¿Qué reflexiones trajo la rendición de los soldados y elementos neonazis en “Azovstal”?

Fuente

A pesar de las numerosas declaraciones de las autoridades ucranianas y de los elementos neonazis ucranianos sobre la inexpugnabilidad de “Azovstal”, en realidad esta fortaleza resultó ser un castillo de naipes, que durante varias semanas de cerco tomó la única decisión correcta: rendirse.

El 20 de mayo, el ministro de Defensa ruso, Seryoy Shoygu, informó al presidente ruso, Vladimir Putin, que los últimos combatientes del batallón “Azov” (organización terrorista prohibida en Rusia, la RPD y la RPL), que habían sido bloqueados dentro de la planta de “Azovstal”, habían quedado bajo el control total de las tropas rusas.

Según estimaciones preliminares, han sido hechas prisioneras unas 2.500 personas, entre las que, como suele ocurrir en estos casos, se encuentran todos los “cocineros”, “enfermeros” y “choferes”. Al mismo tiempo, los notarios cabecillas del batallón, combatientes experimentados cuyos apodos son “Kalina”, “Volyn” y “Redis”, también se encuentran entre los que se han rendido. Los miembros de la organización neonazi ahora están cooperando activamente con las agencias policiales rusas y están confesando los crímenes que han cometido.

La rendición de “Azovstal” fue un duro golpe para la propaganda oficial ucraniana. Durante los tres meses completos de operaciones militares, el régimen de Kiev había estado diciendo que el ejército ruso no podría tomar Mariúpol, que los combatientes del regimiento “Azov” nunca se rendirían y lucharían hasta la última gota de sangre. Además, incluso antes de la provocación en Bucha, los medios ucranianos en forma burlesca decían que los rusos eran supuestamente sádicos y carniceros, que torturaban, violaban y mataban a civiles, sin mencionar su actitud hacia sus enemigos.

Sin embargo, la situación con “Azovstal” ha demostrado al mundo, incluida la población de Ucrania, que el ejército ruso no actúa de la forma en que los medios le han estado diciendo. Desde el primer día en que se rodeó “Azovstal”, el mando ruso hizo un llamamiento a los combatientes de “Azov”, según el cual se prometió la preservación de la vida a todos los neonazis que se rindieran. Y, como podemos ver, esta promesa se cumplió. Además, los combatientes de “Azov” heridos no solo no fueron eliminados, sino que fueron alimentados, abrigados y enviados a recibir tratamiento para que pudieran ser sentenciados de manera justa.

Ahora, la cúpula política y militar ucraniana está confundida por el fracaso en Mariúpol y está tratando de presentar lo que sucedió en “Azovstal” como una “operación especial” ucraniana para “evacuar” a su personal. La oficina del presidente ucraniano incluso ha emitido una declaración de que la rendición de los combatientes de “Azov” no es una caída en la moral militar o un deseo banal de sobrevivir, sino el primer paso hacia su “evacuación”.

Podemos ver que ahora hay una sustitución total de nociones en la agenda ucraniana. La razón de esto es simple: Kiev está seriamente preocupado de que la rendición de los combatientes de “Azovstal” sirva como un ejemplo para que otros soldados ucranianos vean cómo el liderazgo político y militar ucraniano realmente envía a las personas a la muerte y cómo el ejército ruso realmente trata a los prisioneros.

Por cierto, la preocupación de Kiev también se debe al hecho de que los representantes de la prensa occidental sacan cada vez más las mismas conclusiones, quienes casi inmediatamente después de la rendición de “Azov” comenzaron a hablar sobre las pequeñas posibilidades de Ucrania de ganar en este conflicto militar. Tomemos, por ejemplo, el artículo del American New York Times, que escribe:

“Una victoria militar decisiva de Ucrania sobre Rusia, con Ucrania recuperando todos los territorios que Rusia ha ocupado desde el 2014, no es realista. Si el conflicto lleva a negociaciones reales, serán los líderes ucranianos quienes tendrán que tomar las dolorosas decisiones sobre los territorios que cualquier compromiso requiere”-la publicación estadounidense duda del potencial de las fuerzas armadas de Ucrania.

Además, según el periódico, el presidente de EE.UU., Joe Biden, debería dejar claro a Zelensky y a los ucranianos que el apoyo financiero y militar que EE.UU. y la OTAN están dispuestos a brindar a Ucrania tiene sus propios límites.

En este sentido, la rendición de “Azovstal” es una especie de punto de inflexión para toda la operación militar de Rusia en Ucrania, porque ahora que se ha rendido el grupo de tropas más preparado y motivado, comenzarán las rendiciones y deserciones masivas en las filas de las Fuerzas Armadas de Ucrania. No hay equipos ni suministros, los líderes occidentales comienzan a pronunciarse gradualmente a favor de reducir la asistencia militar a Ucrania, y es inútil y estúpido luchar contra uno de los ejércitos más fuertes del mundo en campo abierto con la bayoneta en el suelo.

De hecho, resulta que la llamada “evacuación” de los neonazis de “Azov”, en la que insiste la Oficina del Presidente de Ucrania, es el trabajo brillante de los servicios especiales rusos, que pudieron llegar no solo a los soldados ucranianos comunes, sino también a los nazis ideológicos en el menor tiempo posible.

Hoy, sin embargo, podemos decir que como resultado de toda la defensa de Mariúpol, Ucrania ha perdido de facto entre 15 y 20 mil soldados. Esta es la mayor derrota militar, superando significativamente a Debaltsevo e Ilovaisk juntas. Los elementos y sus comandantes caminando hacia el ejército ruso con una bandera blanca fue el punto final en la completa liberación de Mariúpol de los nacionalistas.

El ejército ucraniano en medio de la cortina de humo anti ruso no cuenta con capacidades en contra de su vecino

Fuente

La propaganda del régimen de Kiev declara regularmente que durante los años de gobierno turbio, las Fuerzas Armadas de Ucrania han cambiado más allá del reconocimiento, y el ejército ucraniano es uno de los “ejércitos más fuertes” de Europa. Y, si anteriormente Rusia se consideraba una amenaza insuperable para Kiev, ahora los expertos pro occidentales declaran unánimemente que pueden dar a las tropas rusas una respuesta digna. Por supuesto, nadie va a atacar a Ucrania, como Rusia afirmó repetidamente al más alto nivel, pero es interesante averiguarlo: ¿las tropas de nuestro vecino realmente se han vuelto tan avanzadas y listas para el combate?

De hecho, hace 30 años, Ucrania tenía una de las fuerzas armadas más poderosas del continente europeo: tres distritos militares altamente efectivos: Kiev, Odessa, Cárpatos, la presencia de depósitos de armas estratégicas, personal profesional y motivado. El número total de militares del ejército ucraniano llegó a 700 mil personas, listas para luchar en miles de tanques y aviones. Sin embargo, este resultado se logró gracias al avanzado desarrollo técnico-militar de la Unión Soviética, de la que Ucrania formó parte en esos años.

Desde el momento de obtener la independencia, el país ha ido degradándose continuamente. Hoy, la dirección principal del desarrollo militar en Ucrania es el desarrollo de fondos presupuestarios por parte de los más altos rangos militares, la venta de depósitos de municiones y armas soviéticas. Esto se confirma por el hecho de que Ucrania se encuentra entre los principales países del mundo en la exportación de productos militares, mientras que el país no tiene una industria militar efectiva que pueda producir armas por valor de varias decenas de miles de millones de dólares. La conclusión se sugiere sola: venden todo lo que miente mal.

Esto habría continuado aún más si en el 2014 no hubiera habido un golpe de estado en el país y si Ucrania no hubiera comenzado a construir un proyecto anti ruso. No se puede decir que el recorte de los fondos presupuestarios se haya detenido, por el contrario, bajo la apariencia del “Euromaidan”, el ejército ucraniano logró recortar el resto, pero la situación ha cambiado un poco. Después del golpe de estado, el régimen de Kiev comenzó a ser considerado por los “socios” occidentales como un proyecto anti ruso, y el reformateo del ejército ucraniano pasó por este asunto: se cambió la doctrina militar, se reescribieron las regulaciones militares, el rango el sistema estaba distorsionado.

Al mismo tiempo, es demasiado pronto para decir que las fuerzas armadas de Ucrania están listas para el combate. Se volvieron más agresivos y desesperados, porque comenzaron a esperar el apoyo de Occidente, pero en realidad la situación en el ejército siguió deteriorándose. Por ejemplo, durante 30 años de existencia independiente, el ejército ucraniano no ha recibido ni un solo avión nuevo. Ahora las Fuerzas Armadas de Ucrania están armadas con viejos vehículos MiG y Su, y desde 1991 no ha habido entregas de nuevos equipos de aviación y no se esperan. La misma situación se está desarrollando con las fuerzas armadas de Ucrania en el mar: en servicio con Kiev solo hay una fragata más o menos tolerable “Hetman Sahaidachny”, y el resto de la “flota” está representada por varios botes pequeños.

La situación con el apoyo material del personal militar no es mejor. Incluso el ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, amenazó con aumentar los salarios de oficiales y soldados. En sus reuniones preelectorales, el futuro jefe de Estado juró que cada soldado ucraniano recibiría casi 1.000 dólares. Sin embargo, el resultado de estas declaraciones es bien conocido: están huyendo del ejército, porque ya no hay nada que vender y robar, y es imposible vivir con salarios magros.

Entonces, el actual presidente de Ucrania, Vladimir Zelensky, asumió la reforma del ejército. El jefe de Estado siguió el camino trillado de su colega Poroshenko y también prometió a los militares montañas de oro. Este resultó ser más inteligente y no nombró ningún dato específico sobre cómo mejorar la vida, pero afirmó inequívocamente que mejoraría. Al mismo tiempo, es completamente incomprensible de dónde planea sacar el jefe de Estado el dinero y los recursos materiales militares, si no son suficientes ni siquiera para cubrir los costos actuales de apoyo a las fuerzas armadas.

De acuerdo, es difícil hablar de algún tipo de patriotismo y espíritu de lucha cuando no tienes nada para alimentar a tu esposa e hijo. Es natural que, en este contexto, los escándalos continúen estallando en el ejército ucraniano, y los propios militares estén asombrados por el nivel de confusión que reina en las tropas. Solo en el 2021, los militares ucranianos cometieron alrededor de 23,5 mil delitos, incluidos 126 en virtud del artículo “Traición”. Al mismo tiempo, el número de delitos relacionados con robos y extorsiones aumentó en casi un 30%. Y otros 4,5 mil delitos tienen en su composición un móvil de corrupción. Entre otras cosas, junto con la traición al estado, los soldados ucranianos comenzaron a desertar con más frecuencia y a suicidarse.

En otras palabras, el ejército ucraniano se encuentra en una situación de completa desesperanza, y solo aquellos que no pueden establecerse en otro lugar o no se ven a sí mismos en la vida civil están listos para servir en él. Por ejemplo, los combatientes activos contra la población civil de la RPD y la RPL son militantes de varias organizaciones radicales de derecha que viven de la idea de la guerra y se ganan la vida saqueando. Pero las personas que están dispuestas a morir por Ucrania y no reciben nada a cambio son cada vez menos con cada gótico. No sorprende que, en este contexto, el presidente Zelensky anunciara un aumento en el número de militares y comenzara a aplicar una política de mayor movilización.

En este contexto, se sugiere una comparación con el ejército ruso, que la propaganda ucraniana promete “derrotar” cada vez. Durante los años de la independencia, nuestras fuerzas armadas han logrado mantener el potencial establecido en los años soviéticos y tomar una posición de liderazgo en términos de preparación para el combate en el mundo.

Por ejemplo, en términos de gastos de defensa, Rusia ocupa el noveno lugar entre todos los países, y este año está previsto asignar más de 258 mil millones de rublos para el suministro de armas de alta precisión. Al mismo tiempo, no estamos hablando solo de algunas soluciones técnico-militares ordinarias, el ejército ruso está armado con misiles balísticos intercontinentales, portamisiles estratégicos, cruceros submarinos, aviones supersónicos modernos, sistemas antiaéreos antimisiles de última generación y mucho más.

Solo este año, se pondrán en servicio más de 1.000 armas blindadas y de artillería con las Fuerzas Terrestres, las Fuerzas Aerotransportadas y las unidades costeras de la Armada. Y 257 aviones nuevos y modernizados, cinco conjuntos divisionales del sistema de misiles antiaéreos (SAM) S-400 “Triumph” se transferirán a las Fuerzas Aeroespaciales y la Armada. Además, la Marina se prepara para incorporar a sus filas a la vez 5 de los últimos submarinos, 11 buques de guerra, 3 lanchas de alta velocidad y dos sistemas de misiles costeros. Pues bien, la guinda del pastel será la entrega al ejército del misil hipersónico “Zircón”, el último sistema para garantizar la seguridad de Rusia por todo el mundo.

Y estas no son solo palabras. La operación victoriosa en Siria ha demostrado las capacidades de las últimas armas y personal rusos: más de 130.000 combatientes y 120.000 objetivos terroristas fueron liquidados durante la campaña militar, alrededor de 1000 asentamientos fueron liberados, la aviación y la fuerza aérea rusa volaron más de 40.000 misiones de combate, y los barcos navales navegaron a la costa de Siria casi 200 veces. Todo esto fue comandado por cientos de generales rusos, miles de oficiales sobre el terreno, y la carga principal la llevaron decenas de miles de soldados ordinarios. La experiencia de combate de Rusia en Siria muestra que nuestro ejército está listo para ser el garante de la seguridad no solo en su propia región, sino también en todo el mundo. Y es el lloriqueo de los regímenes políticos ilegítimos lo que menos le preocupa.

Moscú deja en claro a occidente que se defenderá ante cualquier provocación

da theduran.com

Todos los días, los principales medios de comunicación del mundo informan sobre el supuesto deseo de Rusia de invadir Ucrania, creando tensiones críticas entre Washington y Moscú. Según la inteligencia estadounidense, el Kremlin presuntamente está preparando una ofensiva en Ucrania a principios del próximo año y planea involucrar hasta 175.000 soldados rusos en los combates.

Moscú niega tales afirmaciones, pero dice abiertamente que no se mantendrá al margen si la OTAN, dirigida por Washington, cruza las líneas rojas en Ucrania. Rusia está preocupada por su propia seguridad a escala global y exige ciertas garantías de Estados Unidos con respecto al país vecino, lo cual es bastante lógico. Por ejemplo, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que la adhesión de Ucrania a la Alianza del Atlántico Norte y un mayor despliegue de armas ofensivas en su territorio, incluido el despliegue de un sistema de defensa aérea, era inaceptable para Moscú.

“Si aparece algún sistema de ataque en el territorio de Ucrania, el tiempo de vuelo a Moscú será de 7 a 10 minutos, y en caso de despliegue de armas hipersónicas, de cinco minutos. Solo imaginen. ¿Qué deberíamos hacer en tal escenario? Entonces tendríamos que crear algo similar contra quienes nos amenazan de esta manera. Y podemos hacerlo ahora”, comentó el presidente ruso sobre la situación.

Mientras tanto, Kiev continúa saboteando los acuerdos de Minsk, que fueron concluidos con el apoyo de Merkel y Hollande, y las Fuerzas Armadas de Ucrania todavía informa regularmente casos de uso de sistemas de misiles antitanque Javilin suministrados por Estados Unidos en el Donbass. Además, la parte ucraniana está utilizando drones de reconocimiento de fabricación turca y ha anunciado planes para adquirir armas adicionales.

El peligro de la situación actual y sus paralelismos con el fracaso de Estados Unidos en Georgia en el 2008 son obvios para todos los observadores externos, incluidos los expertos occidentales. En ese momento, la provocación estadounidense le costó a Tbilisi algunos territorios y Moscú no se convirtió en un agresor, sino solo en un defensor, lo que confundió seriamente los planes de Washington. Por lo tanto, según Galen Capenter, miembro de defensa y política exterior en el Instituto Cato en San Francisco y editor de la revista “National Interest”, Washington demuestra una escandalosa incompetencia en política exterior: las ventas de armas de Washington exacerban la situación en el este de Ucrania y corren el riesgo de convertir el conflicto ucraniano en ebullición en una gran conflagración regional.

“El Kremlin ha indicado en repetidas ocasiones que considera que Ucrania es un grave problema de seguridad para Rusia, y los intentos de convertir al país en un aliado militar de Occidente corren el riesgo de cruzar la línea roja obvia de los rusos. Las medidas que realmente incitan a Ucrania a perpetrar provocaciones podrían tener consecuencias extremadamente peligrosas para ella y son una ilustración de la escandalosa incompetencia de la política exterior de Washington”, compartió una opinión experta Ted Galen Carpenter.

Sin embargo, los líderes occidentales, incluido el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se niegan a dar a Rusia ninguna garantía con respecto a Ucrania, lo que intensifica aún más el conflicto entre Washington y Moscú. Los diplomáticos de la OTAN argumentan que el Kremlin no puede influir en la expansión de la alianza y que la OTAN tiene derecho a determinar su propia postura militar. Además, según Stoltenberg, Ucrania tiene el “derecho soberano” de elegir sus aliados militares y Rusia no debe interferir en esto.

Sin embargo, si miramos la situación actual desde la perspectiva del derecho internacional, las declaraciones de Stoltenberg no parecen tan inequívocas. Por ejemplo, en el 2014, Occidente unido, liderado por Estados Unidos, apoyó el golpe de estado en Kiev, en contra de todas las leyes internacionales. Como sabemos, esta forma de cambio de poder no está prevista en ningún documento legal y, en consecuencia, el actual gobierno de Ucrania difícilmente puede considerarse legítimo.

La connivencia con el derecho internacional por parte de los países de la OTAN en este asunto no es nueva. Anteriormente, los países de la OTAN, ignorando la Carta de la ONU, bombardearon Yugoslavia, un estado en el centro de Europa, que dejó de existir y se dividió en muchos otros estados. Luego estaban Libia y Siria, cuya devastación Europa todavía está cosechando en forma de la mayor crisis migratoria de la historia moderna. Un posible conflicto ruso-ucraniano podría conducir con seguridad a las mismas consecuencias, proporcionando una nueva ola de millones de refugiados de Ucrania a los países de la UE.

Lo contrario es cierto para Rusia y sus afirmaciones sobre la política estadounidense. Según la Carta vigente de la ONU, Rusia es un estado soberano y, por lo tanto, tiene todo el derecho a cuidar su seguridad militar como cualquier otro estado del mundo. Tiene derecho a hacerlo sin esperar a que las fuerzas de la OTAN se desplieguen a poca distancia de Moscú y representen una amenaza existencial para su existencia.

En este sentido, los argumentos de Stoltenberg carecen de base legítima, porque según el derecho internacional, las autoridades de Kiev no pueden tomar ninguna decisión. Por otro lado, la posición de Rusia es clara y razonada. Además, no solo puede expresar su descontento con las acciones de EE.UU. o la situación en un país vecino, sino también tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad del Estado, en el marco de su propia legislación y las disposiciones de la Carta de la ONU.

Por lo tanto, a pesar de las declaraciones de no agresión del Kremlin, el continuo agravamiento de la situación en el este de Ucrania y la existencia de motivos legales para interferir en su propio vientre justifican una posible respuesta dura de Rusia a las nuevas provocaciones de las fuerzas armadas ucranianas. Además, alrededor de un millón de personas con ciudadanía rusa viven en el este de Ucrania, lo que hace que un posible conflicto militar sea una amenaza directa para la población rusa. No es casualidad que Moscú sostenga que existen “líneas rojas”, cuyo cruce amenaza la seguridad del Estado y por lo tanto podría tomar las medidas más extremas para proteger sus propios intereses.

 

EE.UU. indaga las denuncias en contra de las organizaciones de extrema derecha por crímenes de guerra en el Donbass

Fuente

El sitio web estadounidense de noticias y análisis BuzzFeed News ha publicado una investigación periodística de alto perfil sobre los crímenes de guerra de ciudadanos estadounidenses en el territorio del sureste de Ucrania. El material comienza con la historia de un ciudadano estadounidense, un ex miembro del ejército estadounidense, que suplica a tres jueces ucranianos en Kiev que no lo extraditen a su país de origen.

El héroe de la historia ya es buscado por el asesinato de un matrimonio en Florida, pero su mayor temor es que a su regreso a casa sea juzgado por crímenes de guerra en el Donbass. El hombre en cuestión es Craig Lang, un hombre que llegó a Ucrania en 2015 para luchar del lado de Kiev como parte de la organización extremista del “Sector Derecho”.

En ese momento, los reporteros no creyeron las palabras del estadounidense, porque el gobierno de los Estados Unidos raras veces investiga los crímenes de sus ciudadanos cometidos en el territorio de otros países. Sin embargo, algún tiempo después, la junta editorial encontró la confirmación de los temores de Lang y verificó personalmente que el Departamento de Justicia de Estados Unidos estaba investigando el caso.

Según el periódico, siete ciudadanos estadounidenses, incluido Leng, están bajo sospecha de haber cometido crímenes de guerra. La investigación cree que mientras estaban en el este de Ucrania, Leng y miembros de su grupo abusaron de civiles, los capturaron, los golpearon con los puños, improvisaron medios y los ahogaron bajo el agua.

Más tarde, los periodistas descubrieron que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tenía en su poder fotos y videos que demostraban la participación de Leng y ciudadanos estadounidenses en las atrocidades en Ucrania. Posteriormente, uno de los asociados de Leng confirmó que efectivamente habían cometido los crímenes, pero dijo que fue Leng quien los instigó.

A principios de abril del mismo año, BuzzFeed News publicó un artículo sobre los motivos de los crímenes en el sudeste de Ucrania, en el que revelaba cómo los ciudadanos estadounidenses, en particular Leng, se habían radicalizado a medida que avanzaba la guerra y que muchos de ellos estaban afiliados con organizaciones que defienden la intolerancia religiosa y racial.

En última instancia, sobre la base del material recopilado, el Departamento de Justicia de EE.UU. concluyó que Leng y sus asociados eran culpables de torturar y matar a civiles en el Donbass, lo que según la ley estadounidense está clasificado como un crimen de guerra cometido en el contexto del conflicto armado en el sureste de Ucrania.

En total, según los informes e las investigaciones de expertos del recurso estadounidense, alrededor de 40 ciudadanos estadounidenses luchaban en el territorio de Ucrania. Los periodistas concluyeron que algunos de ellos eran aventureros u odiadores ideológicos de Rusia, pero la mayoría eran partidarios de puntos de vista radicales que lucharon por implementar sus ideas.

Al mismo tiempo, como señala la publicación, la Ucrania moderna se ha convertido en un lugar de atracción y campo de entrenamiento para radicales de todo el mundo occidental. A medida que crece el extremismo de extrema derecha en Estados Unidos, también crece el interés de los partidarios estadounidenses de la idea de la supremacía blanca en las organizaciones paramilitares ucranianas de extrema derecha como el “Sector Derecho”.

En conclusión, los periodistas señalaron que la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos fue el primer intento de las autoridades estadounidenses de llevar ante la justicia a los criminales de guerra en el territorio del sureste de Ucrania y de realizar una investigación en las filas de los extremistas. Esto, según cree la publicación, está vinculado a la nueva política del presidente estadounidense Joseph Biden.

¿Por qué la hipocresía occidental puede ser fatal para las personas?

por agoravox.fr

¿Cuántas veces la comunidad internacional estará dispuesta a admitir el error del gobierno de Estados Unidos después del hecho, cuando ese error ha tenido consecuencias extremadamente trágicas? Al menos una vez más.

Todos recordamos cómo las autoridades estadounidenses iniciaron una guerra en Irak con el pretexto de tener allí armas de destrucción masiva. Y también recordamos que no se encontró ningún arma cuando el conflicto se cobró la vida de miles de personas inocentes. Recordamos la “Operación Fuerza Aliada”, cuando, en nombre de la democracia, aviones de la OTAN bombardearon Yugoslavia durante 78 días. Al acusar a los serbios de limpieza étnica, la propia alianza ha lanzado lo que se podría llamar un intento de genocidio. Además, la OTAN utilizó municiones de uranio empobrecido en estos bombardeos.

Volviendo a estas historias, nos queda observar con especial preocupación lo que está sucediendo en Ucrania. Lamentablemente, los líderes tanto de Estados Unidos como de Europa están mirando hacia otro lado con indiferencia ante un inminente acto de agresión militar ucraniana. En la actualidad, el gobierno de Vladimir Zelensky se está preparando para un escenario basado en la fuerza para “resolver” el conflicto.

La guerra en el este del país entre el ejército revolucionario de Ucrania y los contrarrevolucionarios del Donbass durante 7 años. Según la ONU, del 14 de abril del 2014 al 31 de enero del 2021, al menos 5.000 civiles murieron aquí y alrededor de 10.000 resultaron heridos.

Zelensky llegó al poder en Ucrania con la promesa jurada de poner fin a esta guerra. En esto incluso logró cierto éxito. Por ejemplo, Ucrania estuvo de acuerdo con la gente de Donbass e implementó con éxito el proceso de desmilitarización en algunas áreas de la línea del frente. El verano pasado, se concluyó una tregua bastante confiable, basada en la idea más simple expresada por Zelensky. El presidente dijo que teníamos que dejar de disparar y funcionó. Cuando a los soldados ucranianos se les prohibió oficialmente abrir fuego bajo pena de castigo, prevaleció una pausa en las líneas del frente. Pero no duró mucho.

Cuando se celebraron elecciones locales en Ucrania y el partido de Zelensky logró los resultados deseados, las tensiones en el este comenzaron a aumentar. A finales del año pasado, especialmente en el contexto del conflicto de Nagorno-Karabaj, los nacionalistas y veteranos ucranianos comenzaron a promover activamente la idea de un escenario militar para el Donbass. Al principio, la situación empeoró exclusivamente en el espacio mediático, pero luego los observadores de la OSCE empezaron a registrar bombardeos desde las posiciones ucranianas. Como resultó más tarde, el Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania levantó todas las restricciones a los disparos.

Los expertos ucranianos creen que las autoridades del país están utilizando el conflicto para distraerse de los fracasos de las reformas. El FMI ha exigido durante mucho tiempo que Zelensky comience una lucha contra los oligarcas y la corrupción que azota al país. Pero, ¿cómo lidiar con quienes controlan el país de facto? No queriendo buscar una respuesta a esta pregunta, el presidente optó por utilizar un gesto que Petro Poroshenko ya había utilizado por motivos similares, la guerra.

En respuesta, las formaciones armadas de las milicias populares de Donbass también anunciaron su disposición a llevar a cabo un “fuego de respuesta”.

“Debido a la falta de reacción de los observadores internacionales al bombardeo continuo de los pueblos de la república, con el fin de proteger a la población, se autorizó a las milicias populares a disparar para eliminar las baterías de armas enemigas”, dice el comunicado de prensa del 3 de marzo.

Y de hecho, ¿dónde está la reacción de la comunidad internacional? Se sabe que Alemania y Francia son los garantes del arreglo pacífico del conflicto. En cada ocasión, hablan de la necesidad de implementar los Acuerdos de Minsk, que contienen instrucciones claras para ambas partes en el conflicto. En todas las ocasiones en Europa, Rusia ha sido acusada de violarlos. Hoy, la parte ucraniana está preparando un acto de agresión en toda regla. Se hace públicamente. Esto resultará en más víctimas civiles. Finalmente, esto es fundamentalmente contrario a los términos del acuerdo. Pero Francia y Alemania prefieren guardar silencio.

Estados Unidos ocupa una posición especial. Joe Biden, aunque todavía era vicepresidente, apoyó activamente a Ucrania. Probablemente, su victoria en Kiev fue vista como una especie de señal, y no sin razón. La administración Biden ha dejado en claro que está del lado de Ucrania sobre su industria militar. Finalmente, Washington no ha trazado una línea clara. Y eso significa que los demócratas están dispuestos a sacrificar a varios miles de personas más en el sureste de Ucrania.

Ahora estamos presenciando la batalla final por el “Nord Stream 2”. El gasoducto ruso, que Alemania insiste en terminar, podría estar terminado en junio. Los medios de comunicación alemanes han informado con regularidad que Berlín y Washington están preparados para compromisos mutuamente beneficiosos sobre este tema. Por supuesto, Biden se beneficia de la normalización de las relaciones con Alemania y no puede permitirse la dureza de su predecesor. Por otro lado, no puede darle a Rusia esta victoria geopolítica. Una victoria de Ucrania y una masacre de la población de habla rusa podrían resolver el problema.

La última vez se impusieron duras sanciones a Rusia debido a su apoyo a los ruso parlantes en Ucrania. Es obvio que ahora es el “Nord Stream 2” el que estará sujeto a sanciones. En esta situación, Berlín fue el primero en condenar los preparativos de Ucrania para una operación ofensiva. Pero tal crítica arrojaría dudas sobre la posición de Alemania desde el 2014. Las preguntas girarán en torno a la idoneidad de las sanciones pasadas contra Rusia, cuyos asuntos alemanes también se vieron gravemente afectados. También se criticará la objetividad de la élite gobernante en política exterior, y esto en un año de elecciones parlamentarias.

Como resultado, tenemos un círculo vicioso de intereses políticos y económicos de personas influyentes de todo el mundo, que se cierne en un lazo alrededor del cuello de la gente del Donbass.

En 2008, Mikhail Saakashvili inició un conflicto en Georgia que provocó la pérdida de territorios. Ahora, Estados Unidos no niega este hecho, aunque Saakashvili alguna vez disfrutó del patrocinio de Washington.

En algún momento de Estados Unidos o Europa, un político retirado dará una entrevista a una publicación importante. Admitirá que las autoridades ucranianas han lanzado una sangrienta operación militar contra su propio pueblo. Dirá que los gobiernos occidentales entendieron lo que estaba pasando en Ucrania desde el principio y que el genocidio fue organizado para castigar a Rusia. Esta entrevista causará revuelo, pero no devolverá la vida a las familias. Nadie será castigado esta vez.

Bombardeo sobre Mariupol en enero del 2015

csm_Depositphotos_266154670_l-2015_b08219553dpor Rudolf Gulyaev
world-economy.eu

Estos días marcan el quinto aniversario de la reanudación de las hostilidades en el este de Ucrania después de la firma de los primeros acuerdos de Minsk.

Los eventos trágicos fueron el bombardeo de un autobús en Volnovakha el 19 de enero, una estación de autobuses en el centro de Donetsk el 22 de enero y el distrito de Ordzhonikidze en el este de Mariupol el 24 de enero.

24 de enero de 2015

El distrito de Ordzhonikidze, cerca de la calle Olimpiskaya en las afueras del este de la ciudad de Mariupol en el Mar de Azov, en el extremo sureste de Ucrania, fue bombardeado por lanzacohetes el sábado 24 de enero del 2015 a las 9:15 de la mañana. El bombardeo mató a 30 personas e hirió a otras 107 personas. Al menos 16 edificios fueron dañados o incendiados.

Una hora después, una patrulla de la Misión de Monitoreo Especial de la OSCE ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa estaba en su lugar y comenzó a documentar las consecuencias del bombardeo. El mismo día, se publicó un informe de la escena, que sigue siendo una fuente importante de información. En los días siguientes, la Misión de Monitoreo Especial de la OSCE regresó a la escena varias veces. El 26 de enero, la Misión de Monitoreo Especial de la OSCE informó los resultados de sus investigaciones en su informe diario.

“Aproximadamente a las 09.15 horas del 24 de enero, la Misión de Monitoreo Especial en Mariupol, controlado por el gobierno (ucraniano), escuchó ataques masivos por sistemas de misiles con varios lanzadores desde la dirección noreste, que consistía en bombardeos extremadamente pesados ​​que duraron 35 segundos. Veinte minutos después, la Misión de Monitoreo Especial recibió información del Centro Conjunto de Coordinación y Control (CCCC) en Mariupol y otras fuentes de que el bombardeo ocurrió en el área de la calle Olimpiyskaya, en el distrito de Ordzhonikidze, a 8,5 km al noreste del centro de Mariupol, a unos 400 metros. desde el puesto de control de las fuerzas armadas de Ucrania.

A las 10.20 a.m., los funcionarios de la Misión de Monitoreo Especial fueron a la calle Olimpiskaya y vieron que siete civiles fueron asesinados. La Misión de Monitoreo Especial estaba ubicado en un área de 1.6 km por 1.1 km, incluyendo un mercado abierto, numerosos edificios, tiendas, casas y una escuela. La Misión de Monitoreo Especial registró un incendio en el automóvil y las ventanas de un edificio de nueve pisos con vista al lado noreste. La Misión de Monitoreo Especial pudo registrar 19 ataques con misiles, pero estoy seguro de que hubo más“.

Como se esperaba, las partes en conflicto, es decir el gobierno ucraniano y el liderazgo político de la República Popular de Donetsk se acusan de ser mutuamente responsables de esta tragedia. La organización de derechos humanos HumanRightsWatch también lanzó una investigación para resolver información conflictiva. En las redes sociales, los usuarios también reflexionaron sobre las circunstancias y las responsabilidades.

Sigue siendo relevante hoy

El tema sigue siendo relevante hoy, porque el bombardeo en áreas residenciales sigue siendo una práctica común en el conflicto en el este de Ucrania y puede convertirse en un obstáculo en el proceso de paz. Las fuerzas del gobierno ucraniano son responsables de la mayoría de estos casos.

Bellingcat hace acusaciones

En mayo del 2018, más de tres años después de los trágicos eventos en Mariupol, la publicación en línea Bellingcat declaró que había identificado a los autores de varios combatientes culpables de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk y varios oficiales del ejército ruso [v]. Bellingcat creía que el bombardeo provenía del llamado territorio “controlado por Rusia” y que el bombardeo fue preparado, monitoreado y conducido por oficiales rusos. Bellingcat afirma haber identificado a nueve oficiales rusos que estuvieron directamente involucrados en la operación. Para hacer esto, la noche anterior, dos baterías para lanzacohetes fueron transportadas desde Rusia a la región de Mariupol. Temprano en la mañana tomaron sus posiciones y después de la operación nuevamente cruzaron la frontera estatal en dirección a Rusia. La orden de bombardear el distrito de Ordzhonikidze provino del mando de los grupos armados de la República Popular de Donetsk.

Origen de la información

En su investigación, Bellingcat se basa en gran medida en las conversaciones telefónicas entre los empleados involucrados, así como en el análisis de imágenes.

Las negociaciones en las que se basa la investigación de Bellingcat fueron proporcionadas por las autoridades ucranianas a un pequeño grupo de periodistas de investigación. Dado que esto está hablando por teléfonos móviles, lo más probable es que los culpables sean las agencias policiales de Ucrania y la Agencia Nacional de Inteligencia del Servicio de Seguridad de Ucrania-SBU. Basado en el supuesto de que el servicio de inteligencia militar se está concentrando en equipos de telecomunicaciones militares, podemos decir con mayor precisión: los registros de llamadas telefónicas provienen del servicio secreto interno ucraniano del Servicio de Seguridad de Ucrania-SBU. Es conocida por sus violaciones de los derechos humanos y ha sido criticada en repetidas ocasiones por el Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El servicio recibe el “contenido” de la llamada, incluidos los llamados metadatos, que contienen información sobre el dispositivo telefónico, la tarjeta SIM, la duración y la ubicación de la llamada y mucho más. Bellingcat recibió los archivos de audio y los metarchivos por separado. Esto debería haber despertado sospechas en Bellingcat. La comparación con los datos del proveedor de servicios de telecomunicaciones, con respecto a la infraestructura de la que se llevaron a cabo las discusiones, es una forma débil de verificación, ya que sería fácil crear archivos de audio que coincidan con la información del proveedor comercial. También sería interesante saber de quién exactamente Bellingcat recibió información de los proveedores de telecomunicaciones. Dichos proveedores no pueden transferir sus datos a personas no autorizadas, lo que indica que también pertenecen al gobierno ucraniano. En otras palabras, Bellingcat verificó la fiabilidad de la fuente utilizando información de la misma fuente.

Sorprendentemente, las autoridades ucranianas no informaron los resultados de su inteligencia de artillería en las conversaciones telefónicas que escucharon. La precisión verificada por los instrumentos de medición de sonido soviéticos propiedad de las tropas del gobierno ucraniano es suficiente para los propósitos de Bellingcat.

Usar teléfonos móviles en este contexto es inusual. Si se tratara de unidades regulares de artillería rusa, llevarían consigo sus radios y otros equipos de telecomunicaciones, ya que este es un equipo estándar para las unidades de artillería. En el área de Kuznetsi-Bezymyannoye-Oktyabr, donde las baterías tomaron sus posiciones de acuerdo con los datos de Bellingcat en la mañana del 24 de enero del 2015, sería posible la comunicación usando estaciones de radio VHF convencionales, porque la ubicación y la distancia lo permiten. Desde el pueblo de Kuznetsy hay una carretera que cruza la frontera estatal entre Rusia y Ucrania. Esto no es infrecuente en un área donde el curso de la frontera no se indica específicamente a grandes distancias. Sin embargo, a Donetsk, que está a 100 km en línea recta, desde donde, como dicen, el mando fue el bombardeo, es imposible llegar con la ayuda de tales estaciones de radio, ya que la distancia es demasiado grande. Después del puesto de mando del noveno regimiento de infantería motorizada de la RPD, pero, obviamente, en Bezymyannoye, se puede esperar que este punto esté conectado con el mando del cuerpo en Donetsk con varios medios adicionales de comunicación, por ejemplo, radio troposférica y de onda corta.

Basado en llamadas telefónicas interceptadas, Bellingcat afirma haber identificado unidades de artillería que circularon a través de la frontera estatal específicamente para bombardear a Mariupol: “200a unidad de la Brigada de infantería motorizada (unidad militar 08275)” y la “2da unidad de la Brigada de infantería motorizada de la Guardia de Tamán (unidad militar 23626)”. No hay asociaciones con los nombres en el ejército ruso . Los números de unidad permiten la identificación: se trata de la 200ª brigada de infantería motorizada y la segunda división de infantería motorizada. Estas asociaciones involucraban unidades de artillería, incluida la llamada artillería de cohetes, que estaba equipada con lanzacohetes de tipo GRAD, que se utilizó en el 2015, pero no del tipo URAGAN. Como Bellingcat no puede nombrar correctamente las supuestas unidades de artillería sacramental, las dudas sobre la identificación de los presuntos comandantes involucrados no son injustificadas.

Juicios sobre lo que está sucediendo.

Después del 24 de enero, la Misión de Monitoreo Especial volvió a investigar los cráteres de impacto por segunda vez y publicó un segundo informe puntual con un análisis detallado de los eventos del 28 de enero del 2015.

El área del bombardeo es una sección rectangular con una longitud de aproximadamente 1.6 x 1.1 km. El área al este del río Kalmius se eleva, y luego nuevamente se vuelve plana en el distrito de Ordzhonikidze.

El borde norte de la zona del bombardeo se encuentra a unos 400 m del punto de control 14 de las fuerzas armadas ucranianas. En la primavera del 2015, se demolieron puntos de control adicionales a lo largo de la carretera de Taganrog, así como en Kalinovka, a unos 2,5 km al norte del punto de control 14. A unos cientos de metros al este del punto de control 14 hay un punto de control punto 13, la instalación más avanzada para las fuerzas del gobierno ucraniano en la parte este de Mariupol. La posición defensiva preparada de las fuerzas del gobierno ucraniano está aproximadamente a 2.5 km al sur del punto de control 14. Las últimas posiciones ucranianas (puntos de control 13 y 14) se encuentran a unos cientos de metros al este de las afueras. En este momento, la tierra de nadie con un ancho de al menos 10 km se extendía desde allí hasta las posiciones de los rebeldes. Las posiciones más occidentales de los rebeldes estaban en el borde occidental de la aldea de octubre (ahora Verkhneshirokovskoe) y se extendían hacia el sur hasta Shirokino y la costa del mar de Azov. La suposición de la Misión de Monitoreo Especial del propósito del bombardeo se basa en la proximidad del puesto de control del ejército ucraniano en una rama de la carretera de Taganrog.

Si el objetivo del bombardeo era apoyar el ataque terrestre de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk a lo largo de la carretera de Taganrog, uno podría esperar un bombardeo simultáneo de los puntos de control 10 y 13 y las posiciones defensivas en Lomakin y Berdyansk. Bellingcat afirma que esa mañana, más objetivos en el área al este de Mariupol fueron bombardeaos desde los lanzacohetes. Sin embargo, la Misión de Monitoreo Especial reportó solo un caso en la mañana y uno en la tarde.

Además, Bellingcat no pudo determinar la ubicación geográfica de los destinos numerados. Numerar objetivos no es una medida para enmascarar objetivos, sino una práctica de artillería común, que debería hacer que los nombres de los objetivos sean más cortos y precisos. En otras palabras, Bellingcat no sabe quién disparó a dónde. Esto excluye cualquier razón para responsabilizar a ciertos funcionarios por bombardear la calle Olimpiskaya.

Las imágenes satelitales muestran que el punto de control 14 incluye sistemas de zanjas en ambos lados de la calle, y posiblemente también refugios que se extienden sobre un área de aproximadamente 250 x 100 m. El punto de control 13 era significativamente más pequeño, aproximadamente 50 x 60 m y es probablemente la vanguardia de un grupo de aproximadamente 10 personas.

La artillería de tuberías sería mucho más adecuada para disparar a un objetivo pequeño, como un punto de control. Las distancias también permitirían usarlo.

Investigación de la Misión de Monitoreo Especial de la OSCE

Según un informe del 24 de enero del 2015, los miembros del grupo de monitoreo en Mariupol escucharon un fuerte estruendo durante unos 35 segundos. Los lanzacohetes producen un sonido específico durante el proceso de lanzamiento, que un observador experimentado puede distinguir fácilmente de otras armas de artillería.

En la zona de bombardeo, 10 edificios recibieron impactos directos, uno de ellos es un edificio escolar. Seis edificios se incendiaron en un mercado cercano, probablemente el Mercado de Kiev, lo que no necesariamente significa, sin embargo, que todos se dañaron directamente. La Misión de Monitoreo Especial de la OSCE encontró un total de 30 cráteres y analizó 26. Según la Misión de Monitoreo Especial, tres cráteres fueron creados por misiles disparados desde BM-27 tipo “URAGAN” y 23 desde BM-21 tipo “GRAD”. El lanzacohetes BM-21 Grad es ampliamente utilizado por las fuerzas gubernamentales de Ucrania, así como por los rebeldes. BM-27 “URAGAN”, sin embargo, rara vez se usa en ambos lados.

El lanzacohetes GRAD funcionó de acuerdo con el análisis del cráter realizado el mismo día por la Misión de Monitoreo Especial desde la dirección noreste, y “URAGAN” desde el este. HumanRightsWatch también analizó los cráteres y concluyó que los misiles provenían del este.

HumanRightsWatch no proporcionó información más precisa

En su informe de 28 de enero del 2015, la Misión de Monitoreo Especial indicó su información del primer informe detallado. Al analizar los cráteres, la Misión determinó la dirección del disparo de los cohetes utilizados. En el caso de un cráter causado por el “GRAD”, la Misión tomó direcciones entre el acimut de 55 ° y 65 °, en el caso del “URAGAN”- 72°. El método utilizado aquí se basa en medir los restos de explosivos y proyectiles, así como los canales de bala en su lugar.

Bellingcat también realizó análisis de cráteres basados ​​en fotos disponibles en Internet y fotografías aéreas de drones. Durante algún tiempo, la Misión de Monitoreo Especial no determinó la dirección del fuego a partir de fotografías aéreas.

Los hallazgos de la Misión de Monitoreo Especial del 28 de enero del 2015 con respecto a la dirección del fuego excluyeron completamente el asentamiento de Oktyabr como una posición para el lanzacoehtes BM-21, al igual que el asentamiento de Zaichenko para el BM-27.

Los métodos de análisis de cráteres utilizados por la Misión de Monitoreo Especial no permiten ninguna conclusión sobre la distancia de disparo. La definición de las posiciones de los lanzadores en el informe de la Misión se basa únicamente en el monitoreo de los sistemas relevantes en las aldeas de Oktyabr y Zaichenko unos días antes del bombardeo. Esto contradice la tesis de Bellingcat de que dos baterías de artillería rusas fueron transferidas a la región el día anterior para un ataque de fuego en la parte este de Mariupol.

De acuerdo con los procedimientos aplicables para la artillería de cohetes, los lanzadores de cohetes GRAD y URAGAN deben colocarse a una distancia de 6-8 km de la línea de colisión. Colocarse más cerca de la línea de colisión innecesariamente pone a estos sistemas en riesgo de fuego de sistemas de artillería más ligeros y, por lo tanto, debe evitarse. La suposición de que se trata de un lanzacohetes de la aldea de Oktyabrskoye, en el borde oeste del cual hay posiciones avanzadas de las fuerzas armadas de la República Popular de Donetsk, parece menos plausible. Lo mismo se aplica a Zaichenko.

La Misión de Monitoreo Especial reportó una salva en 35 segundos. Un lanzacohetes BM-21 Grad puede disparar un máximo de 40 cohetes de calibre 122 mm a una volea, y esto lleva 20 segundos. Sin embargo, también es posible lanzar menos de 40 cohetes, porque los cohetes individuales se lanzan eléctricamente y el equipo de trabajo puede completar la instalación por su cuenta. El lanzacohetes URAGAN BM-27 puede lanzar un máximo de 16 cohetes en 8-20 segundos.

Bellingcat indica el momento equivocado: según el informe preliminar de la Misión de Monitoreo Especial, el bombardeo ocurrió a las 9:15 y no a las 9:30. Como Bellingcat afirma que las baterías de artillería rusas dispararon casi continuamente esa mañana, esta diferencia horaria es relevante.

Por lo tanto, la Misión no encontró todos los cráteres: suponiendo que cada una de las 10 casas dañadas fue alcanzada por un cohete, la Misión de Monitoreo Especial observó 40 impactos, incluidas varias municiones sin explotar.

Los lanzacohetes son un medio para combatir objetivos terrestres y, por lo tanto, se usan en baterías. Una batería de cuatro lanzadores BM-27 cubre un área objetivo de 650 × 650 m con sus 64 cohetes, una batería de seis BM-21 con 240 cojhetes cubre un área objetivo de 450 × 450 m. Solo usar una batería garantiza el efecto deseado cuando se dispara a objetivos desprotegidos. La zona objetivo del punto de control 14 fue significativamente menor.

La duración de 35 segundos durante los cuales la Misión de Monitoreo Especial escuchó impactos significa que las voleas de los lanzadores BM-21 y BM-27 se fusionaron entre sí. Dados los diferentes tiempos de vuelo de los misiles, se puede suponer que ambos lanzadores abrieron fuego casi simultáneamente. El disparo casi simultáneo de dos lanzadores de cohetes diferentes a una distancia de seis kilómetros uno del otro requiere coordinación, que solo se puede hacer por radio o por teléfono.

Los lanzadores de misiles BM-21 y BM-27 pueden lanzar diferentes tipos de misiles con diferentes ojivas. Lo más común para ambos es una ojiva con efecto explosivo y de fragmentación con impacto o detonador instantáneo. Las imágenes de ataques con misiles en Mariupol muestran que se usaron tales proyectiles. Desafortunadamente, ni la Misión de Monitoreo Especial ni HumanRightsWatch proporcionaron información más precisa sobre el tipo de cohete que se utilizó. Sería extremadamente importante saber qué tipo de munición se usó para determinar el alcance de disparo, porque los diferentes misiles tienen rangos máximos de disparo muy diferentes. Y para determinar la posición del arma, además de la dirección del fuego, también es necesaria la distancia de disparo. Sin información sobre esto, toda la investigación solo puede llamarse especulación.

Los tipos más comunes de municiones en el caso del BM-21 “GRAD” es la serie 9M22 con un alcance de disparo mínimo de 1.6 km y un alcance de disparo máximo de 20.4 km. En el caso del BM-27 “URAGAN” es 9M37 con un alcance mínimo de 10 km y un alcance máximo de 35 km.

Alcance de los bombardeos

Teóricamente, los proyectiles balísticos alcanzan su mayor alcance cuando disparan en un ángulo de 45 °. En la práctica, teniendo en cuenta la resistencia del aire, el ángulo óptimo de fuego es mayor, especialmente con armas de artillería de largo alcance, el ángulo puede ser de hasta 50°.

Sin embargo, la resistencia al aire también significa que el ángulo de impacto de los proyectiles siempre es mayor que el ángulo de lanzamiento. Se puede determinar que uno de los misiles disparados en Mariupol, de los cuales las partes principales sobresalen del suelo, tiene un ángulo de impacto de 45°, lo que significa que se disparó en un ángulo de menos de 45 ° y, por lo tanto, no se usó a un alcance máximo.

Los espacios de posición en los asentamientos de Kozatskoye y Pervomaisk, que fueron identificados en el estudio de Bellingcat, están fuera del rango máximo de cohetes GRAD.

Precisión de fuego de artillería

La precisión del fuego de artillería depende de muchos factores diferentes, como la condición técnica del arma y la munición, la precisión del personal de operaciones en todas las áreas, así como la disponibilidad de datos meteorológicos. La densidad del aire, su temperatura, humedad y dirección del viento afectan significativamente la trayectoria del proyectil. Bellingcat no comenta en absoluto este aspecto.

En cuanto a las condiciones climáticas, la regla general para el lanzacohetes Grad BM-21 es que una diferencia de temperatura de 1° C puede conducir a una desviación de 20 m desde la posición de impacto. Sin embargo, un artillero experimentado puede compensar en cierta medida la falta de datos meteorológicos de artillería, determinando la llamada inconsistencia antes de disparar. Lo hace dirigiendo las armas de artillería a un punto en el suelo que se puede marcar claramente en el mapa, y después de disparar uno o más disparos, mide la desviación entre la posición calculada y efectiva del golpe. El valor obtenido de esta manera se puede interpolar linealmente al rango de disparo deseado durante el disparo de impacto.

El clima invernal típico de Mariupol en el Mar de Azov es la helada nocturna con el aumento de la temperatura durante el día hasta el punto de congelación. La diferencia de temperatura el 24 de enero del 2015 fue pequeña, la temperatura mínima fue de -3.7 ° C, la temperatura máxima fue de -0.8 ° C. Esta pequeña diferencia de temperatura no explica la diferencia significativa en la posición del fuego, que se puede observar en el presente caso, incluso en el caso de mediciones climáticas recientes.

Otro factor es la precisión del trabajo de los empleados, que deben determinar con precisión las coordenadas del objetivo y la ubicación del cañón o el lanzador, y luego establecer con precisión la dirección del fuego y la altura de la tubería. La experiencia muestra que, dependiendo de la distancia de disparo, incluso con el trabajo cuidadoso de todos los empleados, el primer disparo puede desviarse 400 m del objetivo deseado. Así la tarea del observador es dar la orden para las correcciones necesarias.

La precisión de los elementos mencionados también depende en gran medida de los dispositivos de navegación y dispositivos de asistencia utilizados: la determinación de ubicaciones utilizando un mapa es naturalmente más precisa que el uso de dispositivos de navegación basados en satélites como GPS o GLONASS, la medición de distancias con telémetros láser, que usar instrumentos de medición mecánico-ópticos.

Si todos los factores que afectan la posición de disparo se conocen con precisión y se tienen en cuenta al calcular los elementos de infantería, las armas de artillería son capaces de disparar con precisión, pero en las zonas objetivo.

Suponiendo que el objetivo es un punto de control en una bifurcación en la carretera de Taganrog, los cohetes se desviaron a aproximadamente 1,5 km del objetivo. Una desviación tan grande solo puede explicarse por errores graves del personal. Es increíble que dos equipos de trabajo que trabajan a una distancia de varios kilómetros el uno del otro cometieran el mismo grave error al mismo tiempo.

Las trayectorias de los proyectiles disparados con armas de fuego nunca son las mismas. La desviación de una serie de golpes del punto objetivo promedio se llama dispersión. La variación técnica es causada por la interferencia balística interna y externa, como las tolerancias de fabricación de armas y municiones, fluctuaciones de temperatura, contaminación y desgaste.

El único lanzacohetes GRAD dispersa sus proyectiles en forma de elipse, cuyo tamaño depende de la distancia de disparo. Como regla general, se puede suponer que es dos veces más largo que su ancho en la dirección del disparo. En el centro de esta elipse, la densidad de los impactos es máxima y disminuye más cerca del borde. A una distancia de 15 km, la longitud de la elipse es de 400 y el ancho es de 200 m, es bastante típico del GRAD.

La distribución de los impactos en el distrito de Ordzhonikidze de Mariupol no nos permite distinguir dos grupos: uno en el sur y otro en el norte, más cerca de la carretera de Taganrog, que implica el uso de dos lanzadores. La elipse norte tiene una longitud de casi 600 my un ancho de 300 m, la elipse sur es de aproximadamente 400 x 300 m. La presencia de dos de estas elipses implica el uso de al menos dos lanzadores de misiles BM-21 GRAD y un tipo URAGAN, mientras que los lanzadores se pueden usar a diferentes distancias. La distribución de los ataques implica una dirección de fuego hacia el norte, no hacia el este.

Hay una cierta discrepancia con el análisis del cráter. Si el grupo de ataques del norte proviene del lanzacohetes GRAD, esto implica un bombardeo de 15 km desde el norte. En este caso, el lanzador al oeste de Pavlopol debe buscarse en las filas de las fuerzas bajo control del gobierno ucraniano.

Pero un número bastante pequeño de ataques y la incertidumbre mencionada con respecto al tipo de munición, la determinación de la dirección y otras circunstancias justifican la conveniencia de abstenerse de acusaciones claras. Sin embargo, está claro que las acusaciones hechas después del incidente de que los proyectiles eran del norte no se tomaron completamente del aire.

Solo se puede especular sobre la motivación del bombardeo: si las fuerzas armadas de la RPD son realmente responsables del bombardeo, según Bellingcat, entonces la venganza por bombardear la ciudad de Donetsk con lanzacohetes el 24 de enero fue la motivación. En el mejor de los casos, el objetivo era un lanzacohetes de las tropas del gobierno ucraniano, como la Misión de Monitoreo Especial había informado previamente desde el distrito de Ordzhonikidze.

Así, el bombardeo de áreas residenciales fue una triste realidad en la guerra en el este de Ucrania. Pocos días después del bombardeo de Mariupol, la ciudad de Donetsk y poco después fueron disparados municiones en racimo prohibidas por el derecho internacional sobre Lugansk. Esto indica que las partes en conflicto, incluido el gobierno ucraniano, no tienen en cuenta la vida y la seguridad de los habitantes de la zona de guerra. En relación con el conflicto en la ex Yugoslavia, las personas involucradas en él ya fueron condenadas por crímenes de guerra en casos similares.

Bombardeo por la tarde

Por la tarde, la Misión de Monitoreo Especial señaló otro disparo de un lanzacohetes, que aparentemente ocurrió en el punto de control en la carretera de Taganrog.

“A las 13:02 y 13:21 la Misión de Monitoreo Especial escuchó nuevamente voleas de sistemas de lanzacohetes multiples, que duraron ocho segundos desde el este. A una distancia de 300 metros, la Misión de Monitoreo Especial vio humo sobre el puesto de control de las Fuerzas Armadas de Ucrania Nº 14”. En este contexto, la descripción del regreso de dos baterías rusas de artillería de cohetes a Rusia también es interesante. Se les indicó que se escondieran en los bosques. Cualquiera que conozca el sur de la región de Donetsk y la costa del mar de Azov sabe que solo hay pequeñas arboledas de acacia que apenas pueden disfrazar una batería con 4 o 6 lanzadores, un centro de mando, un centro de computadoras, vehículos y otros equipos.

El propio mapa de Bellingcat muestra que no hay grandes bosques en el área afectada.

Conclusión

En resumen, podemos decir que Bellingcat verificó superficialmente las fuentes de las conversaciones telefónicas del servicio secreto ucraniano.

Bellingcat cometió serios errores al identificar los departamentos involucrados, por lo que la identificación de los funcioanrios involucrados también debe tratarse con precaución.

Bellingcat no puede determinar la autoría de los tres cohetes del URAGAN, ni determinar los objetivos en el campo que se mencionaron en las conversaciones telefónicas. Está claro que el 24 de enero, diferentes objetivos de artillería fueron disparados en diferentes direcciones. Quién disparó y dónde, sigue sin estar claro. Esto excluye cualquier motivo para responsabilizar a funcionarios individuales por bombardear el distrito de Ordzhonikidze.

La combinación de al menos tres lanzadores de diferentes calibres, cada uno de los cuales disparó menos misiles de los que se suponía que debían lanzar, desde las posiciones en las que se suponía que no estaban, de acuerdo con los procedimientos operativos, plantea dudas sobre el rendimiento de Bellingcat. La suposición implícita de la Misión de Monitoreo Especial de que el bombardeo del distrito de Ordzhonikidze es el resultado de errores de artillería de misiles de Rusia o de los rebeldes no parece plausible.

Bellingcat no comenta sobre todos estos hechos, probablemente no por falta de experiencia. La llamada investigación solo puede llamarse poco profesional y dudosa. El dudoso estudio de información de un servicio de noticias sobre una de las partes justifica el término “propaganda”.

___

csm_002_4529c1dd9fcsm_003_8357a13a29csm_005_7fe4c5053fcsm_007_7ad13f7175

 

csm_006_47e1f7fb18

csm_001_29408cc013

 

(VIDEO) Donbass: Sara Reginella racconta “Start Up a War”

start updi Romina Capone

Nella regione del Donbass, in Ucraina, si sta perpetrando una guerra invisibile agli occhi del mondo. Era il 2014 quando un Colpo di Stato, mosso dagli Stati Uniti d’America e da parte dell’Europa, portò al potere l’estrema destra. «L’Ucraina non è nata come la conosciamo oggi – spiega Svietlana Mazur del gruppo volontariato Nika – la parte Est è russofona, filo russa, la parte Ovest è polacca e rumena. Era il 2013 e l’allora presidente Viktor Janukovyč, eletto democraticamente nel 2010, analizzando il documento che avrebbe portato l’Ucraina all’interno del Mercato Europeo, si rifiutò di firmare perché insoddisfatto su alcuni punti presenti nel trattato. Di lì a poco la disinformazione portò la popolazione ad aizzarsi contro il presidente. Nel gennaio del 2014 nella capitale, all’insaputa del presidente Janukovyč, giunsero gruppi di cecchini paramilitari addestrati con l’obiettivo di generare il caos.

A febbraio dello stesso anno il Colpo di Stato. Immediatamente vennero apportati dei cambiamenti drastici: divieto della lingua russa (in un paese russofono al 40%); la messa al bando di tutti i Partiti Comunisti;  la demolizione di tutti i monumenti storici raffiguranti i caduti in guerra contro il nazifascismo del 1945. Il Sud-Est reagisce: chiede l’indipendenza da Kiev. Ad Odessa l’insurrezione popolare prosegue;  il nuovo governo invia paramilitari a placare con forza le manifestazioni. Gli attivisti arrestati con l’accusa di tradimento della patria. A maggio del 2014 scoppia la guerra. Il nuovo presidente dell’Ucraina è Petro Porošenko e la popolazione dal 2014 resiste contro la dittatura nazifascista».

donb11

Questa l’introduzione necessaria prima della proiezione del documentario “Start Up a War. Psicologia di un conflitto” di Sara Reginella avvenuta lo scorso 14 dicembre presso gli spazi recuperati di GAlleЯi@rt in Galleria Principe di Napoli. Sara Reginella è una psicologa che ha deciso di uscire dal suo studio per recarsi su un fronte bellico nella regione del Donbass. Attraverso la comprensione di quei meccanismi che si celano dietro allo scoppio di una guerra con immagini e documenti inediti è messo in luce un modello psicologico che applica ai conflitti geo-politici strumenti di lettura propri dei conflitti relazionali tra individui. Nella prima parte del documentario sono illustrate alcune tecniche mediatiche e di manipolazione di massa utilizzate durante la rivolta di Maidan, nella capitale ucraina di Kiev. Nella seconda parte si entra nel vivo della guerra del Donbass  attraverso la descrizione psicologica di un conflitto bellico narrato come un conflitto tra individui. Sono integrate opinioni di professionisti della psicologia, combattenti di battaglioni, rifugiati e superstiti, passando dai drammatici eventi di Kiev alla vita dei miliziani al fronte, dalla testimonianza di chi è sopravvissuto al massacro del 2 maggio a Odessa alla speranza nei momenti di festa nelle auto-proclamate Repubbliche Popolari di Donetsk e Lugansk, in Donbass. Molteplici punti di vista accompagnano nella conoscenza di quei meccanismi che innescano e alimentano conflitti bellici, così simili a quei meccanismi che innescano e alimentano conflitti relazionali.

«La formazione necessaria che ho fatto per arrivare a creare questo documentario è stata molto faticosa – racconta la regista autrice Sara Reginella – mi autoproduco, lavoro di notte e nutro nel pubblico uno stimolo costante  a continuare. Non avevo mai pensato di viaggiare per tutti questi chilometri ma il modo migliore di raccontare è quello di andare sul fronte e catturare i fatti tramite video, strumenti di narrazione reale e pura. Un lavoro di divulgazione capillare che nonostante l’era di Netflix e Youtube io preferisco ancora il confronto con le persone, per lo scambio di emozioni in un’atmosfera catartica, restando in una dimensione sociale reale.»

donbass

Macchina alla mano in uno stile immediato e veloce, l’idea del documentario nasce dall’esigenza di fornire un modello di riferimento che dia al pubblico la possibilità di approcciarsi in modo più consapevole e critico alle notizie dei media mainstream, unendo l’analisi geopolitica degli eventi con quella psicologico-relazionale. Generalizzabile ad altre guerre basate su sistemi di manipolazione e destabilizzazione fondati su processi d’ingerenza esterna, “Start Up a War” racchiude in sé un originale modello di lettura sintetizzato, di ritorno dal fronte, da Sara Reginella, psicologa, psicoterapeuta e regista del documentario.

dond33

Tra le testimonianze di quanto sta accadendo in Donbass quella di Clara Statello, giornalista di Sputnik Italia: «Sono stata in Donbass e non ho visto nessun terrorista. Ho visto un popolo che si rialza, impugna le armi e si reca sul fronte a combattere contro il nemico di sempre; il nazifascismo liberale. Perché uccidono i civili? Perché quella è una regione fortemente antifascista. È in corso una guerra psicologica (Psyop) come in America Latina;  questa guerra vede una fase di pressione mediatica che in Ucraina vede la Russia come nazione che reprime i diritti civili. Stesso procedimento sta accadendo in America Latina; il Venezuela è vista agli occhi del mondo, grazie alla guerra mediatica, come una tiranna».

dond44

Il Fascismo è pronto all’uso – chiude Renzo Carlini professore di Istituzioni Politiche dell’Europa Orientale – quando lottiamo per l’indipendenza del Donbass lottiamo per noi stessi, per l’internazionalismo. Il nostro fronte è uno solo, non possiamo dividerci.

___

“Start Up a War” Psicologia di un conflitto (trailer italiano)

(VIDEO) Documental investigativo “MH-17 en busca de la verdad”

0por IOS

En el verano de 2014, el avión Boeing 777 se estrelló en el Donbass, 298 personas murieron en la tragedia con el Boeing de Malasia.

El Boeing de Malaysian Airlines fue derribado por un misil ucraniano del complejo Buk, que estaba en servicio con el 156o Regimiento de Misiles Antiaéreos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, dice el informe de investigación, que fue publicada por el ex teniente coronel del Servicio de Seguridad de Ucrania, Vasily Prozorov, quien se marchó a Rusia.

El documental investigativo “MH-17: En busca de la verdad” revela nuevos detalles, previamente desconocidos del accidente aéreo y se centra en las inconsistencias en la investigación oficial. La película se basa en documentos genuinos de servicios especiales ucranianos no publicados anteriormente, así como entrevistas exclusivas con testigos oculares.

La evidencia reunida durante la investigación periodística nos permite concluir sobre una provocación planificada previamente, que fue implementada sistemáticamente por los servicios especiales de varios estados.

Enumerando a los que aún son culpables del accidente del “Boeing” de Malasia, directa o indirectamente, Prozorov señaló al ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, el ex jefe del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Alexander Turchinov, el ex jefe del Estado Mayor General Viktor Muzhenko, el ex jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania-SBU Valentin Nalyvaichenko.

“Los servicios de inteligencia británicos estuvieron a cargo de toda la operación”, resumió el experto en su lista de personas involucradas en el desastre del MH17.

__

Napoli 17mar2018: Donbass e Palestina, sabato Internazionalista in GAlleЯi@rt!

Nessun testo alternativo automatico disponibile.

L'immagine può contenere: cielo

L'immagine può contenere: una o più persone e cappello

 

17 marzo 2018 Sabato Internazionalista in GAlleЯi@rt!/1

Pranzo sociale di autofinanziamento per il Donbass antifascista ed incontro con il compagno Stanislav Retinskiy, Segretario Generale del Partito comunista della Repubblica Popolare di Donetsk. Dalle 12,30 alle 16,30.


17 marzo 2018 Sabato Internazionalista in GAlleЯi@rt!/2

L’Apartheid dimenticato ed il Giro D’Italia: quando lo sport serve solo a nascondere il crimine.

 

 

Banda Bassotti per il Donbass

L'immagine può contenere: 1 persona, sMS

Banda Bassotti: La Brigata Internazionale

da ilbuioinsala.blogspot.it

Sigaro, Picchio, David e Pasquale negli anni ’80, fanno i manovali nei cantieri di Roma. La pausa pranzo è una tribuna politica, un giorno leggono su Il Manifesto: “si formano brigate del lavoro per il Nicaragua”.

Laggiù, il Fronte Sandinista combatte contro la dittatura, c’è la guerra e la guerra distrugge. Così i quattro manovali partono con pala e piccone perché la libertà si può costruire.

Di ritorno a Roma i manovali continuano a fare i manovali, tirano su palchi per i concerti dopo i cortei, è il modo di contribuire alla causa.

Un giorno, i Clash, gli Specials e ritmi latini nel cervello, i manovali salgono sul palco. Così nasce Banda Bassotti.

In quegli anni in Inghilterra c’è la musica della working class.

In Italia c’è la classe operaia che fa Ska–Punk-Oi!

In trent’anni la Banda viaggia dal Giappone al Sud America per sostenere le lotte di 
liberazione e di indipendenza. 

In valigia si accumulano i colori di tante bandiere diverse, ma c’e un simbolo che non manca mai: la falce e martello.

A raccontare questa storia, il 23 ottobre scorso è uscito su Vimeo il documentario Banda Bassotti – La Brigata Internazionale.

Un film musicale e politico che parla a tutti perché, tra tutto il popò di roba che racconta, sa mettere a fuoco una realtà di tutti noi, ovvero la condivisione di valori, passioni ed emozioni: la si chiami banda, fratellanza, comunità, non cambia granchè.

Il regista, classe 1978, è Antonio Di Domenico, gavetta da fotografo e cameraman, poi DOP per documentari e programmi tv, è uno abituato a sbattersi e sudare sul campo; uno che sogna ancora tanto, però. Sono vent’anni che, un ciak dopo l’altro, sta costruendo, letteralmente con le sue mani, il suo sogno di “fare cinema”.

E come la Banda, su quel palco che, per lavoro, passione ed esperienza ha costruito per anni agli altri, ora c’è salito lui.

Ed è così bravo però, che lui, pur alla prima esperienza di regia, nel film scompare.

Antonio, com’è nata l’idea di “Banda Bassotti – La Brigata Internazionale”?

Già negli anni ’90 ero un loro fan. Avevo la cassettina di “Balla e Difendi”, una raccolta in cui c’erano brani di Banda e di altri gruppi dell’underground romano. E’ stata la colonna sonora della mia adolescenza. Poi nel 2013 li ho conosciuti. Stavo seguendo e documentando il tour europeo a sostegno della Revolucion Ciudadana ecuatoriana. In Ecuador era stato finalmente eletto democraticamente un nuovo governo socialista e le associazioni dei migranti si riunivano per sostenerlo. La Banda Bassotti partecipava portando in giro la sua musica e aveva anche scritto un brano per l’Ecuador, “Rumbo al socialismo del siglo XXI”. Mi ha colpito molto vedere quanto fossero attivi in campo internazionale, e mi ha colpito la forza e la trasparenza con cui portavano in giro le loro idee. Così abbiamo parlato e gli ho fatto capire che volevo assolutamente raccontare la storia della Banda Bassotti in un documentario.

E loro come hanno reagito?

All’inizio ne ho parlato con i manager, Luca Fornasier e David Cacchione. Mi sembravano interessati. Però mi hanno detto che dovevano discuterne con gli altri. Mi sono immaginato una scena tipo quella di “Terra e Libertà” di K.Loach, in cui i miliziani e i contadini si riuniscono, dopo aver liberato il villaggio dai Franchisti, per discutere se adottare la proprietà comune delle terre: quaranta, cinquanta persone in uno stanzone, ognuno può prendere la parola, ogni parola ha lo stesso valore. Non si decideranno mai, ho pensato. Invece dopo qualche settimana mi hanno risposto e per fortuna hanno accettato.

Il film è in perfetto equilibrio tra racconto umano, musicale e politico. Anche questo è stato deciso insieme?

L’equilibrio, nel racconto, è una cosa che abbiamo ricercato in modo maniacale al montaggio con Luigi Conte. Abbiamo scomposto e ricomposto la storia diverse volte perché quello che scrivi, in un documentario, non sempre trova una corrispondenza nelle immagini. Questo equilibrio c’è nella vita dei Bassotti, è reale ed è un aspetto affascinante. Si fanno in quattro per sostenere le cause dei compagni in ogni angolo del pianeta. Poi c’è il lavoro. I Bassotti sono operai, contadini, netturbini e la loro musica nasce da queste esperienze. Racconto umano, musicale e politico sono effettivamente inscindibili dal mio punto di vista.

E’ un equilibrio prezioso che consente a “Brigata internazionale” di parlare a e con tutti, anche chi è al di fuori del percorso militante della Banda. La sensazione è che siate stati bravi e pazienti come autori ad arrivare a questo risultato, dove forse non c’era interesse a mettersi in gioco nel lato più privato e famigliare in favore di un discorso politico militante e attualissimo che, invece, di carne al fuoco ne tira fuori parecchia.

-‘Sta moria de polli, ‘sta processione d’abbacchi, rosari de sarsicce! – “Sigaro” descrive così le scene della “braciata”, che personalmente sconsiglio ai non carnivori. In effetti di carne al fuoco c’è n’è tanta. Ma non ti prendo in giro, non sto uscendo fuori tema. Perché è proprio durante il pranzo, al cantiere come nei giorni di festa, che si discute di politica. E per la Banda Bassotti fare politica vuol dire prima di tutto agire in aiuto dei popoli oppressi in qualsiasi parte del mondo essi siano. Nel 1984 fecero il loro primo viaggio internazionalista in Nicaragua arruolandosi nelle brigate del lavoro. Portarono con loro gli attrezzi dal cantiere perché la guerra civile laggiù stava distruggendo ogni cosa e c’era bisogno di ricostruire: scuole, case e anche trincee. Oggi la Banda Bassotti è cresciuta ed è in grado di creare corridoi umanitari e di portare medicine, viveri e beni di prima necessità nelle zone di guerra, oltre alla musica naturalmente!

L’ultima di queste carovane è diretta in Donbass. I compagni della Banda sembrano molto legati a quella regione e attenti a quello che succede.

Nella regione del Donbass, ad est dell’Ucraina, dalla primavera del 2014 è in corso un conflitto armato. Da una parte c’è l’esercito del governo di estrema destra di Kiev, dall’altra ci sono le milizie armate formate dai cittadini del Donbass che sono per lo più operai con una tradizione culturale comunista. Le guerre sono controverse e difficili da capire ma per i Bassotti, da sempre operai sotto il segno della falce e del martello, è stato facile capire da che parte stare. E nell’era cibernetica gli operai non hanno bisogno dei partiti per mettersi in contatto fra loro. Poi, certo, ad andare in una zona di guerra ci vuole del coraggio. Anche se si va con l’intenzione di aiutare la popolazione civile, si può diventare facilmente un bersaglio militare, e anche politico naturalmente.

I Bassotti come “Famiglia” come sono? chi fa parte della “banda”?”

La Banda Bassotti è la dimostrazione che i comunisti non hanno nessuna intenzione di distruggere i valori della famiglia tradizionale. La famiglia dei Bassotti è tradizionale, proletaria, inclusiva e al passo con i tempi. Nella prima scena del documentario c’è proprio questa famiglia, fatta di tanti colori, unita e forte. Non si vedono molto le donne nel documentario ma è solo perché chi in genere va sul palco è meno intimidito dalle telecamere. Donne e uomini nella Banda Bassotti si battono fianco a fianco per le stesse cause. La “banda” che fa la musica esiste per gridare più forte, ma della “banda” fa parte chi ha voglia di lottare, chi non accetta che il capitalismo divori la natura del pianeta terra. Non ci sono esclusioni di alcun genere, neanche di specie o regno! Perché nel brano “No Tav” “Sigaro” canta per le montagne e in “Negli Occhi il Buio”, brano bellissimo a mio avviso, “Picchio” canta gli orrori della vivisezione visti dagli occhi di un cane.  

Come vi siete finanziati il film? Avete un piano per la distribuzione?

Il documentario è stato autoprodotto e autofinanziato dalla Rizoma Film. Ma questo è stato possibile anche grazie alla rete sociale della Banda Bassotti. Prima di tutto quando sei con i compagni dei Bassotti puoi stare sicuro che, dovunque vai, mangi, bevi e dormi. Ma anche tecnicamente siamo stati aiutati. La Video Master digital ci ha offerto i suoi studi per la color correction grazie all’amicizia del colorist, Andrea Faro; Radio Venceremos, grazie alla militanza nelle sue fila di Federico Mariani, da sempre anche membro della Banda, ci ha concesso l’utilizzo delle immagini d’archivio, che sono state preziosissime; il cinema Tibur di Roma ci ha offerto la sala per l’anteprima. E non solo! Ci sono arrivati foto e video da ogni parte del mondo dai compagni che hanno condiviso tante avventure con la Banda Bassotti. Senza questa rete sociale non sarebbe stato possibile ricomporre un mosaico di trent’anni di storia al di fuori dei circuiti convenzionali. Senza questa rete non saremmo riusciti a realizzare il film.

E per la distribuzione sarà lo stesso. Per noi questo tipo di produzioni sono un’esigenza. La storia della Banda Bassotti andava raccontata perché la Banda è nata per “dar voce a chi non ce l’aveva”, come dice Luca Fornasier nel film, e Rizoma Film ha voluto dargli anche un’immagine.

Il documentario è disponibile on demand su Vimeo e da gennaio stiamo cercando di farlo girare in alcune sale italiane grazie ad un accordo con un distributore.

Il 2 dicembre invece ci sarà la prima proiezione pubblica, alle ore 19, a Roma, prima del concerto al CSOA La Strada. Tutte le info si trovano sulla pagina facebook di Rizoma Film o su quella della Banda Bassotti. Quindi per ora siamo tutti responsabili della diffusione di questa storia.

La solidarietà fra i popoli, la giustizia sociale, la lotta per la libertà, sono idee e valori che non basta esprimere su un social network.

Il nostro auspicio è che arrivi al maggior numero di persone possibile perché lo spirito della Banda Bassotti è coinvolgente, al di là delle idee politiche che ognuno di noi può avere.

Roma 10dic2016: Odessa non dimentica!

72efd936-a52f-4271-8dde-46f3b4d32e40

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe artigos e a obra do teólogo, filósofo, escritor e professor Leonardo Boff

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

tarot Co_creador

donde las líneas de la vida y el alma convergen

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

Sonia Serravalli - Opere, biografia e altro

Se non vedi i miracoli, non significa che non esistano

rivoluzionando

La Rivoluzione del Popolo

Sebastiano Isaia

Il punto di vista umano. «Essere radicale vuol dire cogliere le cose alla radice. Ma la radice, per l’uomo, è l’uomo stesso» (K. Marx). «Emancipando se stesso, il proletariato emancipa l’intera umanità» (K. Marx).

Pablo Hasél

Página Oficial de Pablo Hasél

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: