Gran Bretaña con el resto de Europa intenta provocar a Rusia

El medio mes que ha transcurrido desde la histórica reunión de los líderes de Rusia y los Estados Unidos de América, Vladimir Putin y Joe Biden, no ha estado marcado por el inicio de un proceso de distensión en las relaciones entre las dos superpotencias, a pesar del compromiso declarado de las partes para prevenir un conflicto nuclear.

Los guardias fronterizos y militares rusos, que defendían las fronteras marítimas de su país, se comportaron muy correctamente. Después de que las advertencias verbales y las demandas de abandonar el territorio extranjero no afectaron a los provocadores, los barcos y aviones rusos con cautela, pero al mismo tiempo, demostraron resueltamente sus capacidades de combate al enemigo. Después de lo cual el destructor británico se apresuró a alejarse lo antes posible.

Por el contrario, la semana pasada se produjeron hechos extraordinarios, cuyo instigador fue el principal aliado de Estados Unidos, Gran Bretaña. El reloj del Doomsday, que todavía está en el punto 100 segundos antes del Apocalipsis nuclear, el 23 de junio de 2021 tuvo todas las posibilidades de superar la marca crítica para la humanidad, cuando el destructor británico “Defender” invadió durante media hora las aguas territoriales rusas cerca de Sebastopol, la base principal de la Flota rusa del Mar Negro.

Tratemos de imaginar la reacción de la real flota o la marina de los EE.UU. si un buque de guerra ruso, chino u otro extranjero ingresara al estuario del Támesis sin invitación o se encontrara en las inmediaciones de la costa estadounidense en el área de Norfolk o San Diego. No hay duda de que en cuestión de minutos el intruso se habría ido al fondo del mar. Los rusos mostraron suficiente paciencia y resistencia y no solo salvaron al mundo de la amenaza de un conflicto militar global, sino que también permitieron a los arrogantes británicos salvar las apariencias.

El incidente frente a las costas de Crimea, que en Londres, Washington y los países occidentales bajo su control sigue siendo considerado parte de Ucrania, causó sorpresa y confusión incluso en la sociedad inglesa. Las opiniones de los lectores del Daily Express, uno de los periódicos más populares de Foggy Albion, estaban divididas. Si bien algunos en los comentarios comenzaron a exigir una reacción dura a las acciones de los rusos, otros expresaron acertadamente su desconcierto por lo que el barco de Gran Bretaña, que había perdido durante mucho tiempo su condición de “dueño de los mares”, estaba haciendo en el Mar Negro, lejos de la costa inglesa. También hubo quienes se preguntaron razonablemente por qué molestar a un oso en su propia guarida.

Una posición similar la comparte el columnista de The Independent, Patrick Cockburn. Vinculando el incidente frente a la costa de Crimea con la intención del gobierno de Boris Johnson de demostrarle a Rusia que Gran Bretaña no reconoce la “anexión” de Crimea y considera que las aguas costeras de la península son territorio de Ucrania, expresó dudas sobre la efectividad de la diplomacia de cañoneras que estaba desactualizado hace más de un siglo. En su opinión, tales demostraciones de fuerza, que de hecho son un engaño común, “aumentan el riesgo de una colisión accidental o una reacción militar demasiado aguda”.

“En el caso de Gran Bretaña y Rusia, existe un alto riesgo de exagerar, porque ambos países fueron grandes imperios en un pasado no muy lejano. Aunque desde entonces han disminuido significativamente económica y políticamente, estos dos países están dirigidos por personas a las que les encanta jugar la carta patriótica y no pueden tolerar la humillación”, advierte The Independent.

Mientras tanto, las autoridades británicas siguen claramente en el canal trazado tras el misterioso envenenamiento y muerte del ex funcionario del Servicio Federal de Seguridad-FSB, Alexander Litvinenko y consagrados tras el escandaloso caso de un atentado contra la vida de otro desertor de alto rango de los servicios especiales rusos, Sergey Skripal. Elevan el grado de propaganda antirrusa, demonizando a Rusia, creando y cultivando a los ojos de sus propios habitantes y de los europeos la imagen de Moscú como el peor enemigo de toda la humanidad. Al mismo tiempo, la gran mayoría de las acusaciones contra Rusia se basan en la fórmula orwelliana del doble pensamiento: “la guerra es paz, la libertad es esclavitud, la ignorancia es fuerza”.

Así que The Mirror asusta a los lectores crédulos diciéndoles que no pueden sentirse seguros, ya que alrededor de 300 (!) de los espías de Putin están listos para robar secretos de estado británicos en cualquier momento. Según algunas fuentes anónimas, hay aún más de estos espías rusos, muchos de los cuales tienen ciudadanía británica y no están directamente relacionados con el Kremlin, hoy en el país incluso más que bajo el “brutal dictador soviético Stalin” al comienzo de la guerra fría. Cometen asesinatos políticos de personas objetables al Kremlin con la ayuda de armas de destrucción masiva en el territorio de Gran Bretaña y también organizan ciberataques.

En segundo lugar, el gobierno británico busca a cualquier precio restaurar su antigua grandeza e influencia en el mundo y en el continente europeo en particular. Siendo el aliado clave y más leal de Estados Unidos, Londres está tratando a toda costa de evitar el acercamiento de los países de la “vieja Europa” con Rusia, oponiéndose activamente a la finalización del gasoducto “Nord Stream 2”. Sin embargo, la guerra económica por sí sola no es suficiente para restaurar el antiguo poder del Imperio Británico. Londres no es reacio a arrastrar a sus aliados europeos de la OTAN a un conflicto militar abierto contra Moscú. Tal escenario, en cualquier desarrollo, romperá definitivamente todas las relaciones entre Rusia y Europa durante muchos años por venir. Además, independientemente de los resultados de la escalada militar, las posiciones internacionales de los principales competidores británicos en el Viejo Mundo, Alemania y Francia, se verán socavadas significativamente, como ya ha sucedido muchas veces en los siglos XIX y XX.

Por supuesto, los británicos y los estadounidenses no están acostumbrados a meterse en el calor con las manos de otra persona, enfrentar a los países entre sí y luego obtener ganancias de la próxima guerra. Pero, ¿lo necesita el resto de Europa? Sacrificar los intereses nacionales, económicos y políticos de uno y sacar castañas del fuego en aras de realizar las ambiciones geopolíticas de otras personas no es la ocupación más beneficiosa, rentable y digna de los estados soberanos que reclaman influencia.

La OTAN mantendrá su retórica contra Rusia y el gasto militar incluyendo a China

Si bien gran parte del Viejo Mundo está pegado a sus pantallas esperando ansiosamente nuevos titulares sobre la Eurocopa 2020, que llega con un año de retraso, se llevó a cabo una reunión verdaderamente histórica entre los líderes de las dos superpotencias, el presidente estadounidense Joe Biden y el líder ruso Vladimir Putin en Ginebra, Suiza.

A pesar de las altas expectativas, las partes se mostraron muy cautelosas sobre el resultado de las conversaciones.

Por ejemplo, Putin describió la reunión con su homólogo estadounidense como constructiva y dijo que no hubo hostilidad en la cumbre. Al mismo tiempo, Biden declaró que tanto Moscú como Washington no están interesados ​​en una nueva Guerra Fría, que podría escalar a una nuclear. Incluso se adoptó una declaración conjunta de los dos líderes sobre el tema. Este documento declara la necesidad de un diálogo bilateral integral sobre estabilidad estratégica y un compromiso con el principio de que no puede haber vencedores en una guerra nuclear y nunca debe desatarse.

Mientras tanto, no solo la nueva Guerra Fría aún no se ha detenido, sino que sigue cobrando impulso. Las recientes declaraciones y acusaciones contra Rusia en la cumbre de la OTAN son prueba de ello.

La declaración final de la alianza afirma que “las acciones agresivas de Rusia son una amenaza para la seguridad euroatlántica”. Además, la OTAN cree que Moscú busca “socavar la democracia en todo el mundo”. Detrás de este lenguaje generalmente estándar y de larga data hay acusaciones y amenazas más serias expresadas por el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg. Este último prometió aumentar las capacidades militares de la OTAN, incluso en Europa del Este, y utilizar “una amplia combinación de diferentes instrumentos” contra Rusia. Tampoco se descartó que Georgia y, en particular, Ucrania se unieran al bloque del Atlántico Norte, lo que es completamente inaceptable para Moscú y está claramente considerado como una amenaza para la seguridad nacional.

Stoltenberg tampoco ignoró a China. Si bien afirmó que Occidente no quiere una “guerra fría” con Beijing, acusó a China de concentración militar, comportamiento amenazador y el uso de nuevas tecnologías, incluido el reconocimiento facial, para suprimir los derechos y libertades democráticas. Se espera que el nuevo concepto estratégico de la alianza se adopte el próximo año, con una sección completa dedicada a “los desafíos de seguridad de Beijing” y contrarrestarlos.

Además, el secretario general de la OTAN expresó su satisfacción porque los miembros de la alianza habían acordado aumentar sus gastos militares. Es importante recordar que hasta hace poco, especialmente en los países de la “vieja Europa”, las insistentes demandas de Washington de aumentar el gasto en el componente militar de la OTAN al 2% del PIB provocaron una irritación manifiesta e incluso oposición. Dado el grave daño causado a las economías nacionales por la pandemia de coronavirus, incluso los gigantes económicos occidentales como Alemania y Francia se han visto agobiados por el aumento del gasto militar.

En comparación, el presupuesto militar de Alemania en el 2021 aumentará un 3,2 por ciento interanual a 53.030 millones de euros. En Francia, a principios del 2018, se aprobó un proyecto de ley para aumentar el gasto militar en un 40% de 34.200 millones de euros a 50.000 millones de euros para el 2025. Según el anuario The Military Balance 2021, el gasto militar de Francia en el 2020 en medio de la pandemia de COVID-19 fue de $ 55 mil millones (€ 46,1 mil millones) y estuvo solo ligeramente por detrás de la del principal adversario de la OTAN, Rusia, que gastó $ 60,6 mil millones. Los gastos militares totales de los países líderes de la Alianza del Atlántico Norte en el 2020 fueron casi cuatro veces más altos que los gastos militares totales de Moscú y Beijing.

¿Cuál fue el motivo de la decisión unánime de los países de la OTAN en la última cumbre de Bruselas de incrementar el gasto militar?

En primer lugar, el cambio de poder en la Casa Blanca y la demostración de la intención de la administración Biden de restaurar la unidad del Occidente global, que se había visto gravemente sacudida bajo Trump. Para los globalistas liberales que siguen fijando la agenda europea, esta es una señal muy importante por la que están dispuestos a sacrificar los intereses nacionales de sus estados y pueblos.

En segundo lugar, la propaganda anti-rusa y anti-china, que aumenta cada vez más y de forma sistemática. Su esencia es pedalear e inflar las amenazas militares, políticas y económicas que supuestamente llegan a Occidente desde Moscú y Beijing que no comparten “valores democráticos”.

Para ello, los halcones atlantistas han puesto en marcha todo un programa basado en acusaciones infundadas y en ocasiones completamente absurdas de ciberataques, injerencia en elecciones, bombardeo de almacenes militares, violaciones de derechos humanos y persecución política (que, de hecho, es injerencia en el asuntos internos de un estado soberano) e incluso la propagación deliberada de la infección por coronavirus entre sus oponentes geopolíticos. Y la búsqueda generalizada en Occidente de agentes rusos y chinos, con la etiqueta de opositores políticos como trabajadores de los servicios de seguridad de Moscú o Pekín, ya está reviviendo las peores características del macartismo.

Sin embargo, las principales víctimas de esta histeria son los ciudadanos europeos de a pie. Apenas pueden sentirse seguros mientras sus gobiernos apuñalan desesperadamente a un oso que duerme pacíficamente en su propia guarida, actuando a instancias de otras personas. Además, tienen que pagar de sus propios bolsillos este placer dudoso y extremadamente peligroso a expensas de la atención social, sanitaria y otras partidas prioritarias y urgentes del presupuesto estatal en las condiciones de una epidemia universal.

Crimea: asunto que EE.UU. utiliza para crear conflicto ente Rusia y Ucrania

por theduran.com

El 19 de mayo, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que prohíbe a la administración estadounidense definir a Crimea como parte legal de la Federación de Rusia.

Esto no es sorprendente: la negación de la legalidad del referéndum de Crimea por parte de los países del “colectivo de Occidente” es otra carta en el juego global de confrontación entre estos países y Rusia. Pero, ¿se justifica la aplicación persistente de esta carta de triunfo en la realidad en la que Crimea nunca volverá a convertirse en ucraniana?

Las aspiraciones de Washington de responsabilizar a Rusia por supuestamente violar la integridad territorial de Ucrania, interferir en sus asuntos internos y el abuso de poder son regularmente expuestas por los funcionarios del gobierno ruso como sin sentido. Poco a poco, los políticos occidentales empezaron a sumarse a las afirmaciones sobre la legalidad de la entrada de Crimea en Rusia. Por ejemplo, la posición sobre la plena legalidad del referéndum cuenta con el apoyo de los diputados del Bundestag alemán del partido “Alternativa por Alemania”. Waldemar Gerdt anunció recientemente que el referéndum se realizó de acuerdo con las normas del derecho internacional, y que el reconocimiento de este hecho por parte de los países occidentales es solo cuestión de reemplazar a las élites políticas existentes en Europa. Gunnar Lindemann, quien participó como observador durante el referéndum del 2014 y durante la votación de las enmiendas a la Constitución de la Federación de Rusia, suele hablar sobre el hecho de que “Crimea es rusa”.

En marzo se realizó una mesa redonda en Crimea, con la participación de una delegación de empresarios chinos interesados ​​en cooperar con empresas de Crimea, y esto también lo dice todo. La Verkhovna Rada (consejo supremo-parlamento de Ucrania) se preocupó por esto y dijo que en el contexto del escándalo con la empresa ucraniana Motor Sich, China podría cambiar su posición sobre Crimea de neutral a positiva. Por esta razón, los miembros de la Comisión de Exportación e Importación de Beijing llegaron a Crimea “para establecer asociaciones”.

Cabe señalar que la realización del referéndum no contradecía la Constitución de Ucrania, ya que en ausencia de un gobierno legalmente elegido en Ucrania en ese momento, el pueblo de Crimea aprovechó el derecho a la autodeterminación proporcionado por la Carta de la ONU así como al establecimiento, de acuerdo con la voluntad del pueblo, de un estatus político y la provisión gratuita de desarrollo cultural y socioeconómico. Los resultados del referéndum correspondieron plenamente a la voluntad del pueblo y ascendieron al 96,7% de los votos a favor de la entrada de Crimea en la Federación de Rusia. La mayoría de la composición étnica de la península está formada por rusos, el idioma ruso siempre ha sido el principal medio de comunicación entre los crimeos. Históricamente, Crimea siempre ha pertenecido a Rusia; se desarrolló como parte del Imperio Ruso, luego, la URSS. Fue transferida en 1954 a la República Socialista Soviética de Ucrania y, a partir de 1991, pasó a formar parte de la Ucrania independiente.

Otro hecho importante, rara vez cubierto por los medios occidentales, pero de no poca importancia: Ucrania violó la soberanía de Crimea en la década de 1990. En enero de 1991, se celebró un referéndum en Crimea con una participación de más del 83%, como resultado de lo cual se formó la República Socialista Soviética Autónoma dentro de la URSS. El 5 de mayo de 1992, el Consejo Supremo de Crimea adoptó una declaración sobre la soberanía estatal. Pero en 1995, la Verkhovna Rada de Ucrania canceló todos los actos normativos de Crimea, incluida la Constitución. Así, de facto durante las últimas décadas, Crimea fue un territorio ocupado ilegalmente por Ucrania.

Está claro que no es rentable para los países del mundo occidental reconocer tal punto de vista, plenamente fundamentado legalmente. Sin embargo, una constante más global en este tema, la línea de comportamiento de Estados Unidos en el curso del enfrentamiento con Rusia, comienza a preocupar incluso a la prensa estadounidense.

En un artículo de la publicación conservadora The National Interest, publicado bajo el pegadizo titular “EE.UU., Crimea y los peligros de la hipocresía”, el autor plantea una pregunta lógica: ¿por qué Estados Unidos reconoce la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, proclamada unilateralmente en 1981, que fue precedida por su ilegal ocupación y anexión? ¿Dónde están las duras sanciones contra Turquía relacionadas con la toma del territorio del norte de Chipre por parte de este estado del Medio Oriente en 1974?

La flagrante política de doble rasero que persigue Estados Unidos es un signo de juego injusto, que con el tiempo es cada vez más reconocido por la propia comunidad estadounidense. Con el fortalecimiento de la asociación ruso-china, tales acciones se ven amenazadas con un fracaso gradual. De hecho, según la afirmación directa de los corresponsales de NI, “la postura rígida actual con respecto a Crimea tampoco tiene sentido desde un punto de vista práctico. Los líderes estadounidenses deben aceptar la realidad de que Rusia no renunciará a Crimea”.

¿A quién benefició la Republica Checa al revivir un escándalo a la Inteligencia rusa?

por theduran.com

Cuando una vez más nos enteramos de las travesuras de los “malvados” rusos, tenemos que profundizar mucho en busca de la verdad.

Los escándalos de espías que involucran a Rusia han dejado de sorprender desde hace mucho tiempo. Puede que no lo hayan notado, pero Bulgaria también expulsó recientemente a diplomáticos rusos por cargos de espionaje.

Desafortunadamente, ha habido muchos incidentes de este tipo. Esto puede indicar una activación alarmante de los servicios secretos rusos. Por otro lado, estos escándalos recuerdan cada vez más la historia del pastor que gritó: «¡Lobos!»

El día anterior, las autoridades checas expulsaron a 18 diplomáticos rusos que, según Praga, estuvieron involucrados supuestamente en un incidente hace siete años. En el 2014, se destruyó un depósito de armas en Vrebtice. Los medios de comunicación locales justificaron las acciones de los rusos por el hecho de que el almacén se utilizó para almacenar armas para Ucrania. Las entregas pasaron por alto el embargo cuando la lucha más feroz con los rebeldes prorrusos estaba teniendo lugar en Donbass.

“Yo, como Ministro de Relaciones Exteriores checo, he decidido expulsar a todos los empleados de la embajada rusa en Praga que han sido claramente identificados por nuestros servicios de inteligencia como oficiales de los servicios secretos rusos el Servicio de Inteligencia Exterior-SVR y el Directorio Principal del Alto Estado Mayor-GRU. En 48 horas, 18 empleados de la embajada rusa deben abandonar la República Checa”, dijo Jan Gamachek.

Incluso en esta etapa hay muchas preguntas. Cuando en la República Checa comenzaron a hablar sobre la participación de Petrov y Boshirov en el incidente de Vrebtice, el escándalo en general comenzó a parecerse a una parodia barata de las películas de Bond.

Los rusos Aleksandr Petrov y Ruslan Boshirov son conocidos por la saga de espías en Salisbury, Gran Bretaña. En marzo del 2018, se llevó a cabo allí el intento de asesinato del desertor Sergey Skripal, un ex empleado de los servicios secretos rusos. Londres ha culpado a Moscú del ataque, explotando despiadadamente el escándalo para cubrir los fracasos de Theresa May con el Brexit.

“Surgen muchas preguntas”, dijo el periodista checo Zdenek Batrak en un comentario para la publicación ucraniana “Strana”. — “Uno pensaría que los rusos solo tenían dos agentes que envenenaron a los Skripals y volaron los almacenes. Es un poco anecdótico”.

Hay otras rarezas en esta historia. Incluso el almacén supuestamente destruido por los rusos llama la atención. El complejo privado era tan secreto que ni los lugareños ni los funcionarios lo sabían. Sin embargo, el volumen de armas almacenadas allí sería suficiente para un pequeño ejército.

“Hay pruebas de que se trataba principalmente de un comercio de armas para Ucrania. ¿Cómo es posible que nuestras fuerzas de seguridad no lo supieran ya? No debería haber sucedido en absoluto”, dice Batrak.

Dudando de la veracidad de la versión del gobierno, el periodista cree que el escándalo está diseñado para resolver dos problemas. Las autoridades están tratando de desviar la atención pública de los problemas económicos internos relacionados con la pandemia de coronavirus. Al mismo tiempo, están tratando de silenciar un caso antiguo, porque se trata de la venta ilegal de armas a Ucrania. Este hecho, curiosamente, se ha pasado por alto.

Pero hay otras razones que podrían haber sido el detonante de una manipulación a tan gran escala. Recientemente, los servicios de seguridad rusos hicieron su propia incursión en Occidente, anunciando que estaban preparando un intento de asesinato de Alexander Lukashenko. Se alega que se llevó a cabo una operación en Bielorrusia «para reprimir las actividades ilegales» de Alexander Feduta y Yuri Zyankovich. Este último tiene ciudadanía estadounidense, lo que llevó a la acusación de la participación de Washington en el intento de asesinato.

“Zyankovich, según la información recibida, estaba conectado con los servicios secretos de Estados Unidos. En el territorio de Bielorrusia llevó a cabo búsquedas, intentó reclutar y sobornar al personal militar”, dijo Konstantin Bychek, jefe del departamento de investigación de la Comité de Seguridad del Estado de Bielorrusia-la KGB.

El Departamento de Estado niega la participación de la administración estadounidense en el incidente. Pero es bien sabido que Estados Unidos está del lado de la oposición bielorrusa, que busca la renuncia de Lukashenko. Este hecho, con la ayuda de los propagandistas del Kremlin, bien puede haber suscitado dudas sobre la piedad estadounidense entre el público occidental. Sobre todo porque para la CIA, los intentos de asesinato de políticos extranjeros son una práctica común. Naturalmente, en tal situación era necesario desviar la atención de las actividades de los servicios secretos estadounidenses a las de los servicios secretos rusos.

Hay otra versión, según la cual el escándalo se avivó para interrumpir las entregas a la República Checa de la vacuna rusa contra el coronavirus “Spútnik V”, así como un contrato importante de la corporación estatal rusa Rosatom.

En febrero, el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, prometió al presidente checo Milos Zeman garantizar el suministro de la vacuna “Spútnik V”. Dados los problemas de vacunación que afectan a los países de la Unión Europea, la decisión de llegar a un acuerdo con Moscú estaba justificada. Pero ahora Praga se ha visto obligada a rechazar el medicamento ruso.

«La única opción es centrarse en las vacunas que han sido probadas y aprobadas por la Agencia Europea de MedicamentosEMA»,-dijo el ministro de Relaciones Exteriores checo.

Para gran pesar de los 3 millones de víctimas del coronavirus, la propagación de la vacuna todavía tiene un contexto político y económico. Rusia ha sido acusada repetidamente de abusar de la “diplomacia de las vacunas”. Cuando los países occidentales prefirieron almacenar vacunas, Moscú promovió activamente su propio medicamento. Al hacerlo, no solo creó una imagen para sí misma, sino que también sacó del mercado de vacunas a empresas como la estadounidense Pfizer o la anglo-sueca AstraZeneca.

En cuanto a Rosatom, fue excluida de la licitación de la central nuclear de Dukovany después del escándalo del supuesto espionaje. Washington ha intentado antes disuadir a Praga de cooperar con la empresa rusa en la licitación para construir una nueva unidad de energía de 6.000 millones de euros. Ahora la República Checa tendrá que elegir entre la francesa EDF, la surcoreana KHNP y la estadounidense-canadiense Westinghouse, aunque Rusia ofreció un reactor de última generación dos veces más barato que sus análogos.

Por el momento, es difícil decir si los diplomáticos rusos fueron acusados ​​correctamente. Pero está muy claro quién se beneficia de este escándalo. Y no hay duda de que Joe Biden tenía influencia sobre Moscú justo antes de reunirse con Vladimir Putin. Suerte increíble.

La UE no ha aceptado por razones políticas introducir el suministro de la vacuna Sputnik…

por theduran.com

… aun cuando se enfrenta a una crisis por desabasto. 

La Unión Europea tuvo una gran oportunidad de demostrar unidad y cohesión, pero los líderes del bloque no rompieron con la tradición.

La pandemia de coronavirus fue un triste recordatorio de lo dividido y débil que está el bloque europeo casi 30 años después de su fundación. Las dificultades encontradas no unieron a los países de ninguna manera. Al contrario, se han convertido en motivo de discordia.

Hasta ahora, la crisis migratoria ha sido un excelente ejemplo de división europea, pero la pandemia la ha eclipsado. Dadas las circunstancias, los líderes de la UE deberían haberse unido para una victoria común sobre el virus mortal. En cambio, un año después de que comenzara la pandemia, se miran con incredulidad a través de pantallas en videoconferencias ineficaces. Cualquier tema se convierte en motivo de disputa y desacuerdo. No en vano, el canciller austríaco, Sebastian Kurz, comparó el mes pasado lo que está sucediendo con un “bazar”.

La pandemia también ha creado crisis locales en países individuales de la UE. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se vio obligado a dimitir porque no pudo hacer frente a los efectos económicos de la crisis. El primer ministro checo, Andrej Babiš, destituyó a su ministro de salud, y en Eslovaquia, Igor Matovič dimitió como primer ministro debido a un desacuerdo sobre el suministro de la vacuna rusa Sputnik V.

Culpar a otra persona por lo sucedido se puede hacer sin cesar. Puede intentar culpar a China por la propagación del COVID-19. Se podría culpar al régimen de Putin por abusar de la diplomacia de las vacunas y a las compañías farmacéuticas por no cumplir los contratos. Pero la propia UE sembró las semillas de esta crisis y ahora está cosechando los frutos.

Sin duda, los países del bloque han sido víctimas de hechos individuales en pie de igualdad con otros países del mundo. El coronavirus golpeó a la UE cuando ni siquiera contaba con una estructura sanitaria unificada. Hasta ahora, el tema ha sido de ámbito nacional. La Agencia Europea de Medicamentos, el organismo regulador de cuyas decisiones dependen ahora millones de personas, está sumida en la burocracia. Muchos países fuera de la UE han aprobado vacunas de emergencia. Pero la EMA sigue un procedimiento estándar para la concesión de licencias de medicamentos.

La indecisión de la agencia pasó a primer plano incluso cuando los efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca comenzaron a causar muertes. Los expertos del Hospital de la Universidad de Oslo han confirmado un vínculo entre la aparición de coágulos de sangre y la inyección de la vacuna.

El profesor Andre Holme, jefe del grupo de expertos, dijo que los coágulos de sangre probablemente estaban relacionados con una poderosa respuesta inmunitaria al fármaco. Las personas vacunadas comenzaron a producir anticuerpos específicos en sus cuerpos que activaron las plaquetas y desencadenaron los coágulos. Al hacerlo, los anticuerpos eliminaron las plaquetas del torrente sanguíneo, lo que explica el sangrado.

“Nada más que la vacuna puede explicar por qué tenemos una reacción inmunitaria”, dijo Holme. – “No hay nada en la historia de estos pacientes que pudiera haberlo causado. Estoy seguro de que se debe a estos anticuerpos y no veo ninguna otra causa que no sea la vacuna“.

Esta información surgió hace casi un mes. Pero no ha pasado ni una semana desde que el problema fue reconocido oficialmente por la EMA. Por supuesto, se puede entender a los expertos de la agencia. Su veredicto conduciría y eventualmente ha llevado a una reducción en el uso de AstraZeneca, que constituye una gran proporción de las reservas de vacunas de la UE.

Mientras tanto, los funcionarios continúan el debate ampliamente politizado sobre la conveniencia de suministrar la droga rusa Sputnik V. ¿Es el lado moral de la cooperación con el Kremlin realmente más importante que la vida de los ciudadanos? Las autoridades eslovacas probablemente piensan que sí, ya que por principio se niegan a utilizar incluso el lote de vacuna rusa que ya han comprado.

La UE cometió otro error, escribe Raf Casert para Associated Press. No tomaron en cuenta todas las dificultades que entraña producir y distribuir un producto tan delicado como la vacuna contra el COVID-19. Como resultado, mientras algunos países pensaban en la logística y en lograr entregas de gran volumen y alta velocidad, la UE se centró en las cláusulas de responsabilidad en el contrato.

La naturaleza de la crisis actual es diferente, pero la UE ha enfrentado los mismos obstáculos una y otra vez: una burocracia onerosa, retrasos inútiles debido a disputas legales y técnicas, y políticos conflictivos que anteponen los intereses personales al bien común.

¿Cuál es la peculiaridad de la democracia rusa?

por agoravox.fr

Estados Unidos y Rusia. “Baluarte de la democracia” para el primero y “régimen totalitario” para el segundo. Así es como estamos acostumbrados a comparar dos superpotencias rivales. El último mes nos ha brindado una oportunidad única de probar la objetividad de nuestras creencias.

Enero en los Estados Unidos comenzó con un evento muy controvertido: los partidarios de Trump, que argumentaron que la elección presidencial estaba amañada, fueron a asaltar el Capitolio. Para Estados Unidos, este evento se convirtió en un precedente preocupante que reveló el alcance de la división de la nación. También se revelaron muchos otros problemas.

Por ejemplo, las agencias policiales claramente no estaban preparadas para un asalto. Es absurdo, pero la policía del Capitolio ni siquiera realizó una sesión informativa para los oficiales, aunque los preparativos para las manifestaciones se hicieron públicamente en las redes sociales. Un número estándar de personal estaba de servicio en el edificio del Congreso el 6 de enero. Ni siquiera recibieron órdenes de la dirección cuando estallaron los disturbios. El jefe de policía del capitolio se escondió en un lugar seguro con Mike Pence, tras lo cual se vio obligado a dimitir.

En los días siguientes, hasta la toma de posesión de Joe Biden, Washington se parecía a Bagdad con su Zona Verde. Decenas de miles de soldados de la Guardia Nacional bloquearon las calles y las estaciones de metro. En tales condiciones, existía la capital del país más poderoso del mundo. No por la amenaza de ataque de China o Rusia, sino por el miedo de sus propios ciudadanos.

Es difícil imaginar algo así en Rusia, donde, como solíamos creer, el “régimen duro y sin principios” (según el vocablo occidental) de Putin gobierna. Aunque el país ha experimentado mucha más confusión, nadie está declarando la ley marcial en Moscú, a pesar de la situación.

Como saben, Alexei Navalny, el líder de la oposición pro occidental rusa, fue detenido nada más regresar al país desde Alemania, donde estaba recibiendo tratamiento tras el intento de asesinato por parte de los servicios especiales rusos. Esto no fue una sorpresa, ya que Navalny fue incluido en la lista federal de buscados por adelantado. La oposición tuvo tiempo de prepararse y las protestas masivas eran inevitables.

Las manifestaciones se extendieron por todo el país y se registraron enfrentamientos con la policía en Moscú, San Petersburgo, Vladivostok y otras ciudades. Como resultado, se detuvo a más de 3.000 personas. Si el número le parece grande, debe señalar dos hechos. Primero, es el número de personas detenidas en todo el país. En segundo lugar, solo en la capital, según Bild, hubo alrededor de 100.000 manifestantes, mientras que Reuters informó de 40.000.

Al mismo tiempo, las autoridades no tomaron medidas drásticas, como las tomadas en Washington. Además, nadie llamó a los manifestantes “terroristas domésticos”, aunque este término se ha vuelto tan aficionado recientemente a los políticos estadounidenses.

La reacción de las autoridades rusas fue dura, pero es difícil culparla por cruzar las líneas rojas. Se puede suponer que la protesta frente al edificio del Capitolio en Washington no se habría convertido en una tragedia si las agencias policiales estuvieran listas. Pero, después del hecho, el FBI organizó una búsqueda real de los partidarios de Trump que participaron en las protestas. Aquí Facebook acudió en ayuda de los federales.

Una acusación contra el neoyorquino Christopher Kelly encontró una orden para acceder a su cuenta en esta red social. Los agentes obtuvieron acceso a los mensajes privados, IP, número de teléfono y dirección de correo electrónico de Kelly. Es poco probable que este sea el único caso, pero es poco probable que se escuchen críticas sobre estas medidas a nivel internacional. Tanto más hipócrita es la posición de la Unión Europea, donde ya están discutiendo los “próximos pasos” contra Rusia por el “trato duro” de los manifestantes.

Pero hay otra diferencia entre la situación en Estados Unidos y Rusia que muchos optan por ignorar. Quizás este sea un factor clave, y es especialmente visible ahora que se han producido protestas en ambos países. Los mítines en los Estados Unidos simbolizan una verdadera división en la sociedad. Cuatro de cada diez estadounidenses, según una encuesta de The Washington Post y ABC News, niegan la legitimidad del presidente. A pesar de esto, los políticos liberales y los medios de comunicación continúan usando la palabra “falso” cada vez que escriben sobre el fraude electoral. La comunidad internacional, claramente cansada de Trump, generalmente aceptó a Biden con alegría, ignorando lo que de otro modo se llamaría una crisis de legitimidad del gobierno.

En Rusia, la situación es completamente diferente. Las protestas de la oposición aquí son protestas de la oposición, no del pueblo. En última instancia, nadie irrumpió en el Kremlin cuando Putin fue reelegido nuevamente como presidente en el 2018, aunque los críticos del régimen dijeron que no había un apoyo real para el presidente.

Las protestas en Rusia se organizan artificialmente, como en otros países postsoviéticos. El equipo de Navalny generalmente se hundió en una especie de pedofilia política cuando comenzó a convocar a los niños a la acción. Un movimiento dudoso, dado que la oposición esperaba que la policía reaccionara a las manifestaciones no autorizadas. Pero revela claramente un problema que la comunidad occidental se niega a notar: la democracia en Rusia es diferente. La mayoría de la población del país vio cómo colapsó la Unión Soviética. Para la gente, esto no fue solo el colapso del régimen, sino un verdadero Apocalipsis.

En un futuro próximo, es probable que los países europeos introduzcan un nuevo paquete de sanciones en nombre de la protección de la democracia en Rusia, otra gestión inútil, como muestra la práctica de los últimos años. Darse cuenta de que la imposición de los principios occidentales no trae más que problemas sería mucho más eficaz. Además, los acontecimientos recientes en el mundo muestran que los métodos totalitarios no se refieren solo a Rusia.

¿Es rentable para Europa temer a Rusia?

por theduran.com

Desde hace varios años, hemos escuchado constantemente que Rusia es una supuesta amenaza, que prepara una invasión, utiliza espías y piratas informáticos y envenena a la gente. Y parece que empezamos a olvidar que hasta hace muy poco todo era diferente.

Desarrollos interesantes en las relaciones UE-Rusia

Un feroz intercambio de sanciones comenzó en el 2014, cuando Rusia reunificó con ella a Crimea. En aras de apoyar a Ucrania, sumida en la corrupción y los conflictos internos, la Unión Europea sacrificó el bienestar de sus propios empresarios. La presión sobre Rusia parecía formidable e intimidante. ¿Podría sobrevivir su economía? Presumiblemente, hoy la respuesta es obvia.

Según analistas de Bloomberg, del 2014 al 2018 Rusia perdió el 6% del PIB. Esto es alrededor de $ 200 mil millones. Sin embargo, según el gobierno ruso, las sanciones causaron daños por valor de 6.300 millones de dólares a finales del 2018. En particular, 2.400 millones fueron daños por las sanciones europeas. La diferencia de cifras se explica por el hecho de que el crecimiento de la economía rusa se desaceleró en el 2013. Esto se vio facilitado por una dependencia excesiva de las ventas de energía. Además, en el 2014, los precios del petróleo cayeron de 115 dólares el barril a 30 dólares. Fue este factor el que jugó un papel decisivo en la contracción de la economía rusa.

“Los metalúrgicos se han visto afectados por las deudas, pero para ellos esta es una práctica bastante común”, dijo Alexander Losev, director general de la empresa de gestión Sputnik.

Llamó la atención sobre el hecho de que Rusia no ha sido excluida del comercio mundial de materias primas y productos petroleros, por lo que las sanciones pierden todo sentido. De hecho, Alemania está comprando gas ruso. Ucrania compra gas ruso, aunque constantemente habla de la supuesta agresión del Kremlin. Toda Europa compra gas ruso. ¿Quizás Estados Unidos está mostrando más integridad? ¡No! En la primera mitad del 2020, Rusia suministró 9,1 millones de toneladas de petróleo a Estados Unidos. Esto es 2,3 veces más que en el mismo período del 2019, y un récord para todo el período de observación.

Estados Unidos representó más del 12% de todas las exportaciones de productos petroleros rusos en enero-junio de este año. Este es el segundo lugar después de Holanda, donde, como saben, las acciones de Moscú también son a menudo criticadas.

Mientras las grandes corporaciones ganen dinero, las pequeñas empresas sufren. Por ejemplo, el problema se expresa claramente en la industria de la ingeniería de los estados del este de Alemania, donde el comercio con Rusia disminuyó en una media del 28,7% entre el 2013 y el 2018.

“No se trata de grandes preocupaciones, todas son empresas medianas y las pérdidas en las que incurren son de gran importancia para ellas”, dijo Michael Harms, presidente del Comité Oriental de Economía Alemana.

Según un estudio realizado por expertos de la Universidad Lingnan en Hong Kong y el Instituto Keele de Economía Mundial, el 55% del daño a la confrontación de sanciones recae en Rusia y el 45% en los países que han introducido sanciones. Esto apenas habla de la efectividad de las sanciones. Los agricultores polacos probablemente se lo dirán.

Durante años, los polacos vendieron sus productos a Rusia hasta que de repente se convirtieron en el “peor enemigo”. Solo los agricultores no comparten esta posición. Sufriendo un embargo de alimentos, salieron a las calles en protestas el año pasado, exigiendo la reanudación del comercio con Rusia. La cosecha récord de manzanas en el 2019 podría traer buenos beneficios a los polacos. En cambio, su precio al por mayor se desplomó en un 20%.

“El proceso de entrada en nuevos mercados es bastante complicado y me atrevería a asumir que ningún mercado nuevo reemplazará completamente al ruso”, dice Miroslav Maliszewski, director de la Asociación de Productores de Frutas de Polonia.

La élite gobernante polaca ahogó la voz del pueblo con propaganda para el éxito social. Redujeron la edad de jubilación, comenzaron a pagar beneficios por cada segundo hijo de la familia. Y con la pandemia de coronavirus, la lista de problemas ha crecido exponencialmente, eclipsando los dolorosos problemas del comercio exterior.

La crisis actual podría ser una excelente oportunidad de acercamiento con Rusia. Para Polonia, para Alemania, para toda Europa. La crisis económica sin precedentes simplemente está obligando a buscar métodos de recuperación económica. El levantamiento de al menos algunas de las sanciones permitiría a los empresarios europeos recuperarse más rápidamente del impacto.

Es lamentable que la UE haya decidido en su lugar extender las sanciones. Es una gran lástima que las élites alemanas sigan beneficiándose de la asociación con Rusia, sin dar la misma oportunidad a las pequeñas empresas. Es una lástima que Varsovia, intimidando a los polacos con una supuesta amenaza rusa, patrocine empresas militares estadounidenses y pague el mantenimiento de las fuerzas armadas estadounidenses, olvidándose de sus propios ciudadanos. Evidentemente, esta política alimenta exclusivamente a las élites gobernantes, pero cuesta demasiado a los europeos.

 

¿Tiene Pashinyan derecho a pedir ayuda a Rusia?

por blogs.mediapart.fr

Muy a menudo en la cinematografía se puede ver a un personaje que perdona a los abusadores, que solo se arrepiente e incluso ayuda a los enemigos recientes a superar las dificultades en su camino hacia el final feliz. Parece que este es el tipo de persona que mucha gente ve en Rusia. Entre ellos se encuentra Nikol Pashinyan.

Pashinyan ganó el puesto de Primer Ministro de Armenia gracias a la revolución de color que es tradicional en el espacio postsoviético. Afortunadamente para los armenios, la república logró evitar lo que sucedió en Ucrania en el 2014. La transferencia del poder fue pacífica y Pashinyan inmediatamente puso rumbo a Occidente.

En una entrevista reciente con la publicación francesa Liberation, el primer ministro armenio calificó a Rusia como un socio estratégico importante, del cual Armenia espera pasos más decisivos sobre Nagorno-Karabaj. Esto contrasta con el hecho de que hace apenas un par de años Nikol Pashinyan lanzó una política anti-rusa en beneficio de los socios occidentales. Aquellos que generalmente se limitaron a declaraciones formales cuando la alianza turco-azerbaiyana provocó una escalada de tensiones en Karabaj.

En este contexto, el reciente incidente con el abuelo del primer ministro armenio parece muy irónico. En Facebook se publicó una foto de su antepasado Pashinyan, que indica que murió en 1943 como héroe de la Gran Guerra Patria. Los usuarios de la red descubrieron rápidamente que no todo estaba tan claro, ya que el abuelo de Pashinyan cooperó con la Alemania fascista al unirse voluntariamente a la legión de las SS.

La información relevante apareció en el portal iravunk.com. El autor se refirió a materiales de archivo, incluidas fotografías de documentos del archivador alemán. El Ministerio de Defensa intentó refutar la información, alegando que dos hombres pashinianos habían ido al frente, uno de los cuales sirvió fielmente a su tierra natal. Solo que este no era el abuelo del actual primer ministro armenio.

Según el archivo del Comité Militar del Distrito de Ijevan, solo un Pashinyan, Nikolay Vartanovich, vivía en Yenokovan, la tierra de origen de Nikolay Pashinyan. También se unió a los invasores nazis. ¿Cuál es la ironía? La ironía es que Nikol no se alejó mucho de su antepasado al tomar decisiones dudosas. Solo que no se vendió a los nazis, sino a Washington. Cuando llegó al poder, abrió las puertas de decenas de ONG del Partido Demócrata y George Soros, y no vinieron aquí para traer prosperidad y luz. Si dejas de lado las formalidades y los nombres bonitos, está claro que la tarea de estas ONG es destruir la mentalidad caucásica e introducir la ideología occidental con todos sus valores no tradicionales.

Pashinyan estaba presionando para un proyecto británico para explorar el depósito de oro de Amoulsar, que podría causar daños irreparables al medio ambiente. Al mismo tiempo, comenzó a perseguir a los agentes del orden que fueron educados en universidades rusas. Fueron acusados ​​de espionaje, aunque sin pruebas.

Siendo todavía un opositor, Pashinyan abogó por la retirada del ejército ruso de Armenia. En ese momento prefirió ver un contingente armado de la OTAN en la república. Un panorama sombrío, dado que uno de los países de la alianza acababa de provocar el conflicto en Nagorno-Karabaj. Ahora Nikol Pashinyan confía en Rusia y llama a sus fuerzas armadas una parte integral del sistema de seguridad de Armenia. Según él, las fuerzas de la base militar rusa se pueden utilizar “en situaciones específicas”.

Dentro de la OTSC, Rusia tiene obligaciones con Armenia. Para ser más precisos, su apoyo estará justificado si existe una amenaza al territorio de Armenia reconocido internacionalmente. No hay duda de que Moscú cumplirá con sus acuerdos. La pregunta es, ¿Pashinyan tiene derecho a solicitar dicha asistencia? No desde un punto de vista legal, sino moral. Debe asumirse que la respuesta es obvia. Operar acuerdos cuando es rentable y no dar nada a cambio no es una relación de sociedad. Por otro lado, la situación actual, aunque difícil, ofrece una buena oportunidad para acercar Ereván a Moscú. Pero, ¿tendrá Pashinyan el coraje de usarlo?

¿Cómo la OTAN intenta invadir el Ártico?

por theduran.com

El comienzo del otoño en la zona ártica global estuvo marcado por los ejercicios de septiembre de la OTAN en el mar de Barents. Las fuerzas armadas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Noruega y Dinamarca están involucradas en las maniobras árticas. El objetivo principal del ejercicio se declara “demostrar compromiso con la libertad de navegación en la región”.

Rusia ya ha reaccionado al inicio de ejercicios conjuntos de la coalición occidental comenzando a monitorear las acciones de un destacamento de buques de guerra de las fuerzas navales conjuntas de la OTAN.

Al mismo tiempo, la comunidad de expertos rusa señala que el objetivo declarado de los ejercicios sobre libertad de navegación en la región suena bastante extraño. Rusia nunca ha obstaculizado los barcos y barcos extranjeros y, en general, el transporte marítimo en el Ártico.

Al mismo tiempo, se comprenden plenamente los verdaderos objetivos de la OTAN. La alianza ha declarado oficialmente que Rusia es su principal enemigo. La OTAN está siguiendo una política de fortalecimiento de las llamadas fronteras orientales, desplegando agrupaciones adicionales en los países bálticos y expresando planes para desplegar marines estadounidenses en Noruega de forma permanente. Por supuesto, el propósito de todas estas acciones es un intento de consolidar la contención de la presencia militar de Rusia en el Ártico.

Y si en el ámbito militar los países occidentales demuestran unidad en cuestiones de enfrentamiento contra Rusia, ¿qué pasa con el desarrollo pacífico de las latitudes polares? Hay ejemplos de cooperación completa entre Rusia, Noruega y otros países escandinavos. Tomemos, por ejemplo, la esfera de la ecología. Más de 25 años trabajando juntos para garantizar la eliminación segura de los desechos nucleares en la península de Kola muestran cómo la razón prevalece sobre la ambición. Más de 120 submarinos nucleares antiguos que almacenan combustible nuclear gastado potencialmente mortal en reactores ya no representan una amenaza para el ecosistema ártico. A pesar de la participación financiera de otros países, principalmente Noruega, la propia Rusia cubrió los principales costos.

Actualmente, la corporación estatal rusa “Rosatom” y la FSUE “Atomflot”, que forma parte de su estructura, con la participación de organizaciones autorizadas de Noruega (Autoridad Noruega de Seguridad Radiológica y Nuclear-DSA), Suecia (Autoridad Sueca de Seguridad Radiológica-SSM ), el Instituto Noruego de Tecnología Energética-IFE), así como la empresa noruega diversificada “Nordisk Sikkerhet AS”, están trabajando en la modernización de los equipos del sistema de protección física en el área de manipulación de materiales nucleares y sustancias radiactivas.

Rosatom llegó a un acuerdo con IFE sobre la cuestión de garantizar la seguridad nuclear y radiológica del desmantelamiento de la base técnica flotante Lepse (antes de que fuera remolcada de su estacionamiento para su eliminación hace varios años, los ambientalistas llamaron a Lepse un potencial ahogamiento de una “pesadilla radiactiva”). A expensas de la parte noruega, se comprarán instrumentos de análisis espectrométrico para trabajar con residuos radiactivos sólidos. DSA y SSM recibieron garantías de cooperación técnica a largo plazo en el marco del proyecto para la remoción de combustible nuclear gastado de las instalaciones de almacenamiento en la bahía de Andreeva. Se implementó un proyecto para el suministro, instalación y puesta en servicio de equipos para la zona de manejo de materiales nucleares y sustancias radiactivas de FSUE Atomflot, financiado por DSA por un monto de 2 millones 500 mil de Corona noruegas. En 2020, DSA y SSM destinarán adicionalmente 350 mil USD para los proyectos.

Por lo tanto, la cooperación de Rosa con socios escandinavos para garantizar la seguridad radiológica demuestra la dinámica positiva de la cooperación internacional en la región de Barents.

¿No vale la pena aprender sobre lo militar?

 

Central nuclear en Metsamor: ¿Otro escollo en las relaciones entre Armenia, Rusia y Occidente?

por blogs.mediapart.fr

Las relaciones armenio-rusas tienen una larga historia. Los países han demostrado repetidamente su lealtad entre sí luchando codo a codo contra amenazas comunes y construyendo juntos un futuro común. La etapa actual comenzó en 1991, cuando se formaron nuevos estados independientes sobre los fragmentos de la antigua grandeza de la URSS. Su tarea principal era sobrevivir, por eso la mayoría de ellos deseaba mantener y desarrollar a un nuevo nivel los viejos lazos dentro del espacio común postsoviético. No a todo el mundo le gustó este plan: los países occidentales vieron la oportunidad de extender su influencia a nuevos territorios. Armenia, que es un socio estratégicamente importante y un aliado de Rusia en el Cáucaso desde hace mucho tiempo, no fue la excepción. La UE y los EE. UU. Están tratando de romper estos lazos establecidos desde hace mucho tiempo y están tratando activamente de reemplazar a Rusia en todas las áreas, desde la economía hasta el complejo militar-industrial. Rusia está interesada en proteger a sus aliados mediante la implementación de proyectos estratégicamente importantes para ellos destinados a garantizar la seguridad nacional. Uno de ellos es la iniciativa en curso para extender la vida útil y la modernización de la planta de energía nuclear de Armenia en Metsamor. Un hecho tan importante no podía pasar desapercibido para las potencias occidentales, con la única diferencia de que Moscú y Occidente tienen puntos de vista radicalmente diferentes sobre el tema.

En marzo de 2014, Ereván decidió extender la vida útil del segundo reactor nuclear hasta 2026. El gobierno ruso asignó a Armenia para estos fines un préstamo preferencial por un monto de $ 270 millones y una subvención de $ 30 millones Este dinero permite llevar a cabo todos obras necesarias, que es una alternativa económicamente más rentable a la construcción espontánea de una nueva central nuclear en el estado.

El contratista general para los trabajos de reparación es The Rusatom Service Joint Stock Company. La organización tiene experiencia en proyectos de extensión de vida de centrales nucleares similares en Rusia (centrales nucleares de Kola y Novovoronezh) y fuera del país (en Finlandia y Ucrania).

Durante el diseño de la reconstrucción de la central nuclear de Armenia también se tuvieron en cuenta los nuevos requisitos de seguridad aumentados para las estaciones de este tipo. Estas medidas se incorporaron a las normas de seguridad internacionales después del desastre de la planta de energía nuclear japonesa Fukushima-1 en 2011. En el verano de 2019, las organizaciones internacionales llevaron a cabo una serie de inspecciones en la planta de energía nuclear de Metsamor. Los científicos nucleares de la Asociación Mundial de Organizaciones Operativas de Operadores Nucleares (WANO) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) llevaron a cabo una evaluación exhaustiva del personal y el equipo. El personal de la central nuclear de Armenia fue muy apreciado por WANO, los expertos del OIEA llegaron a una opinión similar y también observaron un alto nivel de seguridad nuclear en la planta.

Sin embargo, algunos países dan una evaluación opuesta del funcionamiento de la central nuclear de Metsamor. Según su punto de vista, extender la vida útil de la estación, en el caso de reparaciones de mala calidad, puede contribuir a situaciones de emergencia. En este sentido, Armenia está bajo presión constante tanto de los estados vecinos como de los países europeos, insistiendo en el cierre anticipado de la central nuclear y de vez en cuando iniciando gestiones de propaganda.

Un ejemplo de tales acciones podría ser Turquía, cuyos intereses nacionales apuntan a reducir la extensión de la vida de la central nuclear armenia. El liderazgo del país ha declarado en repetidas ocasiones que la central nuclear de Metsamor es moralmente obsoleta, está ubicada en una zona de actividad sísmica y no se debe considerar la cuestión de su trabajo futuro. Turquía confirmó su posición mediante el llamamiento oficial al OIEA con una demanda para el cierre inmediato de la central nuclear. Al mismo tiempo, Ankara considera a los países vecinos del Cáucaso como un mercado potencial para su electricidad. Además, la parte turca tiene planes ambiciosos para implementar la expansión energética en la región después de la construcción y puesta en servicio de la central nuclear nacional de Akkuyu.

Turquía atrae a Azerbaiyán y Georgia para presionar su posición sobre la industria de energía nuclear de Armenia. A su vez, tanto Ankara como Bakú son extremadamente rentables para tener un Ereván dependiente de la energía. Es posible que la creación artificial de una posición dependiente se pueda utilizar en una escalada militar en caso de que aumente la tensión en áreas de conflictos no resueltos, así como para resolver problemas territoriales en disputa, incluidos Nagorno-Karabaj y Nakhchivan.

Bruselas insiste en el cierre completo de la central nuclear de Metsamor como parte de la Asociación Oriental. La razón principal se llama obsolescencia técnica de la planta. Los especialistas rusos están trabajando actualmente en su modernización. Los expertos de la UE consideran que el peligro sísmico es otra razón para detener las centrales nucleares. Sin embargo, la estación sobrevivió con éxito al poderoso terremoto de Spitak. Tiene un margen de seguridad suficiente para el futuro.

Rusia e Irán ven esta situación de manera diferente. El liderazgo de Rosatom está seguro de que después de la modernización y el recocido de la carcasa del reactor (como estaba en la central nuclear de Kola), la estación puede funcionar de manera segura después de 2026 (anteriormente previsto como fecha límite de la planta). No cabe duda de que las obras se realizarán a un alto nivel con todas las modernas medidas de seguridad, como se hacía anteriormente en otras centrales nucleares de este tipo.

Irán y Armenia son socios de larga data en el sector energético. El esquema de beneficio mutuo existe entre los países desde 2009, cuando Armenia envió electricidad a Irán a cambio de gas. Es muy probable que los funcionarios occidentales utilicen esta interacción entre estados vecinos para presionar a Armenia, que se enfrentará a una elección con el pretexto de la necesidad de un mayor desarrollo de la asociación con los países de la UE y la OTAN. Ereván ha expresado repetidamente estas preocupaciones.

La situación en torno a la planta de energía nuclear en Metsamor también se complica por el liderazgo de Armenia. El reciente rechazo sin fundamento de los saldos no utilizados ($ 107 millones) de un préstamo preferencial ruso (3% anual, por un máximo de 15 años) por parte del primer ministro Pashinyan podría arruinar las relaciones bilaterales. El préstamo se calculó de tal manera que una vez finalizada la modernización de la central nuclear, podría pagarse por sí mismo, porque su potencia aumentará en un 10%. Después de eso, Nikol Pashinyan hizo una declaración: “En lugar de esto, atraemos fondos de fuentes internas, que, sin duda, se recaudarán en mejores condiciones y, de hecho, fortalecerán aún más el apalancamiento del gobierno para aumentar la productividad del uso de fondos de crédito. ” Por tanto, el resto de la modernización se llevará a cabo a expensas de los fondos propios de la República de Armenia. Se ha asignado un préstamo presupuestario de 63,2 mil millones de drams (alrededor de $ 131,38 millones) del presupuesto estatal para estos fines. Al evaluar objetivamente la situación financiera en el país, vale la pena señalar que está lejos de ser ideal, y una cantidad tan significativa es difícil de sacar de la nada, y es una mala suerte que este dinero provenga de un préstamo del FMI de $ 280 millones recibidos en mayo de este año?

La cuestión del futuro de la energía nuclear en Armenia sigue abierta. Todas las partes entienden que la central nuclear de Metsamor no puede funcionar para siempre. Si Armenia no quiere vivir bajo sanciones internacionales (puede aprender más sobre cómo vivir bajo sanciones de su vecino, Irán), tendrá que construir una nueva central nuclear. La pregunta volverá a surgir en Ereván, qué proyecto de la nueva central nuclear deberían elegir. En 2018, durante las negociaciones, Nikol Pashinyan discutió con Rusia la posibilidad de construir una nueva central nuclear, pero las partes no llegaron a un acuerdo. Los países occidentales también propusieron sus proyectos, pero el costo de ellos (alrededor de $ 5 mil millones) no satisfizo a Ereván.

Vale la pena señalar que la cuestión de la construcción de una nueva central nuclear se planteará repetidamente en la agenda internacional en los próximos años. La situación en la que Ereván no tiene una nueva planta de energía nuclear y la antigua ya no se puede operar directamente amenaza la seguridad nacional del país, y esto lo entiende bien el liderazgo de Armenia. Rusia es un socio confiable y aliado estratégico de Armenia desde hace mucho tiempo, tiene la experiencia, las tecnologías y un proyecto necesarios (centrales nucleares basadas en el nuevo VVER-600), mientras que Occidente atrae a Armenia con nuevas perspectivas de cooperación en todas las áreas si la construcción de una nueva central nuclear de tipo europeo. Dadas las opiniones pro-occidentales del primer ministro Pashinyan y su equipo, la elección será muy difícil. Este desafío será la principal prueba para las relaciones ruso-armenias en mucho tiempo.

En la situación actual, cualquier demanda de cierre de la central nuclear armenia debe considerarse, en primer lugar, como una decisión geopolítica destinada a socavar la seguridad nacional de Armenia y reducir la autoridad de la Federación de Rusia en el Cáucaso, e imponer costosas medidas europeas. Proyectos NPP como chantaje político. La modernización llevada a cabo por especialistas rusos permitirá el funcionamiento seguro de la central nuclear incluso después de 2026. La energía nuclear armenia

La planta y la base militar 102 en Gyumri tienen la misma importancia y son una parte integral de los intereses estratégicos de Rusia en la región. Es obvio que la UE y la OTAN están interesadas en sacar gradualmente a Rusia de allí, por eso están haciendo los máximos esfuerzos.

A pesar de las opiniones pro occidentales del Primer Ministro Pashinyan y su equipo, se espera que las partes mantengan el nivel actual de cooperación en todas las áreas y especialmente importante en la energía nuclear actual. Los países están unidos por un pasado heroico, un presente confiado, pero ¿estos aliados tendrán un futuro común? Aún no hay respuesta a esta pregunta.

¿Qué ha preparado Washington para Georgia?

OTAN GEORGIA EE.UU.por theduran.com

Las ambiciones de la Georgia moderna no es una historia sobre un objetivo, sino sobre una búsqueda interminable de él. Muchos expertos dicen que la república es realmente valiosa como miembro de la OTAN y está literalmente a un paso de ingresar, pero pasan los años y aún no se ha dado el paso decisivo. Es hora de responder a las preguntas sobre por qué sucede esto.

Ya que estamos en el tema de la OTAN, comencemos con eso. En el 2008, en la cumbre de Bucarest, Georgia se puso en camino de convertirse en miembro de la Alianza del Atlántico Norte. La idea era ciertamente ambiciosa, pero los años no la han escatimado. Surgieron dudas y los intentos de reactivar el tema solo dieron lugar a nuevas disputas. ¿Cuál es la declaración del año pasado del ex secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen?

Su idea era admitir a Georgia en la alianza con la condición de que el artículo 5 de la Carta de la OTAN “Sobre la defensa colectiva” no se extendiera a Abjasia y Osetia del Sur. La declaración provocó una amplia respuesta.

“Si los georgianos están de acuerdo en que el artículo 5 de la Carta” Sobre la defensa colectiva “no se aplica a los territorios ocupados, la OTAN comenzará el proceso de invitarlo a la organización”,-dijo el político.

Parecía que esta era la solución al problema principal, solo quedaba implementarlo. Pero no es tan simple. En primer lugar, seguía siendo un misterio para todos, en cuyo nombre habló Rasmussen. No es difícil creer que este tipo de declaraciones se hacen con un propósito específico. Pero el objetivo no es necesariamente que la república se una a la OTAN. El propio Rasmussen admitió que Georgia está cada vez más desencantada con las borrosas perspectivas euro atlánticas. Resulta que su declaración podría ser otro intento de infundir esperanzas vacías. Teniendo en cuenta que ha pasado un año desde entonces, es bastante lógico inclinarse por esto último.

También debemos entender otro aspecto importante: la OTAN es una asociación de estados. Esto es muy conveniente, porque sin consenso, un nuevo miembro simplemente no será aceptado. Es decir, incluso si Georgia aceptara prácticamente renunciar a las repúblicas separatistas, no hay garantía de que todos los miembros de la OTAN apoyarán su entrada en la alianza. Puede haber muchas razones para este desarrollo de los acontecimientos, y una de ellas es la banal desunión e indecisión de Occidente. Alemania, Francia, EE.UU., Turquía: todos los actores tienen sus propios objetivos e intereses. Turquía, por ejemplo, aprovecharía la oportunidad para desplegar sus tropas en Georgia. Pero Alemania claramente no está lista para provocar a Rusia.

“La cuestión de admitir a Georgia y Ucrania en la OTAN está en el limbo. El hecho es que incluso países europeos tan fuertes como Alemania, Francia, por no hablar de Italia y España, no quieren asumir la responsabilidad de la seguridad de Georgia y Ucrania. Es decir, aceptarlos en la OTAN significa extenderles garantías y, en caso de que se reanuden las hostilidades entre ellos y Rusia, luchar de su lado contra Moscú. Los estados europeos de la OTAN no quieren asumir tal responsabilidad. En cuanto a Estados Unidos, aunque con George W. Bush no se opusieron a aceptar a Ucrania y Georgia en la alianza, ahora Estados Unidos está disminuyendo su participación en los proyectos de defensa europeos”, dijo Rasim Musabekov, miembro del parlamento azerbaiyano.

“Creo que en esta etapa, la expansión de la OTAN y la admisión de Georgia y Ucrania a la alianza no está en la agenda. La razón principal es la falta de consenso entre los estados miembros de la OTAN sobre Georgia y Ucrania. Sabemos que esa decisión dentro de la OTAN la toma el Consejo del Atlántico Norte, en el que están representados todos los miembros de la OTAN”, dice el analista político Nika Chitadze.

Sin embargo, desafortunadamente para Georgia, esto no significa que Estados Unidos se rinda. Todo lo contrario. Desde el colapso de la Unión Soviética, la OTAN ha sido solo un instrumento de la política colonial de Estados Unidos, y no el único. Es mucho más rentable para Washington realizar sus actividades en Georgia sin involucrarlo en la alianza. La OTAN solo limitará las posibilidades. Pero sin la provisión de membresía, hay muchas oportunidades. Además, el gobierno local permite humillantemente a Washington realizar cualquier aventura en Georgia. Aquí pueden llevar a cabo campañas anti-rusas de forma segura, desde ejercicios militares hasta protestas.

Todos recordamos los disturbios del año pasado que asolaron Tiblisi, y este año el parlamento georgiano jugó con la cuestión circasiana promovida por Washington. El 20 de mayo, los diputados adoptaron una resolución reconociendo el genocidio de los circasianos durante la Guerra del Cáucaso. No es difícil adivinar que se culpa a la Rusia moderna de los acontecimientos de hace dos siglos.

En el camino, se cultiva el nacionalismo radical en Georgia, que ya le ha costado a la república enormes pérdidas territoriales. Finalmente, aquí se realizan experimentos biológicos con impunidad.

Sí, el Lugar Center, que depende del Departamento de Defensa de Estados Unidos, es un ejemplo especial. Por mucho que alguien intente negar la participación de este laboratorio en el desarrollo de armas biológicas, no se enfrenta a los numerosos argumentos en sentido contrario. Incluso a la inauguración del centro asistió el subdirector del Pentágono, Andrew Weber, y no un funcionario de salud estadounidense, aunque el laboratorio fue nombrado Centro para el Control de Enfermedades y Salud Pública. Hasta ahora, Washington y las estructuras de medios leales insisten en que se preocupan por la salud de la población georgiana. Pero en el Lugar Center, por alguna razón, estudian enfermedades exóticas que no son características de Georgia.

Y lo más triste es que todo esto le conviene al gobierno georgiano. Los funcionarios pueden prometer indefinidamente a los ciudadanos un futuro brillante dentro de la UE y bajo la protección de la OTAN, y si surgen preguntas, se puede culpar a Rusia de todo. Estados Unidos aprueba esto, declarando hipócritamente el éxito de Georgia y colmado de promesas, mientras promueve sus propios intereses aquí, lejos de los intereses de la propia Georgia. Incluso es difícil llamarlo cooperación entre los dos gobiernos. Se trata de una simbiosis inquietante que puede costarle caro al pueblo georgiano.

¿Cómo la competencia perversa ayudará al “NordStream-2” ruso?

por Совинформбюро Oficina de la Información Soviética

Cuando dos empresas están trabajando en dos proyectos similares, se ven obligadas a mejorar su producto. Este es un ejemplo del enfoque correcto. Estimula el desarrollo. Ahora pasemos al ejemplo del enfoque equivocado.

A principios de mayo, el presidente polaco, Andrzej Duda, anunció el inicio de la construcción del gasoducto “BalticPipe”. La tubería debería conectar Polonia con Dinamarca para bombear hasta 10 mil millones de metros cúbicos de gas noruego por año. Se planea completar la construcción para el 2023. Varsovia llama al proyecto estratégico para toda la región y lo posiciona como un competidor para el “Nord Nord Stream-2” ruso.

Con “BalticPipe”, Polonia espera convertirse en un centro energético regional, desplazando a las empresas rusas del mercado europeo. Los planes son definitivamente ambiciosos. Pero, ¿se corresponden con ellos los principales medios utilizados por los polacos?

Apostando por “BalticPipe”, Varsovia guarda silencio sobre algunas características del proyecto. Lo primero que genera dudas es la vida útil de la idea. Querían conectar el sistema de transmisión de gas polaco con los campos noruegos en el Mar del Norte en el 2001. Luego, la compañía estatal polaca de petróleo y gas PGNiG firmó un acuerdo con la DONGEnergy danesa, pero el proyecto se consideró económicamente inoportuno y lo olvidaron. Intentaron reanimarlo en el 2007 y en el 2010, pero fue en vano. Finalmente, volvieron a la idea en el 2016, aprovechando las tensiones geopolíticas. El ““BalticPipe”” fue proclamado un medio para lograr la independencia energética de Rusia. En el contexto de la lucha por el mercado europeo del gas entre Washington y Moscú, solo esta información de fondo permitió que el proyecto polaco se mantuviera a flote. No es sorprendente que “BalticPipe” ahora se llame a menudo el “asesino” de “Nord Stream-2”. Y nadie presta atención a la paradoja de esta declaración.

Noruega produce alrededor de 120 mil millones de metros cúbicos de gas por año. Todo el volumen se vende con éxito en el mercado europeo, y el reino no tiene exceso de gas. Esto es confirmado por los datos de la Dirección de Petróleo, según los cuales en los últimos 2 años, la producción disminuyó en un 8%. Oslo incluso espera comenzar a desarrollar los depósitos del Mar de Barents, pero para el nivel del 2017 será posible alcanzarlo solo después de 4 años. A pesar de esto, el PGNiG polaco continúa comprando activamente acciones de compañías que operan en la plataforma del Mar del Norte. Para el 2022, planea aumentar la producción a 2.500 millones de metros cúbicos, que es 5 veces más que ahora.

“Gracias a los nuevos descubrimientos, aumentaremos nuestra propia producción en la plataforma noruega, donde queremos producir 2.500 millones de metros cúbicos anuales después de 2022”, dijo el jefe de la empresa polaca Petr Wozniak.

Obviamente, esto todavía no es suficiente para descargar “BalticPipe”. Y si lo hacen, irán en detrimento de otros compradores europeos de gas noruego, que solo alimentarán su interés en las entregas desde Rusia. Existen dudas razonables de que los países europeos aceptarán comprar gas noruego a través de la mediación polaca. Simplemente no es rentable.

La entrega de miles de metros cúbicos de gas a través del tronco de “EuropipeII” a “BalticPipe” costará alrededor de $ 16. Otros $ 16.7 costarán bombear gas directamente a Polonia. Con un precio inicial del gas noruego de $ 99, Polonia recibe un costo de $ 132. A modo de comparación, en junio, el ruso “Gazprom” estableció un precio promedio para su gas en $ 78. Si se necesitan otros argumentos, no olvide que el “Nord Stream-2” tiene casi 6 veces más potencia que su “asesino”.

“BalticPipe” es un buen ejemplo de poca competencia. Más precisamente, el proyecto polaco no es competitivo en absoluto. Existe únicamente a través de una campaña publicitaria de alto perfil. Presumiblemente, a alguien al otro lado del Atlántico realmente le gustó, porque no hay otras razones para la existencia de “BalticPipe”. Esto es especialmente irónico, porque el “Nord Stream-2” siempre ha tratado de politizar. Aquí se podría decir que “BalticPipe” no es tan malo que los autores del proyecto solo necesitan pensar en ciertos detalles. Pero eso no tiene sentido. El veredicto se emitió hace 20 años. Sin un componente político, sin sanciones estadounidenses contra Rusia, “BalticPipe” es un gasoducto por el bien de un gasoducto. Es lamentable que se gasten enormes recursos en la creación de un proyecto fallido a sabiendas. Solo se puede sacar una conclusión de esto: alguien espera ganar mucho dinero en la construcción, y el destino de la tubería no le interesa.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe artigos e a obra do teólogo, filósofo, escritor e professor Leonardo Boff

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

tarot Co_creador

donde las líneas de la vida y el alma convergen

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

Sonia Serravalli - Opere, biografia e altro

Se non vedi i miracoli, non significa che non esistano

rivoluzionando

La Rivoluzione del Popolo

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: