Chávez y el poder constituyente

di Dario Azzellini*

“No, el Poder Constituyente no puede congelarse, no puede ser congelado por el poder constituido. […] Algunos autores hablan del carácter terrible del Poder Constituyente. Yo creo que es terrible el Poder Constituyente, pero así lo necesitamos, terrible, complejo, rebelde. No debe someterse el Poder Constituyente […], el Poder Constituyente es y debe ser –compatriotas– potencia permanente, potencia transformadora, inyección revolucionaria para reactivar, muy de cuando en cuando, nuestro proceso bolivariano” (Chávez Frías, Hugo, 2007, “Fragmentos del Discurso de toma de posesión” en Instituto Metropolitano de Urbanismo (IMU), Taller Caracas, El Poder Popular. Serie Ensayos. Propuestas para el debate, Caracas: IMU, 4-5).

Durante las últimas décadas a nivel internacional uno de los principales puntos de discordia en la izquierda favorable a una profunda transformación social, y especialmente en America Latina, fue la cuestión de la toma del poder. O hasta que punto colaborar con instituciones, o más bien rechazar cualquier implicación con el Estado. Podríamos definir esas dos visiones generales de grosso modo como conceptos “desde arriba” y “desde abajo”. Con el ascenso del Comandante Hugo Chávez Frías a la presidencia a principios del 1999, se inauguró en Venezuela un proceso de profunda transformación social orientado desde una izquierda amplia, que incluía desde posturas socialdemócratas, nacionalistas revolucionarias, desarrollistas y socialistas, hasta las diferentes corrientes de la izquierda revolucionaria y variadas expresiones de movimientos populares. Esta confluencia de estrategias “desde arriba” y “desde abajo”, generalmente consideradas incompatibles, obligó a toda las izquierdas a repensar varias categorías. Entre estas se encuentran las evaluaciones sobre el Estado, la economía, la participación, la democracia y alrededor de las estrategias y los caminos de la transformación social.

Una idea guía normativa del proceso bolivariano reside en la prioridad del poder constituyente, entendido no como temporal o situación de delegar el poder y/o soberanía, sino como fuerza creadora permanente del pueblo, que se impone, a la vez, al poder constituido. Así, se rechaza la lógica de la mediación propia a la separación entre “sociedad civil” y “sociedad política”. Se trata más bien de fomentar el potencial y capacidad directa de la base popular, en analizar, decidir, ejecutar y evaluar lo que concierne a su vida. El poder constituyente remite a los consejos en general, al Poder Popular y el concepto básico del Estado Comunal.

En Venezuela la idea de la prioridad del poder constituyente se abre camino desde los movimientos populares a partir de los 80’s. En los 90’s se descubren las coincidencias con los escritos del filósofo e activista italiano Antonio Negri. Chávez asume la postura de los movimientos ya en tiempos del MBR-200, leyó el libro de Negri en la cárcel (1992-1994), lo nombra como influencia importante en el desarrollo del proyecto bolivariano y lo siguió citando con frecuencia, como p. e. durante su acto de juramentación como presidente en enero del 2007 y en la justificación de la propuesta de reforma constitucional del mismo año. En una relación dialéctica entre Chávez y los movimientos populares se va construyendo un nuevo camino para la transformación social.

La revolución como proceso

El poder constituyente es la potencia, la capacidad legítima creadora que reside de manera colectiva en los seres humanos, la capacidad de crear algo nuevo, sin tener que derivarlo de lo existente y sin tener que someterse a lo anterior. El poder constituyente, siendo omnipotente y expansivo, ha sido y es la justificación y el fundamento de toda revolución, democracia y república. Así que el poder constituyente es el motor más grande de la historia, la fuerza social innovadora más importante y potente. Sin embargo históricamente el poder constituyente aunque sea fuente de legitimidad, apenas había cumplido con su función de legitimar la existencia del poder constituido, fue callado y despojado de su posibilidad de actuar de parte del mismo. La pregunta es entonces cómo hacer que el poder constituyente tenga constantemente la posibilidad de irrumpir y modelar el presente, de dar impulsos y crear algo nuevo que no derive de lo viejo. Revolución no se entiende entonces como un acto de toma de poder, sino como proceso amplio de construcción de lo nuevo, un acto de creación e invención. Esto también es un legado del proceso bolivariano a los movimientos del continente americano y más allá.

El proceso de construcción “a dos bandas”, con enfoques y estrategias desde abajo y desde arriba, parecido a el que se da en Venezuela, ha llegado a ser característico para varios contextos de transformación social en America Latina. El proceso venezolano incluye la participación de organizaciones de corte tradicional, de grupos y organizaciones nuevas y autónomas, de corrientes estado-céntricas como también antisistémicas. Según la orientación normativa del proceso el poder constituyente, o sea la capacidad creadora colectiva legitima y soberana de los seres humanos, que se expresa en los movimientos, en la base social organizada, es el principal agente de cambio. Mientras el poder constituido, el Estado y las instituciones, deben garantizar el marco y las condiciones del proceso. Aunque no libre de contradicciones y conflictos, el enfoque “a dos bandas” ha podido mantener y profundizar el proceso de transformación social en Venezuela.

En el 2005 Chávez clasifica el socialismo como única alternativa para la superación necesaria del capitalismo. Y a partir del 2007, la participación se sitúa oficialmente en un contexto con poder popular, democracia revolucionaria y socialismo. A causa de las dificultades evidentes de definir un camino claro hacia el socialismo o un concepto claro de lo que es socialismo hoy en día, la meta se define como socialismo del Siglo XXI, el cual está en pleno desarrollo y debate. El nombre sirve también para diferenciarlo de los “socialismos reales” del siglo XX. El proceso de búsqueda y construcción está orientado principalmente por valores como colectividad, igualdad, solidaridad, libertad y soberanía.

Superar el Estado burgués

A partir de enero de 2007, Chávez plantea superar el Estado burgués a través de la construcción del Estado Comunal, retoma así un debate que viene de las corrientes antisístemicas y lo generaliza. La idea principal es que se formen estructuras de consejos de todo tipo (Consejos Comunales, Comunas y Ciudades Comunales) que irán sustituyendo gradualmente al Estado burgués. El Estado no se concibe como un instrumento neutral (matriz leninista) o entidad autónoma (como en la tradición burguesa o socialdemócrata), sino como producto integral del capitalismo, que como tal, debe ser superado. Como se planteaba en la reforma constitucional rechazada en el referendum del 2007, el futuro Estado Comunal debe estar subordinado al poder popular, el cual suplanta la vieja sociedad civil burguesa. Así se plantea la superación de la escisión entre lo económico, lo social y lo político, entre la sociedad civil y la sociedad política, base del Estado burgués y del capitalismo. Mientras al mismo tiempo se supone evitar la centralidad y su condición absoluta como en los países del “real-socialismo”.

De parte del gobierno y de la base del proceso bolivariano hay una declarada voluntad de redefinir Estado y sociedad a partir la interrelación entre arriba y abajo y, así, abrir una perspectiva rumbo a la superación de las relaciones capitalistas. Según la orientación normativa del proceso, el Estado siendo parte de lo viejo, no es visto como el agente de cambio, sino que el papel central le corresponde a los movimientos, al pueblo organizado. El Estado se supone debe acompañarlos, ser facilitador de los procesos desde abajo, para que desde el poder constituyente, vayan surgiendo mecanismos y soluciones para transformar la sociedad. Al Estado le compete garantizar los contenidos materiales que requiere la realización del bien común. Este concepto ha sido repetido en varias ocasiones por Chávez, es compartido por la mayoría de los movimientos organizados.

El gran desafío está en mantener el proceso abierto y desarrollar una practica desde arriba que apoye, acompañe y fortalezca el “desde abajo” sin cooptarlo o limitarlo. Al mismo tiempo, se busca crear estrategias desde abajo que hagan posible ser parte activa de la construcción de lo nuevo, sin dejarse cooptar desde arriba o perder la iniciativa frente al Estado y sus instituciones.

Se trata entonces, de una relación entre poder constituyente y poder constituido; en la cual el primero sigue dando los impulsos y es fuerza creadora de lo nuevo. Unas de las preguntas evidentes es: sí es posible y hasta qué punto el Estado y sus instituciones pueden lograr la superación de las propias formas interrelacionados con los movimientos de abajo y sí mecanismos de organización de base iniciados o fomentados por el Estado pueden en realidad desarrollar una autonomía relativa (de organización, debate y decisión) del mismo, condición para que puedan transformar al Estado. Reconocer eso, valorar y fomentar las iniciativas desde abajo y contribuir así a posibilidades de una redefinición de caminos revolucionarios y socialistas en el siglo XXI con relevancia global es uno de los grandes legados de Chávez.

 

*author and film maker, assistant professor at the Johannes Kepler University Linz, Austria, holds a PhD in political science and a PhD in sociology. He partly lived and worked in Venezuela with communal councils, communes, workers control, rural and urban movements between 2003 and 2012. He has published several books, essays, and documentaries. Among these the internationally acclaimed documentaries “Venezuela from below” (2004), “5 factories – workers control in Venezuela” (2006), and “Comuna under construction” (2010). He also published the books: “Caracas, sozialisierende Stadt” (Berlin: b books, 2013); “Partizipation, Arbeiterkontrolle und die Commune” (Hamburg: VSA, 2012) and “Venezuela bolivariana. Revolution des 21. Jahrhunderts?“; (Cologne: Neuer ISP Verlag). Together with Immanuel Ness he edited “Ours to Master and to Own. Workers’ Control from the Commune to the Present” (Haymarket 2011). With Marina Sitrin he is co-author of “Occupying Language” (Occupied Media Pamphlet 2012) and the forthcoming volume “They Can’t Represent Us. Reinventing Democracy From Greece to Occupy” (Verso 2013). Several books have been translated into different languages. He also founded the web site workerscontrol.net.
More information: http://www.azzellini.net. Contact: dario@azzellini.net

Lascia un commento

Spam e commenti che non apportano alcuna informazione utile non sono ammessi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: