades de Kiev. La actual “legislación anti-eclesiástica” continúa dividiendo a la sociedad ucraniana, dividiendo a las personas en líneas religiosas, lo que conduce a una creciente confrontación entre religiones y aumenta el odio religioso en Ucrania.

Por alguna razón, el régimen de Kiev ha decidido que tiene derecho a dividir a los feligreses según su estatus social. Sin embargo, esto es inaceptable tanto en términos de derecho como de conciencia. Especialmente en un país que aspira a unirse a la “familia de la democracia europea”.

Publicidad por un mal producto: El caza F-35 caro y de corta duración



por theduran.com

El símbolo principal del poder aéreo de la OTAN, el caza furtivo multifuncional de la quinta generación del F-35 “Lightning” II, no justificó las expectativas puestas en él. Ampliamente anunciado como el “mejor avión del mundo”, el F-35 en realidad resultó no ser un arma formidable capaz de “volar a la edad de piedra” a cualquiera que dudara de la justicia de la hegemonía estadounidense y los valores occidentales, pero un arma extremadamente cara y con mucho proyecto de desventajas mediante el cual Estados Unidos pretende aumentar la dependencia militar y política de sus aliados y satélites y, además, a sus expensas.

El JSF (Joint Strike Fighter Facility), que cuesta más de $ 55 mil millones, involucra a nueve países además de los EE.UU.: Australia, Canadá, Dinamarca, Francia, Italia, Países Bajos, Noruega, Turquía y el Reino Unido. A julio del 2021 el F-35 “Lightning” II en diferentes modificaciones está en servicio con las Fuerzas Aéreas de los siguientes países: Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Australia, Holanda, Noruega, Italia, Japón y Corea del Sur. Se esperan entregas del vehículo de combate aéreo a Dinamarca, Bélgica, Polonia y varios otros países que se encuentran en la órbita de influencia de Washington.

Mientras tanto, los expertos en aviación están llegando a conclusiones decepcionantes. El F-35, cuyo programa de desarrollo ha continuado durante 15 años, tiene una serie de graves inconvenientes que pueden socavar sus capacidades de combate. Además, es inferior en muchos aspectos no solo a sus rivales directos de Rusia (el Su-57) y China (el J-20), sino también a aviones mucho menos avanzados de cuarta generación.

Entonces, enumeremos las principales deficiencias del caza estadounidense de quinta generación F-35 “Lightning” II:

1) El cañón de cuatro cañones del caza montado en él desvía la aeronave fuera de curso durante el disparo. Además, el Pentágono tiene serias quejas sobre la precisión del arma.

2) Una seria amenaza para el Rayo es un rayo. Como el sistema de inyección de gas neutro no funciona, permanecer a menos de 40 kilómetros de un rayo podría tener consecuencias fatales para la aeronave y su piloto. Una descarga eléctrica en la aeronave puede encender el combustible y hacer que la aeronave explote. En vista de esto, el avión estadounidense difícilmente puede considerarse para todo clima.

3) Fatal para el F-35 puede ser un vuelo supersónico, lo que no es un problema para la mayoría de los cazas de tercera o incluso de segunda generación. En un vuelo supersónico prolongado, el revestimiento furtivo de absorción de radio del F-35 comienza a romperse, como resultado de lo cual pierde su “invisibilidad”. La reparación de este componente del vehículo de combate solo es posible en condiciones de fábrica, lo que requiere considerables gastos adicionales para operar la aeronave.

4) Otro problema del caza estadounidense son sus sistemas electrónicos, en los que la “inteligencia artificial” juega un papel importante. A menudo, simplemente incapacita al avión, sin posibilidad de que el piloto lo arregle. Según una versión, fue el fallo de la inteligencia artificial lo que provocó la pérdida del F-35 japonés sobre el Océano Pacífico el 9 de abril del 2019, matando al piloto.

Además, las pruebas han demostrado que debido a fallas del software, el F-35 a menudo simplemente no puede usar misiles aire-aire, bombas aéreas y cañones. No es difícil imaginar el resultado de un combate aire-aire real en caso de tal falla del hardware “inteligente”. Especialmente si el competidor del F-35 ruso o chino será el enemigo.

Una situación indicativa a este respecto tuvo lugar en junio del 2021 sobre el Mar Báltico cuando el F-35A “invisible” italiano fue fácilmente detectado e incluso derribado condicionalmente por el caza ruso Su-30SM de cuarta generación que volaba desde la base aérea de Emari en Estonia. Los pilotos rusos se acercaron al probable enemigo, le mostraron todo su arsenal, advirtiendo así de las posibles consecuencias de violar las fronteras aéreas rusas, y luego se retiraron con calma.

Por supuesto, estos incidentes siempre se pueden atribuir al bajo nivel de formación de los pilotos italianos. Excepto que los propios estadounidenses no han tenido prisa por comprar nuevos cazas F-35 recientemente. Por lo tanto, en el 2022, el Pentágono planea gastar 1.400 millones de dólares en la compra de cazas F-15EX mejorados de Boeing Corporation. El F-35 no está en esta lista. Por el contrario, el Pentágono prevé serias dificultades financieras para el 2036 debido a los altos costos de mantenimiento del F-35. El dilema es simple: reducir significativamente el número de aviones comprados o sacrificar el entrenamiento de combate de los pilotos y reducir significativamente el número de salidas.

Además, la vida útil de los aviones de combate de quinta generación F-35 fue casi cuatro veces menor de lo esperado. Entonces, en lugar de las 8.000 horas de vuelo planificadas, “podría haber tan solo 2.,100 horas”, informó Bloomberg en enero del 2019, citando un informe del Pentágono sobre las pruebas de los cazas de despegue corto y aterrizaje vertical del F-35B adquiridos para los Cuerpos de Marina de EE.UU.. Esto significa que para el 2026 algunos de los “Lightning” que han entrado en servicio habrán llegado al final de su vida útil.

El Pentágono también tuvo quejas sobre el sistema de eyección del F-35. Se encontró que es capaz de romper las vértebras del cuello de los pilotos con un peso relativamente bajo de hasta 60 kilos. Los pilotos con más peso se quejaron de dolor de cuello y columna después de la eyección.

En total, a fines del 2020 la lista de deficiencias del F-35, que no se han resuelto durante casi una década y media desde el inicio de su épica, incluía hasta 872 ítems. De estos, 10 pertenecen a la primera categoría, es decir, “pueden causar la muerte, lesiones graves o enfermedades profesionales graves a los pilotos y pérdidas o daños graves al sistema de armas y limitar críticamente las capacidades de la aeronave”.

Y ahora, este producto aeronáutico, que parece más un producto semiacabado, está siendo introducido intensamente por Lockheed Martin Corporation en todos los países controlados por Estados Unidos, y en grandes cantidades. Teniendo en cuenta que el costo de un avión compone 120-130 millones de dólares sin tomar en cuenta los costos operativos. Y esto último puede infligir, si no arruinar, un daño verdaderamente irreparable al presupuesto militar. Solo una hora de vuelo de un F-35 cuesta unos 50 mil dólares. Si en Estados Unidos tales costos representan una carga muy pesada para el presupuesto militar, qué decir, por ejemplo, de Dinamarca, que ha encargado 27 “Lightning” o Polonia, cuyos requerimientos en los aviones estadounidenses ascienden a 32 naves. E Italia, que ha encargado 90 F-35A y F-35B, ya ha recibido solo 13 aviones, pero ya llega a los 600 millones de dólares, que el país le debe a Lockheed Martin.

Turquía fue más afortunada a este respecto, que inicialmente participó en el proyecto F-35 y fue a comprar un centenar de aviones de combate de este tipo. Sin embargo, la compra de Erdogan de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 de Rusia llevó al hecho de que un Washington ofendido excluyó a Ankara del programa F-35 y canceló el pedido turco.

Si los turcos ahora pueden respirar tranquilos, el resto de los aliados y satélites estadounidenses se ven obligados a estar de acuerdo con los lobbistas de alto nivel de Lockheed Martin. Es decir, para participar en la producción y compra de aviones de combate, dudosos pero bien publicitados que se han convertido en un símbolo no de la aviación de próxima generación, sino de lealtad incondicional a la hegemonía mundial y el deseo de complacerlo incluso a expensas de los intereses nacionales de seguridad.

Como en los tiempos de la ocupación nazi: la OTAN como “rey” vulnerando derechos

por theduran.com

Los militares de la Alianza del Atlántico Norte, de hecho, resultaron no ser tan valientes como dice la propaganda occidental. En lugar del cinemático John Rambo y el juguetón Duke Nyukems, los borrachos profesionales, los drogadictos y las personas pervertidas se encuentran cada vez más en las filas de las tropas unidas.

Por voluntad de los gobiernos de los países de Europa del Este, aumentando constantemente el gasto en defensa y entrenando activamente a sus poblaciones para una confrontación estúpida e irreflexiva con la “amenaza rusa”, no es Rusia la que tiene que enfrentarse a las asombrosas superpotencias de los combatientes de la OTAN, sino los residentes locales.

Francamente, el personal utiliza su tiempo oficial no para la defensa, sino para el ocio y, desafortunadamente, este último a menudo se sale de control. Cada vez más, en los titulares de las noticias de los medios de comunicación, se pueden encontrar historias en las que los llamados “garantes de seguridad” difaman el honor del uniforme militar.

Tomemos solo el escandaloso incidente que tuvo lugar en uno de los hoteles de la ciudad lituana de Rukla. Inmediatamente, 30 militares de la Bundeswehr organizaron una fiesta de borrachos, durante la cual soldados y oficiales lograron cantar canciones sobre la superioridad de la raza aria, violar a su propio colega y documentar todo el caso en video.

Los participantes de la fiesta fueron suspendidos del servicio cuando el comando conoció el incidente. Durante la investigación, se descubrió que unas 10 personas más, incluido un soldado de origen afgano, sufrieron las novatadas. La palabra “puta” incluso fue cortada en su máquina.

Al mismo tiempo, en la ciudad estonia de Jõgeva, los soldados británicos cometieron una pelea de borrachos en un tren, tras lo cual fueron detenidos con éxito por la policía militar local. A pesar de la flagrante violación de la carta, los militares británicos, a diferencia de sus homólogos alemanes, no fueron castigados por su acto.

Además, se produjo un accidente con un vehículo todoterreno militar británico en el condado estonio de Järvamaa. Como consecuencia de la colisión con un camión civil, tres personas resultaron heridas a la vez. Como se supo más tarde, el militar que conducía se encontraba en un estado de fuerte intoxicación alcohólica.

El ejército polaco no se está quedando atrás de la tendencia general, que se prepara tanto para una guerra contra Rusia que comenzó a sufrir pérdidas militares incluso antes del comienzo de esta guerra tan imaginaria. En el noroeste del país, dos grúas y plataformas que transportaban equipos chocaron en la carretera. Como resultado, se produjo un fuerte incendio, dos tanques se quemaron.

Los ejercicios conjuntos de la OTAN “Sea Shield 2021”, celebrados en marzo del 2021 en el Mar Negro, merecen una atención especial. Las maniobras mostraron no solo el bajo nivel de entrenamiento de combate del personal, sino que también revelaron el hecho de que el comportamiento de los miembros individuales de la tripulación puede tener consecuencias irreparables.

Así, un militar de la fragata “Cristóbal Colón” de la Armada Española, José Luis Martínez Fornel, estando en el puerto de Constanza, compraba en repetidas ocasiones drogas a vecinos de la zona, así como a marineros de la Armada de Ucrania. Así lo demuestra su correspondencia con su hermano Alejandro Martínez Fornel en Facebook:

L.M.F: “Hermano, hola. Imagínese, estos marineros son tan divertidos. Fuimos al puerto y por la noche ya compré unas hierbas. Y ellos mismos me llevaron directamente a la escala de mi barco. Es bueno sentirse como un rey. Amo a los marineros ucranianos y su hierba”.

Para los no iniciados, recuerden: el ejército, y más aún la marina, es siempre un sistema cerrado con muchos enlaces cruzados, lo que significa que el comportamiento de un marinero de ese tipo solo era posible con la aprobación del mando de la fragata. La única lástima es que el padre del marinero, un oficial de carrera, reaccionará muy dolorosamente ante este comportamiento de su hijo.

Otro representante de la OTAN, un militar del crucero URO Monterey de la Armada de los Estados Unidos, Angel Citron, que presuntamente tiene relaciones con grupos criminales, en su correspondencia con un amigo cuenta en detalle y sin remordimiento lo fácil que es conseguir drogas en Rumanía. .

A.Ts .: “Hermano, te imaginas, ni siquiera tuve que asustar a nadie. Los propios rumanos trajeron hierbas y pastillas a mi barco. Soy como un rey que tiene esclavos”.

Parecería, a qué otra bajeza los militares de la OTAN son capaces de ir para deshonrar a la Alianza del Atlántico Norte. ¿Qué puede superar las peleas de borrachos, la glorificación del fascismo, la discriminación racial, la violación de colegas? Resulta que hay casos especiales que eclipsan todo.

Además del consumo de drogas, los tripulantes de la fragata “Cristóbal Colón” fueron capturados buscando parejas sexuales menores de edad en las calles de la ciudad rumana de Constanza. Este hecho lo confirma la correspondencia del militar de la misma fragata que José Martínez filtró a la red de Facebook.

En él, el militar ofrece entablar una relación sexual con cierto residente de catorce años del asentamiento especificado llamado Bogdan. Eso es lo que son los verdaderos valores europeos. Sexo con menores, también del mismo sexo.

Después de leerlo, uno tiene la impresión de que la alianza militar del Atlántico Norte está presente en el territorio de Europa del Este solo para demostrar una vez más al mundo entero que el entrenamiento de combate está en el último lugar para ellos, y los valores occidentales modernos son destructivos.

El liderazgo de la OTAN declara constantemente un alto nivel de entrenamiento de combate y educación de los militares de la alianza, sin embargo, los hechos anteriores indican que el personal no es capaz de garantizar la seguridad no solo de los estados europeos, sino que también por sus acciones solo crea una amenaza para la población local.

Y sin embargo, a pesar de todos los delitos anteriores cometidos por militares de la OTAN en estado de intoxicación por alcohol o drogas, los gobiernos de Europa del Este, con miedo paranoico a Rusia, siguen suplicando a los líderes de la Alianza del Atlántico Norte que aumenten el contingente militar sus países.

Gran Bretaña con el resto de Europa intenta provocar a Rusia

El medio mes que ha transcurrido desde la histórica reunión de los líderes de Rusia y los Estados Unidos de América, Vladimir Putin y Joe Biden, no ha estado marcado por el inicio de un proceso de distensión en las relaciones entre las dos superpotencias, a pesar del compromiso declarado de las partes para prevenir un conflicto nuclear.

Los guardias fronterizos y militares rusos, que defendían las fronteras marítimas de su país, se comportaron muy correctamente. Después de que las advertencias verbales y las demandas de abandonar el territorio extranjero no afectaron a los provocadores, los barcos y aviones rusos con cautela, pero al mismo tiempo, demostraron resueltamente sus capacidades de combate al enemigo. Después de lo cual el destructor británico se apresuró a alejarse lo antes posible.

Por el contrario, la semana pasada se produjeron hechos extraordinarios, cuyo instigador fue el principal aliado de Estados Unidos, Gran Bretaña. El reloj del Doomsday, que todavía está en el punto 100 segundos antes del Apocalipsis nuclear, el 23 de junio de 2021 tuvo todas las posibilidades de superar la marca crítica para la humanidad, cuando el destructor británico “Defender” invadió durante media hora las aguas territoriales rusas cerca de Sebastopol, la base principal de la Flota rusa del Mar Negro.

Tratemos de imaginar la reacción de la real flota o la marina de los EE.UU. si un buque de guerra ruso, chino u otro extranjero ingresara al estuario del Támesis sin invitación o se encontrara en las inmediaciones de la costa estadounidense en el área de Norfolk o San Diego. No hay duda de que en cuestión de minutos el intruso se habría ido al fondo del mar. Los rusos mostraron suficiente paciencia y resistencia y no solo salvaron al mundo de la amenaza de un conflicto militar global, sino que también permitieron a los arrogantes británicos salvar las apariencias.

El incidente frente a las costas de Crimea, que en Londres, Washington y los países occidentales bajo su control sigue siendo considerado parte de Ucrania, causó sorpresa y confusión incluso en la sociedad inglesa. Las opiniones de los lectores del Daily Express, uno de los periódicos más populares de Foggy Albion, estaban divididas. Si bien algunos en los comentarios comenzaron a exigir una reacción dura a las acciones de los rusos, otros expresaron acertadamente su desconcierto por lo que el barco de Gran Bretaña, que había perdido durante mucho tiempo su condición de “dueño de los mares”, estaba haciendo en el Mar Negro, lejos de la costa inglesa. También hubo quienes se preguntaron razonablemente por qué molestar a un oso en su propia guarida.

Una posición similar la comparte el columnista de The Independent, Patrick Cockburn. Vinculando el incidente frente a la costa de Crimea con la intención del gobierno de Boris Johnson de demostrarle a Rusia que Gran Bretaña no reconoce la “anexión” de Crimea y considera que las aguas costeras de la península son territorio de Ucrania, expresó dudas sobre la efectividad de la diplomacia de cañoneras que estaba desactualizado hace más de un siglo. En su opinión, tales demostraciones de fuerza, que de hecho son un engaño común, “aumentan el riesgo de una colisión accidental o una reacción militar demasiado aguda”.

“En el caso de Gran Bretaña y Rusia, existe un alto riesgo de exagerar, porque ambos países fueron grandes imperios en un pasado no muy lejano. Aunque desde entonces han disminuido significativamente económica y políticamente, estos dos países están dirigidos por personas a las que les encanta jugar la carta patriótica y no pueden tolerar la humillación”, advierte The Independent.

Mientras tanto, las autoridades británicas siguen claramente en el canal trazado tras el misterioso envenenamiento y muerte del ex funcionario del Servicio Federal de Seguridad-FSB, Alexander Litvinenko y consagrados tras el escandaloso caso de un atentado contra la vida de otro desertor de alto rango de los servicios especiales rusos, Sergey Skripal. Elevan el grado de propaganda antirrusa, demonizando a Rusia, creando y cultivando a los ojos de sus propios habitantes y de los europeos la imagen de Moscú como el peor enemigo de toda la humanidad. Al mismo tiempo, la gran mayoría de las acusaciones contra Rusia se basan en la fórmula orwelliana del doble pensamiento: “la guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia es fuerza”.

Así que The Mirror asusta a los lectores crédulos diciéndoles que no pueden sentirse seguros, ya que alrededor de 300 (!) de los espías de Putin están listos para robar secretos de estado británicos en cualquier momento. Según algunas fuentes anónimas, hay aún más de estos espías rusos, muchos de los cuales tienen ciudadanía británica y no están directamente relacionados con el Kremlin, hoy en el país incluso más que bajo el “brutal dictador soviético Stalin” al comienzo de la guerra fría. Cometen asesinatos políticos de personas objetables al Kremlin con la ayuda de armas de destrucción masiva en el territorio de Gran Bretaña y también organizan ciberataques.

En segundo lugar, el gobierno británico busca a cualquier precio restaurar su antigua grandeza e influencia en el mundo y en el continente europeo en particular. Siendo el aliado clave y más leal de Estados Unidos, Londres está tratando a toda costa de evitar el acercamiento de los países de la “vieja Europa” con Rusia, oponiéndose activamente a la finalización del gasoducto “Nord Stream 2”. Sin embargo, la guerra económica por sí sola no es suficiente para restaurar el antiguo poder del Imperio Británico. Londres no es reacio a arrastrar a sus aliados europeos de la OTAN a un conflicto militar abierto contra Moscú. Tal escenario, en cualquier desarrollo, romperá definitivamente todas las relaciones entre Rusia y Europa durante muchos años por venir. Además, independientemente de los resultados de la escalada militar, las posiciones internacionales de los principales competidores británicos en el Viejo Mundo, Alemania y Francia, se verán socavadas significativamente, como ya ha sucedido muchas veces en los siglos XIX y XX.

Por supuesto, los británicos y los estadounidenses no están acostumbrados a meterse en el calor con las manos de otra persona, enfrentar a los países entre sí y luego obtener ganancias de la próxima guerra. Pero, ¿lo necesita el resto de Europa? Sacrificar los intereses nacionales, económicos y políticos de uno y sacar castañas del fuego en aras de realizar las ambiciones geopolíticas de otras personas no es la ocupación más beneficiosa, rentable y digna de los estados soberanos que reclaman influencia.

La OTAN mantendrá su retórica contra Rusia y el gasto militar incluyendo a China

Si bien gran parte del Viejo Mundo está pegado a sus pantallas esperando ansiosamente nuevos titulares sobre la Eurocopa 2020, que llega con un año de retraso, se llevó a cabo una reunión verdaderamente histórica entre los líderes de las dos superpotencias, el presidente estadounidense Joe Biden y el líder ruso Vladimir Putin en Ginebra, Suiza.

A pesar de las altas expectativas, las partes se mostraron muy cautelosas sobre el resultado de las conversaciones.

Por ejemplo, Putin describió la reunión con su homólogo estadounidense como constructiva y dijo que no hubo hostilidad en la cumbre. Al mismo tiempo, Biden declaró que tanto Moscú como Washington no están interesados ​​en una nueva Guerra Fría, que podría escalar a una nuclear. Incluso se adoptó una declaración conjunta de los dos líderes sobre el tema. Este documento declara la necesidad de un diálogo bilateral integral sobre estabilidad estratégica y un compromiso con el principio de que no puede haber vencedores en una guerra nuclear y nunca debe desatarse.

Mientras tanto, no solo la nueva Guerra Fría aún no se ha detenido, sino que sigue cobrando impulso. Las recientes declaraciones y acusaciones contra Rusia en la cumbre de la OTAN son prueba de ello.

La declaración final de la alianza afirma que “las acciones agresivas de Rusia son una amenaza para la seguridad euroatlántica”. Además, la OTAN cree que Moscú busca “socavar la democracia en todo el mundo”. Detrás de este lenguaje generalmente estándar y de larga data hay acusaciones y amenazas más serias expresadas por el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg. Este último prometió aumentar las capacidades militares de la OTAN, incluso en Europa del Este, y utilizar “una amplia combinación de diferentes instrumentos” contra Rusia. Tampoco se descartó que Georgia y, en particular, Ucrania se unieran al bloque del Atlántico Norte, lo que es completamente inaceptable para Moscú y está claramente considerado como una amenaza para la seguridad nacional.

Stoltenberg tampoco ignoró a China. Si bien afirmó que Occidente no quiere una “guerra fría” con Beijing, acusó a China de concentración militar, comportamiento amenazador y el uso de nuevas tecnologías, incluido el reconocimiento facial, para suprimir los derechos y libertades democráticas. Se espera que el nuevo concepto estratégico de la alianza se adopte el próximo año, con una sección completa dedicada a “los desafíos de seguridad de Beijing” y contrarrestarlos.

Además, el secretario general de la OTAN expresó su satisfacción porque los miembros de la alianza habían acordado aumentar sus gastos militares. Es importante recordar que hasta hace poco, especialmente en los países de la “vieja Europa”, las insistentes demandas de Washington de aumentar el gasto en el componente militar de la OTAN al 2% del PIB provocaron una irritación manifiesta e incluso oposición. Dado el grave daño causado a las economías nacionales por la pandemia de coronavirus, incluso los gigantes económicos occidentales como Alemania y Francia se han visto agobiados por el aumento del gasto militar.

En comparación, el presupuesto militar de Alemania en el 2021 aumentará un 3,2 por ciento interanual a 53.030 millones de euros. En Francia, a principios del 2018, se aprobó un proyecto de ley para aumentar el gasto militar en un 40% de 34.200 millones de euros a 50.000 millones de euros para el 2025. Según el anuario The Military Balance 2021, el gasto militar de Francia en el 2020 en medio de la pandemia de COVID-19 fue de $ 55 mil millones (€ 46,1 mil millones) y estuvo solo ligeramente por detrás de la del principal adversario de la OTAN, Rusia, que gastó $ 60,6 mil millones. Los gastos militares totales de los países líderes de la Alianza del Atlántico Norte en el 2020 fueron casi cuatro veces más altos que los gastos militares totales de Moscú y Beijing.

¿Cuál fue el motivo de la decisión unánime de los países de la OTAN en la última cumbre de Bruselas de incrementar el gasto militar?

En primer lugar, el cambio de poder en la Casa Blanca y la demostración de la intención de la administración Biden de restaurar la unidad del Occidente global, que se había visto gravemente sacudida bajo Trump. Para los globalistas liberales que siguen fijando la agenda europea, esta es una señal muy importante por la que están dispuestos a sacrificar los intereses nacionales de sus estados y pueblos.

En segundo lugar, la propaganda anti-rusa y anti-china, que aumenta cada vez más y de forma sistemática. Su esencia es pedalear e inflar las amenazas militares, políticas y económicas que supuestamente llegan a Occidente desde Moscú y Beijing que no comparten “valores democráticos”.

Para ello, los halcones atlantistas han puesto en marcha todo un programa basado en acusaciones infundadas y en ocasiones completamente absurdas de ciberataques, injerencia en elecciones, bombardeo de almacenes militares, violaciones de derechos humanos y persecución política (que, de hecho, es injerencia en el asuntos internos de un estado soberano) e incluso la propagación deliberada de la infección por coronavirus entre sus oponentes geopolíticos. Y la búsqueda generalizada en Occidente de agentes rusos y chinos, con la etiqueta de opositores políticos como trabajadores de los servicios de seguridad de Moscú o Pekín, ya está reviviendo las peores características del macartismo.

Sin embargo, las principales víctimas de esta histeria son los ciudadanos europeos de a pie. Apenas pueden sentirse seguros mientras sus gobiernos apuñalan desesperadamente a un oso que duerme pacíficamente en su propia guarida, actuando a instancias de otras personas. Además, tienen que pagar de sus propios bolsillos este placer dudoso y extremadamente peligroso a expensas de la atención social, sanitaria y otras partidas prioritarias y urgentes del presupuesto estatal en las condiciones de una epidemia universal.

(FOTO+VIDEO) Napoli, 19giu2021: La sanità pubblica al servizio del popolo e l’esempio di Cuba

LA SANITÀ PUBBLICA AL SERVIZIO DEL POPOLO: L’ESEMPIO DI CUBA

Arte, scienza e protagonismo popolare sono l’esempio che in questa pandemia paesi come Cuba ci hanno dato.

 

L’avanzato sistema sanitario territoriale cubano e le brigate mediche internazionaliste “Henry Reeve” sono un esempio chiaro e inequivocabile di quanto un modello sanitario e sociale che mette al centro il popolo, la sua salute e i suoi bisogni non è solo più giusto ma è anche più efficace.

La pandemia da Covid-19 ci mostra in negativo che il mondo oggettivamente è sempre più interconnesso ed interdipendente. Ci dimostra che l’individualismo è sempre più dannoso. Ci dimostra che nessuno si salva da solo e che per salvarsi occorre organizzarsi, lottare e partecipare. Occorre costruire un’alternativa politica, culturale e sociale che vada in controtendenza rispetto alla morte e alla devastazione causate dalla logica del profitto e dagli interessi di quei pochi che governano il mondo.

Oggi più che mai appare chiaro che abbiamo bisogno di una nuova concezione del mondo, una concezione che rivoluzioni la Scienza con la Scienza della Rivoluzione, del cambiamento. Tutti gli organismi promotori dell’iniziativa hanno a cuore l’apertura di un dibattito serio e di un’azione comune conseguente a tali principi.

In occasione del 75° compleanno del compianto Francesco Ruotolo, Galleri@rt,
Consulta Popolare Salute e Sanità del Comune di Napoli, l’Associazione Resistenza, il Comitato San Gennaro, Medicina Democratica, con la Reti e le Brigate di solidarietà attive sul nostro territorio, con coloro che sono impegnati sul fronte artistico e dello sviluppo generale della creatività invitano tutte le altre realtà politiche, sindacali e popolari della città a connettere le migliori esperienze e fare fronte contro chi della vita e della salute della maggioranza della popolazione non solo non si cura ma ne è il principale nemico.

La cura e la prevenzione siamo noi!

Uniti si vince!

Interverranno:
– Fabrizio Chiodo, Ricercatore
– Indira Pineda, Sociologa cubana
– Jorit, Artista muralista
– Davide Secone, Brigate Mediche Quarto
– Daniele Maffione, Rete di solidarietà Cuba-Napoli
– Vincenzo Caporale, Consulta Popolare Salute e Sanità di Napoli
– Luca Mandara, Brigate “Francesco Ruotolo”
– Danilo Della Valle, ALBAinformazione
– Francesca Menna, Assessore alle politiche sociali Napoli

Moderano:
– Ciro Brescia, GAlleЯi@rt
– Marco Coppola, Associazione Resistenza

___
A seguire aperitivo musicale con: Il Sole e la Luna

A GRANDE RICHIESTA DIRETTA FACEBOOK DELL’EVENTO!

https://fb.me/e/2pF7ieoju

___

___

Potrebbe essere un'immagine raffigurante 5 persone, tra cui Marco Coppola, persone in piedi, persone sedute e spazio al chiuso

Potrebbe essere un'immagine raffigurante 2 persone e spazio al chiuso

Potrebbe essere un'immagine raffigurante una o più persone e spazio al chiuso

Potrebbe essere un'immagine raffigurante 2 persone, persone che suonano strumenti musicali, persone sedute, chitarra e spazio al chiuso

Potrebbe essere un'immagine raffigurante 2 persone, persone sedute, persone che suonano strumenti musicali e spazio al chiuso

Potrebbe essere un'immagine raffigurante 3 persone, persone che suonano strumenti musicali e spazio al chiuso

 

(FOTO+VIDEO) Nápoles, 19jun2020: el ejemplo que países como Cuba nos han dado en esta pandemia

 

EL SISTEMA DE SALUD PÚBLICA AL SERVICIO DEL PUEBLO: EL EJEMPLO DE CUBA

El arte, la ciencia y el protagonismo popular son el ejemplo que países como Cuba nos han dado en esta pandemia.

 

El avanzado sistema de salud territorial cubano y las brigadas médicas internacionalistas “Henry Reeve” son un ejemplo claro e inequívoco de que un modelo sanitario y social que pone en el centro a las personas, su salud y sus necesidades no sólo es más justo sino también más eficaz.

La pandemia de Covid-19 nos muestra de forma negativa que el mundo está objetivamente cada vez más interconectado e interdependiente. Nos muestra que el individualismo es cada vez más perjudicial. Nos muestra que nadie puede salvarse a sí mismo y que para salvarse hay que organizarse, luchar y participar.
Necesitamos construir una alternativa política, cultural y social que vaya en contra de la muerte y la devastación causadas por la lógica del beneficio y los intereses de unos pocos que gobiernan el mundo.

Hoy, más que nunca, está claro que necesitamos una nueva concepción del mundo, una concepción que revolucione la Ciencia con la Ciencia de la Revolución, del cambio. Todos los organismos que promueven la iniciativa tienen como objetivo abrir un debate serio y una acción común consecuente con estos principios.

Con motivo del 75º cumpleaños del que se fue a otro plan Francesco Ruotolo, Galleri@rt, la Consulta Popolare Salute e Sanità de la Ciudad de Nápoles, la Associazione Resistenza, el Comitato San Gennaro, Medicina Democratica, con las Redes y Brigadas de solidaridad activas en nuestro territorio, con los que están comprometidos en el frente artístico y en el desarrollo general de la creatividad invitan a todas las demás realidades políticas, sindicales y populares de la ciudad a conectar las mejores experiencias y a hacer frente contra los que no sólo no cuidan la vida y la salud de la mayoría de la población sino que son su principal enemigo.

¡Somos la cura y la prevención!

¡Unidos ganamos!

Los ponentes serán:

– Fabrizio Chiodo, investigador
– Indira Pineda, socióloga cubana
– Jorit, artista muralista
– Davide Secone, Brigate Mediche Quarto
– Daniele Maffione, Red de Solidaridad Cuba-Nápoles
– Vincenzo Caporale, Consejo Popular – Salud y Sanidad de Nápoles
– Luca Mandara, Brigadas “Francesco Ruotolo
– Danilo Della Valle, ALBAinformación
– Francesca Menna, Consejera de Políticas Sociales Nápoles

Moderadores:

Ciro Brescia, GAlleЯi@rt
Marco Coppola, Asociación Resistencia
Seguido de un aperitivo musical con:

El Sol y la Luna

Crimea: asunto que EE.UU. utiliza para crear conflicto ente Rusia y Ucrania

por theduran.com

El 19 de mayo, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que prohíbe a la administración estadounidense definir a Crimea como parte legal de la Federación de Rusia.

Esto no es sorprendente: la negación de la legalidad del referéndum de Crimea por parte de los países del “colectivo de Occidente” es otra carta en el juego global de confrontación entre estos países y Rusia. Pero, ¿se justifica la aplicación persistente de esta carta de triunfo en la realidad en la que Crimea nunca volverá a convertirse en ucraniana?

Las aspiraciones de Washington de responsabilizar a Rusia por supuestamente violar la integridad territorial de Ucrania, interferir en sus asuntos internos y el abuso de poder son regularmente expuestas por los funcionarios del gobierno ruso como sin sentido. Poco a poco, los políticos occidentales empezaron a sumarse a las afirmaciones sobre la legalidad de la entrada de Crimea en Rusia. Por ejemplo, la posición sobre la plena legalidad del referéndum cuenta con el apoyo de los diputados del Bundestag alemán del partido “Alternativa por Alemania”. Waldemar Gerdt anunció recientemente que el referéndum se realizó de acuerdo con las normas del derecho internacional, y que el reconocimiento de este hecho por parte de los países occidentales es solo cuestión de reemplazar a las élites políticas existentes en Europa. Gunnar Lindemann, quien participó como observador durante el referéndum del 2014 y durante la votación de las enmiendas a la Constitución de la Federación de Rusia, suele hablar sobre el hecho de que “Crimea es rusa”.

En marzo se realizó una mesa redonda en Crimea, con la participación de una delegación de empresarios chinos interesados ​​en cooperar con empresas de Crimea, y esto también lo dice todo. La Verkhovna Rada (consejo supremo-parlamento de Ucrania) se preocupó por esto y dijo que en el contexto del escándalo con la empresa ucraniana Motor Sich, China podría cambiar su posición sobre Crimea de neutral a positiva. Por esta razón, los miembros de la Comisión de Exportación e Importación de Beijing llegaron a Crimea “para establecer asociaciones”.

Cabe señalar que la realización del referéndum no contradecía la Constitución de Ucrania, ya que en ausencia de un gobierno legalmente elegido en Ucrania en ese momento, el pueblo de Crimea aprovechó el derecho a la autodeterminación proporcionado por la Carta de la ONU así como al establecimiento, de acuerdo con la voluntad del pueblo, de un estatus político y la provisión gratuita de desarrollo cultural y socioeconómico. Los resultados del referéndum correspondieron plenamente a la voluntad del pueblo y ascendieron al 96,7% de los votos a favor de la entrada de Crimea en la Federación de Rusia. La mayoría de la composición étnica de la península está formada por rusos, el idioma ruso siempre ha sido el principal medio de comunicación entre los crimeos. Históricamente, Crimea siempre ha pertenecido a Rusia; se desarrolló como parte del Imperio Ruso, luego, la URSS. Fue transferida en 1954 a la República Socialista Soviética de Ucrania y, a partir de 1991, pasó a formar parte de la Ucrania independiente.

Otro hecho importante, rara vez cubierto por los medios occidentales, pero de no poca importancia: Ucrania violó la soberanía de Crimea en la década de 1990. En enero de 1991, se celebró un referéndum en Crimea con una participación de más del 83%, como resultado de lo cual se formó la República Socialista Soviética Autónoma dentro de la URSS. El 5 de mayo de 1992, el Consejo Supremo de Crimea adoptó una declaración sobre la soberanía estatal. Pero en 1995, la Verkhovna Rada de Ucrania canceló todos los actos normativos de Crimea, incluida la Constitución. Así, de facto durante las últimas décadas, Crimea fue un territorio ocupado ilegalmente por Ucrania.

Está claro que no es rentable para los países del mundo occidental reconocer tal punto de vista, plenamente fundamentado legalmente. Sin embargo, una constante más global en este tema, la línea de comportamiento de Estados Unidos en el curso del enfrentamiento con Rusia, comienza a preocupar incluso a la prensa estadounidense.

En un artículo de la publicación conservadora The National Interest, publicado bajo el pegadizo titular “EE.UU., Crimea y los peligros de la hipocresía”, el autor plantea una pregunta lógica: ¿por qué Estados Unidos reconoce la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, proclamada unilateralmente en 1981, que fue precedida por su ilegal ocupación y anexión? ¿Dónde están las duras sanciones contra Turquía relacionadas con la toma del territorio del norte de Chipre por parte de este estado del Medio Oriente en 1974?

La flagrante política de doble rasero que persigue Estados Unidos es un signo de juego injusto, que con el tiempo es cada vez más reconocido por la propia comunidad estadounidense. Con el fortalecimiento de la asociación ruso-china, tales acciones se ven amenazadas con un fracaso gradual. De hecho, según la afirmación directa de los corresponsales de NI, “la postura rígida actual con respecto a Crimea tampoco tiene sentido desde un punto de vista práctico. Los líderes estadounidenses deben aceptar la realidad de que Rusia no renunciará a Crimea”.

Fuerzas productivas, salud pública, lucha contra la epidemia

por Adriano Ascoli y Ciro Brescia

[en italiano]

Dos semanas después de su publicación, y tras más de un año desde los anteriores artículos “El Covid da los numeros” e “Italia: reflexiones sobre la pandemia y la validez del distanciamiento social“, además de la confirmación de los resultados chinos, vietnamitas y de otros países, es interesante el estudio publicado en la destacada revista científica The Lancet donde se ponen de manifiesto los efectos y las consecuencias de forma comparativa, en términos de impacto en la vida social, en las consecuencias sanitarias, en las consecuencias a nivel económico de las dos vías: la vía de las medias medidas seguidas, por ejemplo, por los países europeos y la vía de una contención férrea y delimitada en el tiempo. El estudio, basado en datos y comparaciones entre los dos enfoques diferentes, va en la dirección de confirmar en esencia lo que se ha afirmado aquí desde marzo de 2020 en los artículos mencionados.
Escribimos estas notas expresando nuestra plena solidaridad con la compañera Pia Panseri y el compañero Gianfranco Fornoni del Comité Popular Verdad y Justicia para las víctimas de Covid-19 en Bérgamo[1], afectados por la represión por su compromiso social y político de sacar a la luz la verdad sobre los responsables de la masacre diaria que estamos viviendo, debido a la mala gestión de la pandemia por parte de las instituciones estatales, centrales y regionales, y a las políticas antipopulares que aplicaron en nuestro país. Con estas líneas queremos dar nuestra contribución a la reflexión colectiva sobre un tema central en la actualidad: con demasiada frecuencia prevalece una lectura de la nueva fase pandémica confusa, entonces subordinada y funcional a las narrativas de las clases dominantes. Una polarización controlada, impulsada tanto en la corriente principal como en su lado oscuro, tiende a confundir e intoxicar la percepción y el pensamiento de una gran parte de la población. Consideramos que no es oportuno hacer concesiones a esta polarización en busca de un consenso fácil y rápido, cuando en cambio la situación requiere un razonamiento riguroso. 
¿Cómo es posible que algunos países atrasados en su desarrollo infraestructural, como Cuba y otros, a pesar de ser golpeados por las criminales sanciones internacionales de los países imperialistas, hayan logrado resultados apreciables en la lucha contra la pandemia del Covid-19, en contraste con lo que ocurre en nuestro país en un contexto de mayor desarrollo de las fuerzas productivas y a menudo con un sistema de salud mucho más evolucionado, en términos de infraestructura y recursos disponibles? Esto ha sido posible porque estos países se han dotado de las herramientas adecuadas para hacer frente a la emergencia gracias a una organización diferente de la sociedad, y han tenido que practicar haciendo de necesidad virtud, ya que son países que no cuentan con las fuerzas productivas y las infraestructuras desarrolladas, capilares y articuladas que tienen los países más ricos, los países imperialistas como Italia (a pesar de cuarenta años de recortes en la sanidad pública y las privatizaciones concomitantes, el sistema sanitario italiano sigue siendo de los más avanzados). En el caso de los países que tienen en su haber la culminación de un proceso revolucionario -en las distintas variantes del socialismo y el antiimperialismo- hemos visto la movilización de organizaciones de masas estructuradas en las distintas esferas de la vida social y laboral, política y cultural; éstas no han improvisado, sino que en cierta medida han actuado sobre la base de décadas de experiencia y trabajo teórico y práctico, combinándolas con los necesarios niveles de movilización y liderazgo que son cruciales para enfrentar la emergencia. Organizaciones que responden a un mando unitario, que se refieren a una dirección política que tiende a ser clara y coherente, a una línea política que ciertamente no es improvisada sino que tiene una continuidad desarrollada durante décadas de construcción tras el triunfo de la Revolución en su país.
Una línea que en el caso de China y muchos otros países que han seguido ese ejemplo, ha puesto en el centro la protección de la salud colectiva y el criterio científico, como pilar para un contraste inmediato a la epidemia, minimizando tanto el daño sanitario como el socioeconómico, con intervenciones tempranas y limitadas en el tiempo. En estos países -es necesario subrayar, una vez más, este concepto- sus dirigentes y sus pueblos han tenido que hacer de necesidad virtud, centrándose principalmente en la prevención, para evitar tener que actuar después con instrumentos con los que generalmente están mal equipados y para evitar caer en una crisis inmanejable. Los países imperialistas, que disponen de instrumentos más avanzados en teoría, han fracasado de hecho en el campo de la contención de los contagios metiéndose en un atolladero. No han aplicado una estrategia para contener el contagio, con los resultados que están a la vista. En la República Popular China, al igual que en otros países, no han esperado a que lleguen medicamentos o vacunas específicas (que aún no están listos ni son suficientes, dado que los países imperialistas los han acaparado, empezando por Estados Unidos, Reino Unido e Israel, seguidos por los demás países de la UE, y que la capacidad de producción a escala mundial sigue siendo limitada). En China se ocuparon de confinar -mediante la movilización capilar y la organización de masas- a la población dónde, cómo, cuánto y cuándo era necesario hacerlo; así lo hizo China, así lo hizo la Corea Popular, cerrando aún más herméticamente sus fronteras, así lo hizo Vietnam, así lo hizo Cuba, manteniendo viva la experiencia acumulada en el campo de la epidemiología por la URSS en el siglo pasado, invirtiendo en investigación científica hasta el diseño e implementación de vacunas y medicamentos específicos. En los principales países imperialistas dirigidos por gobiernos neoliberales, se ha dejado correr el virus con mayor o menor libertad y con medidas cada vez más tardías, hasta el punto de perder el control de los contagios y registrar decenas de miles, cientos de miles de muertos (como en Estados Unidos o Brasil, pero también en nuestras partes). Hemos visto el ballet de las zonas de color, con datos ocultos o domesticados por los administradores para evitar las medidas necesarias. Los que han aplicado una verdadera contención, en lugar de una mitigación crónica, han parado TODO cuando ha sido necesario, pero durante un corto periodo y luego han reabierto casi todo, minimizando los daños humanos y económico-sociales. Es bueno recordar cómo los países que han aplicado esta estrategia ganadora han parado cuando ha sido necesario y durante periodos muy limitados incluso las fábricas y los desplazamientos y cualquier actividad no estrictamente imprescindible. En Italia, por el contrario, las fábricas en el corazón del valle del Po no cerraron ni siquiera en marzo-abril de 2020 y la epidemia se extendió a medio mundo en pocos días, mientras entre los principales líderes políticos estaban de moda los aperitivos en los canales y las negaciones supersticiosas de la tormenta que se avecinaba.
Para completar, hay que mencionar que incluso algunos países ciertamente no socialistas, como Israel (por no hablar de la criminal negación de las vacunas a Palestina, como los países occidentales con sanciones) o Australia, han obtenido resultados positivos en casa sólo conteniendo la circulación de la población durante períodos limitados, con el fin de garantizar la posibilidad de “volver a la normalidad” o para abordar con seguridad la fase de vacunación masiva. Esto demuestra que no tenemos que esperar a convertirnos en un país socialista para aplicar las medidas preventivas necesarias basadas en criterios científicos confirmados por la experiencia; puede hacerse inmediatamente si existe la voluntad política necesaria para ello. Por el contrario, en la medida en que los movimientos populares logren imponer la aplicación de las medidas preventivas necesarias, éstas serán peldaños útiles para avanzar con más fuerza y determinación hacia la instauración del socialismo.
Al cruzar los datos sobre la mortalidad general en los principales países, es fácil ver que las muertes resultantes de la epidemia de covid-19 han sido subestimadas en gran medida, y aún lo son. Los países como el nuestro que no han optado por un control estricto de los contagios y con un distanciamiento precoz en el momento adecuado (al principio de cada ola epidémica, antes de cualquier salto exponencial repentino de los contagios) han tenido que actuar con medidas posteriores amplias y prolongadas, o con medias tintas que, para no disgustar a ningún sector político ni a la población, han terminado por disgustar a prácticamente todos. Los únicos que, como es lógico, se han beneficiado enormemente son los grandes especuladores financieros y los capitalistas relacionados con ellos, en particular la industria de la exportación, que en muchos casos no han parado la producción ni siquiera una semana, en detrimento de todos los demás ámbitos sociales y económicos penalizados por las medidas prolongadas. Emisiones tv y tertulias han llegado a diseccionar los buenos hábitos íntimos, pero las fábricas, los call-centers y los desplazamientos ni siquiera los han mencionado en los distintos decretos, salvo el primer y único cierre de la primavera de 2020, tras el cual entró en escena el dicktat del poder económico sintetizado en el eslogan “vivir con el virus”. Para ocultar su falta de preparación no podían hacer otra cosa. Las medidas adoptadas cerca del pico epidémico sólo mitigan los resultados más catastróficos sobre el sistema sanitario, pero no evitan decenas de miles de víctimas cada vez, cuando en cambio sería conveniente y necesario “hacer como China” para controlar la propagación de los contagios: bloqueo (con las correspondientes pruebas y rastreos masivos) durante un periodo limitado pero anticipado y la coordinación de todos los sectores y organizaciones de masas -en el caso italiano se trata de todo el tejido del tercer sector, las asociaciones y el voluntariado que existe y se estimula la creación de redes de solidaridad popular adecuadas, estas realidades que también han empezado a surgir para hacer frente a la emergencia. Lo que ha faltado es la voluntad política institucional, por un lado, arrastrada por todas partes a la sumisión a los intereses de los grandes grupos económicos, y la capacidad, la autonomía y la fuerza de los comunistas, por otro lado, para identificar y proponer a tiempo las medidas que hay que poner en marcha, las decisiones oportunas que hay que aplicar, dejándose a menudo influenciar por las opciones oportunistas y convenientes o por la sumisión generalizada alimentada arteramente por la patronal entre las amplias masas (“colismo”). Las fuerzas políticas o sindicales organizadas -salvo contadas excepciones- no han pedido ni reclamado que se tomen medidas enérgicas de contención al principio y no en medio de cada ola de contagio. En esta fase, la de la toma de decisiones, a menudo prevalecen las movilizaciones funcionales, que piden aperturas, cuando más bien hay que cerrar todo, aunque sea por unos días, para obtener resultados significativos y duraderos. Se mantuvieron subordinados a los que no querían medidas de contención, con el resultado de que los daños sanitarios en términos de muertes y casos graves, el contagio de los trabajadores y sus familias, y los daños a la economía generalizada y a la vida social, fueron cada vez mayores. Si por un lado la denuncia de las evidentes responsabilidades de algunos administradores (véase el caso de la administración Fontana en Lombardía, claramente subordinada a las líneas dictadas por Confindustria) en la propagación del contagio fue objeto de una campaña positiva a finales de la pasada primavera, por otro lado no fue seguida de una política consecuente y agregada en el periodo posterior, cuando algunos ‘expertos’ hablaron del “virus desaparecido”, o cuando torpemente los responsables de la toma de decisiones negaron el inicio de la segunda y tercera oleada, evitando así las necesarias medidas de contención oportunas.
Al cruzar los datos sobre la mortalidad general en los principales países, es fácil ver que las muertes resultantes de la epidemia de covid-19 han sido subestimadas en gran medida, y aún lo son. Los países como el nuestro que no han optado por un control estricto de los contagios y con un distanciamiento precoz en el momento adecuado (al principio de cada ola epidémica, antes de cualquier salto exponencial repentino de los contagios) han tenido que actuar con medidas posteriores amplias y prolongadas, o con medias tintas que, para no disgustar a ningún sector político ni a la población, han terminado por disgustar a prácticamente todos. Los únicos que, como es lógico, se han beneficiado enormemente son los grandes especuladores financieros y los capitalistas relacionados con ellos, en particular la industria de la exportación, que en muchos casos no han parado la producción ni siquiera una semana, en detrimento de todos los demás ámbitos sociales y económicos penalizados por las medidas prolongadas. Emisioras tv y tertulias han llegado a diseccionar los buenos hábitos íntimos, pero las fábricas, los call-centers y los desplazamientos ni siquiera los han mencionado en los distintos decretos, salvo el primer y único cierre de la primavera de 2020, tras el cual entró en escena el dicktat del poder económico sintetizado en el eslogan “vivir con el virus”. Para ocultar su falta de preparación no podían hacer otra cosa. Las medidas adoptadas cerca del pico epidémico sólo mitigan los resultados más catastróficos sobre el sistema sanitario, pero no evitan decenas de miles de víctimas cada vez, cuando en cambio sería conveniente y necesario “hacer como China” para controlar la propagación de los contagios: bloqueo (con las correspondientes pruebas y rastreos masivos) durante un periodo limitado pero anticipado y la coordinación de todos los sectores y organizaciones de masas -en el caso italiano se trata de todo el tejido del tercer sector, las asociaciones y el voluntariado que existe y se estimula la creación de redes de solidaridad popular adecuadas, estas realidades que también han empezado a surgir para hacer frente a la emergencia. Lo que ha faltado es la voluntad política institucional, por un lado, arrastrada por todas partes a la sumisión a los intereses de los grandes grupos económicos, y la capacidad, la autonomía y la fuerza de los comunistas, por otro lado, para identificar y proponer a tiempo las medidas que hay que poner en marcha, las decisiones oportunas que hay que aplicar, dejándose a menudo influenciar por las opciones oportunistas y convenientes o por la sumisión generalizada alimentada arteramente por la patronal entre las amplias masas (colismo). Las fuerzas políticas o sindicales organizadas -salvo contadas excepciones- no han pedido ni reclamado que se tomen medidas enérgicas de contención al principio y no en medio de cada ola de contagio. En esta fase, la de la toma de decisiones, a menudo prevalecen las movilizaciones funcionales, que piden aperturas, cuando más bien hay que cerrar todo, aunque sea por unos días, para obtener resultados significativos y duraderos. Se mantuvieron subordinados a los que no querían medidas de contención, con el resultado de que los daños sanitarios en términos de muertes y casos graves, el contagio de los trabajadores y sus familias, y los daños a la economía generalizada y a la vida social, fueron cada vez mayores. Si por un lado la denuncia de las evidentes responsabilidades de algunos administradores (véase el caso de la administración Fontana en Lombardía, claramente subordinada a las líneas dictadas por Confindustria) en la propagación del contagio fue objeto de una campaña positiva a finales de la pasada primavera, por otro lado no fue seguida de una política consecuente y agregada en el periodo posterior, cuando algunos “expertos” hablaron del “virus desaparecido”, o cuando torpemente los responsables de la toma de decisiones negaron el inicio de la segunda y tercera oleada, evitando así las necesarias medidas de contención oportunas.
Ante la ausencia de cobertura vacunal no queda más remedio que operar una contención basada en el control del contagio, con paradas rápidas y concentradas en el tiempo, para evitar esa cronicidad de medias tintas que tanto daño ha causado a la vida social sin resolver los aspectos sanitarios. Todo esto no es fruto de la casualidad, sino de los cálculos de quienes han considerado como aspecto central no la salud colectiva y la protección de las condiciones materiales, sociales y económicas de las personas, sino el PIB, la facturación y los beneficios de las grandes empresas capitalistas que, si nos fijamos bien, en muchos casos no han perdido un solo día de negocio, sino que ni siquiera han pagado el funeral de quienes han perdido la vida como consecuencia de este cínico cálculo.
La judicatura del Estado italiano, tan diligente en la investigación de quienes han denunciado las consecuencias de esta masacre social y material (y aquí de nuevo reiteramos toda nuestra solidaridad con las compañeras y compañeros investigados)[2], con más de cien mil muertos más en 2020 y una esperanza de vida disminuida en al menos un año, poco se ha preocupado por la falta de seguridad y controles en los centros de trabajo, en las fábricas y en la red logística; verdaderos motores de contagio junto con un desplazamiento que ha visto poca acción en la red de transporte público. Los grandes centros de trabajo deben ser controlados con pruebas aleatorias e hisopos de todo el personal y, si es necesario, cerrados durante unos días. Es necesario proporcionar apoyos economicos y garantizar los salarios de los empleados en los lugares de trabajo en los que se produzcan brotes, ya que de lo contrario se convertirán, como ha ocurrido, junto con los desplazamientos, en una fuente de contagio. Las pruebas de todos los empleados y la reapertura segura deben ser el centro de las reivindicaciones sindicales.
En este punto hay que ser claros y explícitos: ante una epidemia, el disciplinamiento de los movimientos de la población en función de los propios intereses de las grandes masas de la población, es inevitable y frente a esta necesidad caen todas las ilusiones y la cháchara liberal fuera de tiempo sobre la presunta “libertad de movimientos” como un valor absoluto que no existe en ningún país socialista (y para ser claros ni siquiera en los países de tradición liberal).
En estos temas los comunistas no pueden hacer nicho, como en las vacunas que deben ser reivindicadas como un derecho de todo ser humano y no ser objeto de mercantilización, aunque actualmente los precios estén regulados no por la “ley del libre mercado” sino por acuerdos entre estados (entre los que, sin embargo, está en marcha un juego geopolítico con evidentes vientos de guerra). La prioridad y el acceso a estos instrumentos debe ser objeto del más estricto control público y popular, organizado y consciente, no porque de otra manera las vacunas en su aspecto de “mercancía” no sean fiables (casi todos los instrumentos que utilizamos en nuestra vida, incluidos los medicamentos, el ordenador, están fabricados en régimen capitalista, lo que no implica que no funcionen) sino porque, como vemos, el mecanismo de competencia y confrontación geopolítica lleva a ralentizar lo que sería muy urgente y necesario. Los comunistas están en contra de la globalización capitalista y del “neoliberalismo”, no están en contra de la necesaria globalización de las fuerzas productivas, porque esto forma parte del desarrollo del carácter colectivo de estas fuerzas y de su naturaleza social. Los comunistas no son ludistas que despotrican contra las máquinas, contra la ciencia y la tecnología, contra la racionalidad, sino que luchan por sustraer esas máquinas, esa tecnología y esa ciencia al control de las actuales clases dominantes hasta ponerlas bajo la dirección de un gobierno que defienda auténtica y coherentemente los intereses populares. Estos aspectos, precisamente para no quedar suspendidos en la nube de los máximos sistemas, deben ser objeto de un programa compartido para un gobierno popular de emergencia, que recoja las voces y fuerzas presentes no sólo de los estrechos círculos militantes, sino de los trabajadores organizados en sus centros de trabajo y de la amplia red de organizaciones populares y territoriales. No debemos alimentar lecturas irracionalistas y retrógradas, como la psicosis contra vacunas que racional y científicamente no tienen razón de ser, u otras tendencias reaccionarias que se han desarrollado con fuerza en muchos países, incluido el nuestro.
Si entre las amplias masas de la población hay sectores que de forma totalmente legítima alimentan dudas sobre las vacunas, o se muestran subalternos a algunas tendencias de tipo objetivamente reaccionario, hay que arrastrarlos con el ejemplo de no “hacer la guerra a las vacunas” sino dirigir este rechazo a las clases dominantes de hoy (pero ya no dirigentes), es decir, a los responsables de la especulación o de los juegos geopolíticos para los que la salud de la gente no vale nada (¡no contra los centros de vacunación o las ambulancias o los trabajadores del sistema público de salud! ), es decir, hacia quienes han hecho la calculada elección de no actuar con prontitud en las medidas de contención para no tocar ciertos intereses claramente considerados -en esta sociedad capitalista- más importantes que el bien supremo de la protección de la salud y la vida colectivas de cientos de miles de personas. Esta es la mejor manera de tener la certeza de que los tratamientos y las vacunas se utilizarán, en el mejor de los casos, en nuestro propio interés y no en el de quienes especulan con los medicamentos y las vacunas o con cualquier otro descubrimiento científico e invención tecnológica, al igual que ocurre con cualquier otra mercancía en régimen capitalista.
La situación actual en Italia y en Europa se cubre ahora con una campaña de descrédito de la misma estrategia vacunal, confundiendo la práctica normal de seguridad y farmacovigilancia con una propaganda terrorista sobre el uso de las vacunas, con las autoridades europeas que son incapaces de garantizar una vacunación segura lejos de los continuos picos epidémicos. Los juegos geopolíticos sobre aspectos que conciernen a la protección de la salud colectiva -también aquí es bueno subrayarlo- frenan la posibilidad de una mayor disponibilidad de dosis de vacunas (por ejemplo, retrasando la evaluación de las vacunas de producción rusa o china), limitan la máxima disponibilidad en la recepción de las cantidades necesarias de dosis de los diferentes productores, levantan barreras y desprestigian las campañas dictadas por la competencia entre los diferentes productores, patentes y estados, y frustran lo que debería estar en el centro del interés público.
Sabemos que los comunistas no han logrado hasta ahora establecer el socialismo en ninguno de los países plenamente imperialistas, es decir, en ninguno de los países donde las fuerzas productivas han alcanzado un desarrollo más avanzado que en los países (semi)feudales y/o (semi)coloniales. Asistimos a una innegable marginalidad política y a un notable retraso en la comprensión de la nueva fase pandémica. El Movimiento Comunista Consciente y Organizado del último siglo ha logrado históricamente establecer el socialismo sólo en algunos de estos países (semi)feudales y/o (semi)coloniales a través de Revoluciones Antiimperialistas, Guerras de Liberación Nacional y Revoluciones de Nueva Democracia, transformando la guerra imperialista en una guerra civil contra la Burguesía Imperialista, durante la primera oleada de la Revolución Proletaria Mundial (aproximadamente desde 1917 hasta 1976), desde la Rusia zarista hasta la China feudal, desde Cuba hasta Vietnam, desde la República Popular de Corea hasta Laos, desde los países de Europa del Este hasta algunos países africanos, así como las experiencias revolucionarias en América Latina, donde durante largos períodos las fuerzas antiimperialistas y comunistas han afirmado el control territorial, aunque no han podido conquistar el poder. Sabemos que las limitaciones ideológicas y los errores de los comunistas de los países imperialistas no les han permitido tener el éxito necesario para evitar el reflujo del Movimiento Comunista Internacional. Es decir, la Revolución Proletaria sólo triunfó en aquellos países en los que las fuerzas productivas y las infraestructuras no estaban aún plenamente desarrolladas, como ocurre en los países imperialistas. El propio Lenin señaló que en los países oprimidos habría sido más fácil hacer triunfar la Revolución Proletaria, pero habría sido más difícil construir el Socialismo; por el contrario, en los países imperialistas habría sido más difícil hacer triunfar la Revolución (lo que es aún más cierto a la luz del desarrollo posterior de los regímenes de contrarrevolución preventiva en los Estados burgueses) y más fácil construir el Socialismo, dado el desarrollo más avanzado del carácter colectivo de las fuerzas productivas. Incluso en los países imperialistas, las tendencias revisionistas, no científicas y no revolucionarias se abrieron paso en varias ocasiones, hasta desembocar en las principales tendencias del revisionismo moderno, pero hace apenas cien años, precisamente en el contexto de una crisis de posguerra y pospandémica no resuelta, tomaron forma las movilizaciones reaccionarias de masas, que las clases dominantes supieron dirigir hacia el movimiento fascista. No han faltado en los últimos meses episodios y movilizaciones con características ambiguas, cuando no abiertamente reaccionarias, reivindicando la inexistencia de una emergencia que ha acortado en un año la esperanza de vida en Italia, con el resultado de más de cien mil muertos más al año. Están en un error quienes han identificado como enemigo las formas necesarias de protección y prevención sanitaria, o la búsqueda de vacunas, y no el hecho de que estas medidas, si han sido poco efectivas y de duración interminable, es precisamente porque se ha optado cada vez por negar la emergencia y la intervención oportuna, en favor de la actividad económica y productiva inmediata. Al cabo de un año vemos los resultados de este enfoque repetido, hecho de retrasos y medias tintas. Resultados trágicos tanto a nivel sanitario como socioeconómico.
Como afirma el camarada Fabrizio Chiodo -que obviamente conoce el tema, al ser colaborador del centro Finlay de la Habana para la producción de vacunas cubanas-, el propio concepto de vacunación contradice los intereses del capitalismo porque se basa en la prevención y no en la curación. Ahora se sabe, de hecho, que es mejor prevenir que curar, pero curar en lugar de prevenir suele ser más rentable para la especulación y el parasitismo de los capitalistas, sus farmacéuticas, los sistemas privados de salud. La prevención (y por lo tanto también los instrumentos de vacunación que son parte indispensable de ella) es el arma más eficaz que la organización socialista de la sociedad puede aprovechar. El fracaso de la ideología del “libre mercado” y la crisis del modo de producción capitalista ante la emergencia es hoy innegable. Todo ello pone a la orden del día la necesidad de la instauración del socialismo como respuesta a ésta y a las grandes urgencias que afligen a la humanidad, como modelo de desarrollo calibrado a las necesidades humanas. La prevención y la salud colectiva valorada al máximo estarán en el centro de las batallas de los próximos años. Un reto para los países socialistas y antiimperialistas, pero también en los países donde el socialismo aún no se ha establecido. El socialismo es la prevención antes que la cura.

[1] Un Comité Popular no domesticado y que pone de manifiesto públicamente las responsabilidades de Confindustria y de las autoridades institucionales subordinadas a ella por la masacre provocada por la mala gestión de la pandemia en Bérgamo, acaba inevitablemente “atenuado” y criminalizado por quienes tienen todo el interés en desacreditarlo (véase la página homónima del Comité Popular fb).
___
Dos semanas después de su publicación, y tras más de un año desde los anteriores artículos “Il Covid dà i numeri! ” e “Italia: reflexiones sobre la pandemia y la validez del distanciamiento social”, además de la confirmación de los resultados chinos, vietnamitas y de otros países, es interesante el estudio publicado en la destacada revista científica The Lancet donde se ponen de manifiesto los efectos y las consecuencias de forma comparativa, en términos de impacto en la vida social, en las consecuencias sanitarias, en las consecuencias a nivel económico de las dos vías: la vía de las medias tintas seguida, por ejemplo, por los países europeos y la vía de una contención férrea y limitada en el tiempo. El estudio, basado en datos y comparaciones entre los dos enfoques diferentes, va en la dirección de confirmar en esencia lo que se ha afirmado aquí desde marzo de 2020 en los artículos mencionados. 
En The Lancet, una comparación entre los resultados de la estrategia de medidas de mitigación a medias (intervenciones graduales de mitigación orientadas a no sobrecargar el sistema sanitario y sin impacto en el sistema productivo) y los conseguidos mediante la estrategia de erradicación de #zerocovid a través de la contención estricta de la infección, las pruebas masivas, el seguimiento, la reapertura.
La comparación muestra, entre otras cosas:
– Desde el punto de vista sanitario, las muertes por COVID-19 por cada millón de habitantes en los países de la OCDE que optaron por la estrategia de contención y erradicación (Australia, Islandia, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur) fueron unas *25 veces menores* que en los países de la OCDE que prefirieron la mitigación a medias y “vivir con el virus”, incluida la Italia posterior al bloqueo del año pasado.
– Quienes piensen que la táctica de las medias tintas ha servido para “proteger la economía” en general, pueden ver cómo en los cinco países que optaron por la estrategia de contención y erradicación territorial, el crecimiento del PIB volvió a los niveles previos a la pandemia ya a principios de 2021, viceversa por nosotros el crecimiento sigue siendo negativo y así en el resto de países de la OCDE que han seguido el tortuoso camino de las medias tintas. En particular, esto se hizo para no detener la producción y las actividades principales, incluso sólo dos semanas al comienzo de cada ola, antes de un fuerte crecimiento numérico exponencial. Al coste en vidas humanas se suma el coste económico y social, con un impacto desastroso en la economía y las actividades culturales generalizadas. En la práctica, en el altar del beneficio de las exportaciones, se sacrificaron las vidas de decenas de miles de personas, así como las condiciones materiales de existencia de millones de trabajadores, con las pequeñas empresas al borde del abismo y los despidos a las puertas.
– Los que ladraron que “nos están encerrando” en el momento del primer y único encierro, alentando las medias tintas prolongadas, verán que en lo que respecta a las restricciones, las libertades se han visto más afectadas en los países de la OCDE que han optado por la mitigación y las medias tintas. De hecho, las enérgicas medidas adoptadas por los países para la rápida contención, el control de los contagios hasta la erradicación de cualquier brote, la rápida resolución del problema ha devuelto rápidamente la vida social y la economía generalizada a la normalidad, como ya ha demostrado el éxito histórico en la República Popular China bajo el liderazgo del PCC y las autoridades científicas y sanitarias locales.
Hay quien piensa que el debate entre la mitigación de las medidas a medias y la estrategia de contención es una cuestión académica, carente de interés político u objeto de una polarización inútil, porque pronto la vacuna resolverá todos los problemas, o porque la llegada del verano hará que se vuelva a decir que el virus ha desaparecido clínicamente (pero este año no salimos del encierro de Conte, sino de la línea Bolsonaro de Draghi). De hecho, décadas de experiencia dicen que las vacunas por sí solas no son decisivas y no en poco tiempo, las vacunas pueden mitigar pero no resolver mágicamente.
La erradicación de la viruela supuso una lucha de décadas y la vacunación fue acompañada de campañas de comunicación y compromiso público, pruebas de población, seguimiento, lo mismo que con la polio. Lo que se hace con las epidemias, debe hacerse también con el covid si queremos librarnos de él, si no queremos seguir condicionados y subyugados durante largos años a esta situación, expuestos a todos los riesgos que conlleva.
Los que después de un año, en el ámbito político, insisten en la demora, no se posicionan, no tienen una línea sobre qué hacer para salir de la emergencia, siguen estando de acuerdo con las diversas tesis minimizadoras útiles para el capital, cuando no son dignos del reino de Q o ByoBlu u otros propagandistas de la irracionalidad, muestran incapacidad para analizar la realidad concreta y/o mala fe. En ambos casos tremenda subalternidad a una clase política e industrial entre las peores del mundo, de la que depende una tragedia sin precedentes recientes, tanto humana como sanitaria y económica social.
Enlace The Lancet 28 abril 2021: thelancet.com
Gracias a Alessandro Ferretti por las consideraciones y el informe del artículo.

¿A quién benefició la Republica Checa al revivir un escándalo a la Inteligencia rusa?

por theduran.com

Cuando una vez más nos enteramos de las travesuras de los “malvados” rusos, tenemos que profundizar mucho en busca de la verdad.

Los escándalos de espías que involucran a Rusia han dejado de sorprender desde hace mucho tiempo. Puede que no lo hayan notado, pero Bulgaria también expulsó recientemente a diplomáticos rusos por cargos de espionaje.

Desafortunadamente, ha habido muchos incidentes de este tipo. Esto puede indicar una activación alarmante de los servicios secretos rusos. Por otro lado, estos escándalos recuerdan cada vez más la historia del pastor que gritó: «¡Lobos!»

El día anterior, las autoridades checas expulsaron a 18 diplomáticos rusos que, según Praga, estuvieron involucrados supuestamente en un incidente hace siete años. En el 2014, se destruyó un depósito de armas en Vrebtice. Los medios de comunicación locales justificaron las acciones de los rusos por el hecho de que el almacén se utilizó para almacenar armas para Ucrania. Las entregas pasaron por alto el embargo cuando la lucha más feroz con los rebeldes prorrusos estaba teniendo lugar en Donbass.

“Yo, como Ministro de Relaciones Exteriores checo, he decidido expulsar a todos los empleados de la embajada rusa en Praga que han sido claramente identificados por nuestros servicios de inteligencia como oficiales de los servicios secretos rusos el Servicio de Inteligencia Exterior-SVR y el Directorio Principal del Alto Estado Mayor-GRU. En 48 horas, 18 empleados de la embajada rusa deben abandonar la República Checa”, dijo Jan Gamachek.

Incluso en esta etapa hay muchas preguntas. Cuando en la República Checa comenzaron a hablar sobre la participación de Petrov y Boshirov en el incidente de Vrebtice, el escándalo en general comenzó a parecerse a una parodia barata de las películas de Bond.

Los rusos Aleksandr Petrov y Ruslan Boshirov son conocidos por la saga de espías en Salisbury, Gran Bretaña. En marzo del 2018, se llevó a cabo allí el intento de asesinato del desertor Sergey Skripal, un ex empleado de los servicios secretos rusos. Londres ha culpado a Moscú del ataque, explotando despiadadamente el escándalo para cubrir los fracasos de Theresa May con el Brexit.

“Surgen muchas preguntas”, dijo el periodista checo Zdenek Batrak en un comentario para la publicación ucraniana “Strana”. — “Uno pensaría que los rusos solo tenían dos agentes que envenenaron a los Skripals y volaron los almacenes. Es un poco anecdótico”.

Hay otras rarezas en esta historia. Incluso el almacén supuestamente destruido por los rusos llama la atención. El complejo privado era tan secreto que ni los lugareños ni los funcionarios lo sabían. Sin embargo, el volumen de armas almacenadas allí sería suficiente para un pequeño ejército.

“Hay pruebas de que se trataba principalmente de un comercio de armas para Ucrania. ¿Cómo es posible que nuestras fuerzas de seguridad no lo supieran ya? No debería haber sucedido en absoluto”, dice Batrak.

Dudando de la veracidad de la versión del gobierno, el periodista cree que el escándalo está diseñado para resolver dos problemas. Las autoridades están tratando de desviar la atención pública de los problemas económicos internos relacionados con la pandemia de coronavirus. Al mismo tiempo, están tratando de silenciar un caso antiguo, porque se trata de la venta ilegal de armas a Ucrania. Este hecho, curiosamente, se ha pasado por alto.

Pero hay otras razones que podrían haber sido el detonante de una manipulación a tan gran escala. Recientemente, los servicios de seguridad rusos hicieron su propia incursión en Occidente, anunciando que estaban preparando un intento de asesinato de Alexander Lukashenko. Se alega que se llevó a cabo una operación en Bielorrusia «para reprimir las actividades ilegales» de Alexander Feduta y Yuri Zyankovich. Este último tiene ciudadanía estadounidense, lo que llevó a la acusación de la participación de Washington en el intento de asesinato.

“Zyankovich, según la información recibida, estaba conectado con los servicios secretos de Estados Unidos. En el territorio de Bielorrusia llevó a cabo búsquedas, intentó reclutar y sobornar al personal militar”, dijo Konstantin Bychek, jefe del departamento de investigación de la Comité de Seguridad del Estado de Bielorrusia-la KGB.

El Departamento de Estado niega la participación de la administración estadounidense en el incidente. Pero es bien sabido que Estados Unidos está del lado de la oposición bielorrusa, que busca la renuncia de Lukashenko. Este hecho, con la ayuda de los propagandistas del Kremlin, bien puede haber suscitado dudas sobre la piedad estadounidense entre el público occidental. Sobre todo porque para la CIA, los intentos de asesinato de políticos extranjeros son una práctica común. Naturalmente, en tal situación era necesario desviar la atención de las actividades de los servicios secretos estadounidenses a las de los servicios secretos rusos.

Hay otra versión, según la cual el escándalo se avivó para interrumpir las entregas a la República Checa de la vacuna rusa contra el coronavirus “Spútnik V”, así como un contrato importante de la corporación estatal rusa Rosatom.

En febrero, el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, prometió al presidente checo Milos Zeman garantizar el suministro de la vacuna “Spútnik V”. Dados los problemas de vacunación que afectan a los países de la Unión Europea, la decisión de llegar a un acuerdo con Moscú estaba justificada. Pero ahora Praga se ha visto obligada a rechazar el medicamento ruso.

«La única opción es centrarse en las vacunas que han sido probadas y aprobadas por la Agencia Europea de MedicamentosEMA»,-dijo el ministro de Relaciones Exteriores checo.

Para gran pesar de los 3 millones de víctimas del coronavirus, la propagación de la vacuna todavía tiene un contexto político y económico. Rusia ha sido acusada repetidamente de abusar de la “diplomacia de las vacunas”. Cuando los países occidentales prefirieron almacenar vacunas, Moscú promovió activamente su propio medicamento. Al hacerlo, no solo creó una imagen para sí misma, sino que también sacó del mercado de vacunas a empresas como la estadounidense Pfizer o la anglo-sueca AstraZeneca.

En cuanto a Rosatom, fue excluida de la licitación de la central nuclear de Dukovany después del escándalo del supuesto espionaje. Washington ha intentado antes disuadir a Praga de cooperar con la empresa rusa en la licitación para construir una nueva unidad de energía de 6.000 millones de euros. Ahora la República Checa tendrá que elegir entre la francesa EDF, la surcoreana KHNP y la estadounidense-canadiense Westinghouse, aunque Rusia ofreció un reactor de última generación dos veces más barato que sus análogos.

Por el momento, es difícil decir si los diplomáticos rusos fueron acusados ​​correctamente. Pero está muy claro quién se beneficia de este escándalo. Y no hay duda de que Joe Biden tenía influencia sobre Moscú justo antes de reunirse con Vladimir Putin. Suerte increíble.

Jhon Montesinos: “Legitimamos el compromiso de las universidades en la formación de la Criptoactividad”

La ideas es legitimar el conocimiento de la Criptoactivdidad y el Ecosistema Petro en el país.

La ideas es legitimar el conocimiento de la Criptoactivdidad y el Ecosistema Petro en el país.

por Yahvé Álvarez
Yahvealvarez1@gmail.com

En gira nacional desde el estado Zulia

En la cede la Universidad Unasur en el occidente del país, se promueve el conocimiento en la economías digitales como alternativa financiera positiva para el pueblo venezolano.

En gira nacional, de formación y divulgación instruccional la dinámica de la “Criptoactividad en Venezuela se legitima desde el pódium que ofrece la educación superior del país”, puntualizo en experto en Criptomonedas Jhon Montesinos.

El especialista en economía digital, Jhon Montesino, Secretario General de la Criptoactivo del Federación venezolana de Estudiantes Universitario (FVEU), y presidente de la Red de Entusiasta en Criptoeconomía (REC), desde el Centro De Investigación Administrativos, Contables y Económicos, del Municipio Colon Santa bárbara Estado Zulia, aseveró que “En esta nueva esta económica del país, producto de la agudización del bloque y las sanciones económicas del exterior, las universidades públicas de la nación, proponen legitimar el conocimiento de la zona Critopactivo, como mecanismo alternativo para oxigenar las finanzas del país”.

Contenido de la actividad

No obstante sobre la base de esta realidad, el especialista en economía digital, Montesinos, el Criptoentusiasta presentó una ponencia, titulada, “Criptomonedas y Ecosistemas Petro”, como parte de una agenda de gira nacional, orientada en informar en términos pedagógicos “la importancia que juega, en las universidades y centros de investigación especializados en la materia, la generación del conocimiento necesaria y practico, en la población general, todo esto para hacer posible una nueva cultura positiva en el país, en el uso productivo y óptimo de la dinámica que juega la Criptoactividad, para la sana finanzas de la nación, y su relación comercial con sus socios estratégicos fuera del país”.

Esta actividad académica y de divulgación pedagógica, estuvo acompañado con los especialistas en el área de la economía digital como Carlos Oñates Vicepresidente de la REC y Francisco Bueno, como coordinador REC para el área centro occidental del país; todo esto con el apoyo de las autoridades regionales del estado Zulia, y los miembros del Consejo Universitario de las instituciones de formación superior visitadas en la zona.

Es importante subrayar, que todo esto este esfuerzo de gira nacional, es para hacer posible, los preparativos del “II Congreso Nacional de Criptoactivos” Aragua 2021, actividad a realizarse entre los días 22 al 24 de abril del presente años. “EL PETRO EXISTE Y ES REAL EN LA ECONOMÍA DEL PAÍS”.

 

Che prezzo ha la pace?

Nessuna descrizione della foto disponibile.di Giuseppe Acciaio 

Alla fine del 2020 l’esercito australiano ha pubblicato il resoconto dei crimini di guerra commessi dai propri soldati in Afghanistan, i cui particolari hanno scosso tutte le comunità del mondo e hanno inferto un duro colpo alla reputazione politica del continente verde, uno dei principali alleati degli Stati Uniti al di fuori della NATO nella protezione e promozione della democrazia e dei valori europei.

Tanto acclamato rapporto è il frutto di un’indagine durata quattro anni, svolta sotto la guida del giudice e l’ispettore generale delle forze armate Australiane Paul Brereton. Il motivo di tale indagine è stata la relazione presentata dalla sociologa Samantha Crompvoets, che stava effettuando la ricerca sul servizio dei soldati delle forze armate speciali. Durante le numerose interviste dei soldati, lei ha scoperto che alcuni di loro hanno ucciso diversi afgani disarmati, cosa che lei ha immediatamente segnalato al comando dell’esercito australiano.

Dopo aver verificato numerosi fatti, descritti dettagliatamente dalla sociologa, la commissione capeggiata da Brereton è arrivata alla conclusione, che nel periodo della permanenza del gruppo internazionale nell’Afghanistan i soldati australiani hanno ucciso come minimo 39 civili e prigionieri. E due persone sono state sottoposte a delle torture.

Oltre alle prove fornite nel documento che testimoniavano i 39 omicidi commessi dall’élite delle forze speciali australiane, si è scoperto che le vittime dei soldati non erano i terroristi, come l’Occidente voleva credere e presentare al mondo intero, ma civili e i presunti membri dei gruppi radicali che al momento del massacro erano disarmati e non rappresentavano alcuna minaccia.

Ancora più scioccante è il fatto che gli omicidi dei civili, come segue dal rapporto, erano fondati su una specie del codice interno, esistente tra gli ufficiali militari noto anche come “il battesimo di sangue”, che doveva istruire i giovani soldati, arrivati per la prima volta nella zona di guerra, sottoponendosi a questo rito barbarico. Inoltre non era affatto necessario di scendere sul campo di battaglia, per nascondere le barbarie, i valorosi difensori dei valori e principi morali europei ai corpi martoriati aggiungevano le trasmittenti e gli armi per inscenare la minaccia.

Tra numerose atrocità elencate nel report vi è un episodio scioccante, che resterà impresso a lungo nelle menti della comunità mondiale, compromettendo del tutto l’immagine delle forze militari Australiane.

 Nel poco lontano 2012, durante il pattugliamento della zona i soldati australiani avevano fermato due adolescenti afgani i quali erano sospettati di essere collegati ai talebani.Durante la loro perquisizione non è stato trovato nulla di illegale, ciò nonostante i militari hanno tagliato senza pietà la gola ai quattordicenni,dopodiché li hanno messo nei sacchi e scaricato i corpi nel fiume più vicino. Purtroppo questo è solo un esempio, preso a caso, dal rapporto sui crimini commessi dalle forze speciali australiane in Afghanistan.

Oltre al fatto stesso degli omicidi di massa dei civili afgani, ancora di più suscita la preoccupazione il fatto che non è stata aperta alcuna indagine e la notizia di tali atrocità è sfuggita dall’attenzione delle organizzazioni internazionali per la tutela dei diritti umani, e i colpevoli restano a giorno d’oggi del tutto impuniti.

Il capo delle forze armate Australiane Angus Campbell per le barbarie dei suoi subordinati si è scusato pubblicamente davanti al paese, e per non danneggiare ulteriormente l’immagine ha annunciato una serie di riforme nella struttura militare e il riesame dell’assegnazione delle onorificenze dei soldati che hanno prestato il servizio militare in Afghanistan.

Il Primo Ministro australiano Scott Morrison ha chiesto pubblicamente scusa per gli omicidi al Presidente Afgano Ashraf Ghani, gli ha promesso che punirà severamente le persone che li hanno commesso. Anche se, a giorno d’oggi, a parte le vuote promesse nulla è stato fatto.

La maggior parte dei difensori dei diritti umani in Australia è convinta che il processo contro gli assassini si protrarrà per gli anni, in modo che, nessuno dei colpevoli sconterà la pena per i crimini commessi. Tuttavia l’indifferenza australiana all’argomento in qualche modo si spiega con la cinica indifferenza delle autorità afgane. Il presidente Ashraf Ghani ha accettato le pubbliche scuse del Primo Ministro, in prospettiva di non compromettere futuri investimenti e gli aiuti dell’Occidente, affrettandosi a dimenticare gli omicidi dei propri compatrioti. 

L’Europa insieme alle sue infrastrutture per la tutela dei diritti umani, ha preferito di non mettere sotto i riflettori le atrocità commesse per non danneggiare l’immagine dei valori europei, radicata nella società mondiale che esclude a priori la commissione di atti barbarici con tale violenza.

 Anche se gli atti sopramenzionati, nella loro sostanza sono i sintomi di una società psicologicamente malsana. In questa prospettiva, l’accettazione e la consapevolezza di tale piaga, e la sua discussione potrebbe essere il primo passo per il suo sradicamento e cura. Dopotutto, nessuno di noi vorrebbe incontrare in tempi pacifici le persone che hanno commesso tali crimini.

È importante sottolineare che il report di Brereton è solo la punta dell’iceberg, in realtà, tali omicidi vengono commessi più spesso di quanto si crede non solo dai rappresentati del contingente australiano, ma anche da altre forze alleate, dove negli Stati Uniti tutto questo è sostenuto da una sorta del “codice del silenzio”, che a sua volta produce un circolo vizioso per commettere altri crimini.

A questo proposito, è del tutto lecito chiedersi: l’Europa e l’Occidente hanno il diritto morale di promuovere gli alti valori della democrazia con le armi in mano, se i loro rappresentanti, portatori di questi valori, calpestano sfacciatamente e cinicamente ciò che è il cardine fondamentale dello sviluppo della società moderna –  la vita e i diritti umani?

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe artigos e a obra do teólogo, filósofo, escritor e professor Leonardo Boff

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

tarot Co_creador

donde las líneas de la vida y el alma convergen

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

Sonia Serravalli - Opere, biografia e altro

Se non vedi i miracoli, non significa che non esistano

rivoluzionando

La Rivoluzione del Popolo

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: