¿Qué le espera a Moldavia si gana la oposición? Las opiniones de Europa y Rusia convergen de repente

por theduran.com

La crisis económica sin precedentes, junto con los resultados preliminares de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, pintan las perspectivas de Moldavia muy desfavorables.

Según la Comisión Electoral Central del país, la participación electoral fue del 40% o 1,36 millones de personas. Así, Maya Sandu, líder del partido pro-occidental “Acción y solidaridad” está por delante del actual presidente Igor Dodon en 3,19% -35,94% contra 32,75%.

Durante mucho tiempo Maya Sandu amenazó con implementar el escenario bielorruso en la república. Afirmó que las autoridades estaban tratando de falsificar las elecciones a través de la diáspora moldava en Rusia, que se suponía iba a obtener una ventaja en la votación. De hecho, el número de colegios electorales en Rusia fue menor que en los países de la UE donde la diáspora moldava apoyó el curso pro-occidental, lo que podría haber afectado los resultados actuales.

Solo un enfoque unilateral de Sandu, que se ha opuesto repetidamente al acercamiento con Rusia, será un problema para Moldavia, dice el periodista alemán Alexander Rahr. Según él, la ideología de la neutralidad de Igor Dodon es más relevante en la situación actual.

“Creo que Dodon puede demostrar fácilmente a sus votantes que no se le considera un extraño entre los líderes occidentales, que los ha conocido y que confían en él en Occidente”, dijo Rahr.

También destacó que hay fuerzas políticas en Europa que dan la bienvenida a una política de dos vectores que beneficia a Moldavia. Por otro lado, hay quienes en Europa apoyarán a Maya Sanda solo porque se opone a Dodon y Rusia. Pudo demostrar su posición el año pasado, cuando se convirtió en Primera Ministra.

El gobierno de Sandu solo duró unos meses y dimitió con un fuerte escándalo. Sandu estaba en su mismo epicentro. La Primera Ministra decidió, sin pasar por el Parlamento, otorgarse el derecho exclusivo de nominar candidatos para el cargo de Fiscal General. Por tanto, el Parlamento se vio obligado a disolver el gobierno. Sandu y su partido se encontraron nuevamente en la oposición. Los analistas sugieren que este escenario fue provocado intencionalmente. Sandu falló en su papel de primera ministra, por lo que decidió irse como víctima. Esto pone en tela de juicio su deseo de convertirse en presidente, pero no avergüenza en absoluto a sus patrocinadores occidentales. Traian Basescu pone especial énfasis en Sandu.

El propio ex presidente rumano quería liderar la vecina Moldavia, pero no pudo obtener la ciudadanía. Su idea es simple: unir Moldavia a Rumania, y Dodon es un obstáculo.

“Bucarest nunca ha ocultado su disgusto por el presidente Dodon y el gobierno de Kiku. Dodon es considerado un hombre no armado en Bucarest”, – dijo Anatol Caranu, director del Centro Politicon de Estudios Estratégicos y Consultoría Política.

En este contexto, Rumania está apostando naturalmente por Sandu, y ganar la primera vuelta de las elecciones es una importante victoria psicológica para ella. Pero, ¿podrá repetir su éxito? Aquí vale la pena prestar atención al apoyo de los candidatos que no llegaron a la segunda ronda.

Andrei Nestase, un antiguo colega de Maya Sandu, obtuvo solo el 3,26% de los votos. Al mismo tiempo, Renato Moustache fue apoyado por casi el 17% de los votantes. Moustache está en contra de Dodon, pero es considerado un político prorruso, a diferencia de Sandu. Por tanto, la ex primera ministra difícilmente puede contar con un aumento significativo del electorado.

“Y en el 2016, cuando ganó Dodon, la brecha era del 4%”, dijo Nikolai Starikov, una figura pública rusa.

Confía en que el resultado de la contienda dependerá de cómo los candidatos organicen el electorado de sus rivales. Al mismo tiempo, Starikov llama la atención sobre otro aspecto del enfrentamiento. La victoria de Dodon significará fortalecer el poder presidencial en el país con una mayor promoción de la política de dos vectores que Moldavia necesita más que nunca. La alternativa a este escenario es una nueva ronda de incertidumbre. La combinación del presidente y el parlamento pro-occidental, donde la facción más grande son los socialistas pro-rusos, significa una crisis política.

“Esta situación no le conviene a nadie en Moldavia”, -dice Starikov. – “Desafortunadamente, la brecha en la sociedad moldava persiste. Y el de los candidatos que podrá mostrar una perspectiva, mostrar una imagen de futuro, ganará las próximas elecciones”.

 

¿Por qué Europa no puede apoyar las protestas en Bielorrusia?

2020-08-10_133923por theduran.com

Los valores democráticos, una vez una idea brillante, se han convertido en una piedra en el cuello de Europa, que la está arrastrando al abismo del caos. Ahora existe la posibilidad de solucionarlo.

Ayer se celebraron elecciones presidenciales en Bielorrusia. Sus resultados fueron predecibles. Alexander Lukashenko, quien gobernó durante los últimos 26 años, volvió a obtener una victoria aplastante. Según datos preliminares oficiales de la Comisión Electoral Central, el 80,23% de los votantes, o 4.652 millones de personas, votaron por el titular. En segundo lugar quedó Svetlana Tikhanovskaya, quien decidió postularse para la presidencia después de que su esposo fuera a la cárcel. El 9,9% de la ciudadanía apoyó a la líder de la oposición, que pasó a la clandestinidad la noche del sábado tras la detención de nueve empleados de su campaña electoral. Apareció el domingo en un colegio electoral rodeada de prensa y apoderados. Como señaló su secretaria de prensa Anna Krasulina, esta es “la protección más confiable”.

A pesar de la enorme brecha en el número de votos, el triunfo actual de Lukashenko parece ser el más oscuro de toda su historia. El presidente está acusado de manipular la votación y las protestas no han disminuido en Bielorrusia desde el domingo por la noche. El enfrentamiento entre ciudadanos y fuerzas especiales se registró en unas 20 ciudades. En Minsk, la policía utilizó flashbangs y gases lacrimógenos para dispersar a la gente. Allí se registraron casos de colisiones durante toda la noche. Los medios informaron bajas en ambos lados.

“Esta es, con mucho, la protesta más grande que he visto en Bielorrusia desde que Lukashenko llegó al poder”, dijo David Marples, profesor de la Universidad de Alberta.

Los países europeos no podían mantenerse al margen de lo que estaba sucediendo. Pidieron al gobierno de Minsk que “reconozca y observe plenamente las normas democráticas”, así como que renuncie a la violencia y “respete las libertades fundamentales y los derechos humanos y los derechos civiles, incluidos los derechos de las minorías nacionales y el derecho a la libertad de expresión”. Andrzej Duda, el presidente de Polonia, donde prácticamente declararon la guerra a la comunidad LGBT, y Gitanas Nauseda el presidente de Lituania, donde durante mucho tiempo se adhirieron a una política discriminatoria contra la población rusa, hicieron una declaración conjunta de este tipo. ¿Están justificadas sus reclamaciones contra Lukashenko? Es eso, desde el punto de vista de la política de países que están persistentemente tratando de atraer la atención de los “mayores”, es decir, Estados Unidos. Pero para Europa Occidental, el apoyo a las protestas en Bielorrusia es inaceptable.

No hablaremos de cuán poco ceremoniosamente se dispersaron las protestas de los chalecos amarillos en Francia. Aunque esos hechos no tuvieron consecuencias políticas y legales, ahora algo más es importante. ¡Europa necesita a Lukashenko! Ahora, cuando el mundo está sumido en otra crisis económica, las relaciones comerciales con Rusia ya no parecen ser algo dudoso. Los líderes de la Unión Europea lo están dejando claro. ¿Lukashenko podría convertirse en mediador? Definitivamente si. Al mismo tiempo, no seguiría el juego de Rusia, ya que él mismo se ha inclinado recientemente a cooperar con Occidente.

A finales del siglo pasado, fue Lukashenko quien inició el Acuerdo sobre la Creación del Estado de la Unión. El concepto implicaba una estrecha integración de Bielorrusia y Rusia. Pero Lukashenko se vio a sí mismo al frente de la confederación. Cuando Vladimir Putin entró en la arena política, tomó la iniciativa. En este sentido, el interés de Lukashenko en su propia idea disminuyó. Además, ahora es él quien garantiza que Bielorrusia conservará su independencia de Rusia.

Le guste o no a alguien, Lukashenko es un garante de estabilidad no solo en otra república postsoviética, sino en el centro de Europa.

La administración de Lukashenko está sumida en la corrupción, pero ¿qué garantías hay de que los líderes de la oposición no sucumbirán a la tentación si ejercen el poder? Cuando los ucranianos salieron a protestar contra el gobierno corrupto de Viktor Yanukovych, ninguno de ellos podría haber pensado que Petro Poroshenko sería aún más corrupto. Creían que él, un rico empresario, no se rebajaría a robar. Lukashenko no puede ser llamado un líder democrático y su gobierno no se corresponde con los valores europeos. Pero, ¿con qué frecuencia se observaron estos valores en Ucrania después de la Revolución de la Dignidad? La presión sobre los periodistas, numerosas organizaciones nacionalistas e incidentes trágicos como la quema de personas en Odessa en la primavera del 2014 se han convertido en un punto oscuro en la historia reciente del país.

Finalmente, la Revolución de la Dignidad provocó una escisión en la sociedad. Como resultado, la guerra ha estado ocurriendo en el este de Ucrania durante siete años y miles de personas se han convertido en víctimas. Crimea fue restaurada a Rusia en general, que aprovechó el caos.

Apoyando a los manifestantes, ¿puede Europa garantizar que la historia no se repita? Las encuestas de opinión pública muestran que en las regiones de Gomel, Brest y Grodno, los países están más comprometidos con las relaciones aliadas con Rusia. Pueden convertirse fácilmente en focos de separatismo, inestabilidad e incluso hostilidades. Si el Donbass ucraniano se encuentra relativamente lejos de las fronteras de la Unión Europea, entonces Brest y Grodno están literalmente cerca del lado de Polonia. Imagínense que habrá un hotspot de guerra híbrido en los próximos años. ¿Están los líderes europeos dispuestos a correr otro riesgo?

Por supuesto, los valores democráticos son importantes, pero Europa se ha convertido en rehén de sus propias ideas. Si no apoya las protestas de la oposición, sería una traición, señala Andreas Klute, columnista de Bloomberg.

Si las manifestaciones se convierten en una revolución total, es probable que arrastre a Putin a otra ronda de guerra híbrida y escalada geopolítica que finalmente hará que la UE parezca impotente”, dice. En un mundo con situaciones y condiciones políticas muy diferentes, es inaceptable que todo pase por el prisma de los valores. Deben mirar lo que está sucediendo de manera realista, de lo contrario las consecuencias pueden ser nefastas. En cualquier caso, ahora Europa tiene que pasar por una prueba seria, que de una forma u otra afectará al futuro del continente. La única pregunta es si estos cambios serán positivos.

 

Elecciones en Bielorrusia: Lukashenko tiene un competidor, pero ¿está listo para arriesgarse?

Lukasjenko-Makeipor Sovinformbiuró

El coronavirus tomó por sorpresa a muchos países desde el punto de vista político. Incluso en los Estados Unidos, la carrera presidencial se desarrolla bajo condiciones de cuarentena. Una situación similar se observa en Bielorrusia. El presidente Alexander Lukashenko incluso citó a Donald Trump explicando su controvertida posición sobre el COVID-19. ¿Lo ayudará en las elecciones? Y si no, ¿quién reemplazará al presidente que ocupa el cargo desde 1994?

Como saben, Lukashenko es claramente escéptico sobre la lucha contra el coronavirus. El gobierno bielorruso no siguió el ejemplo de colegas extranjeros y no introdujo la cuarentena en la república. Lukashenko mismo explicó la motivación muy claramente:

«Cuarentena, toque de queda, etc. Mira, es lo más fácil, lo haremos dentro de las 24 horas, ¿pero qué comemos? »

La posición es clara: congelar la economía es costoso para los estados. No es la mejor solución para crear una crisis en el país con sus propias manos, y unos meses antes de las elecciones presidenciales. Estados Unidos lo ha hecho, y ahora vemos lo que le está sucediendo a la primera economía del mundo.

«Si no volvemos inmediatamente a las empresas y empezamos a trabajar, morirán muchos más estadounidenses por desempleo que por coronavirus», estas son las palabras de un colega estadounidense citado por Lukashenko, enfatizando que le gustaban mucho.

Ahora no hay desempleo en Bielorrusia, el número de solicitudes de beneficios no rompe los registros históricos, y no hay colas para alimentos gratis. Sin embargo, hay coronavirus en Bielorrusia. Este factor puede jugar contra Alexander Lukashenko y contribuir a las ambiciones de otro político bielorruso: el canciller Vladimir Makei.

No es ningún secreto en la república que Makei quiere ser presidente. Si desechamos los datos biográficos, podemos decir lo siguiente sobre el posible sucesor: él tiene su propio pueblo en la administración presidencial, que solía encabezar, así como impresionantes lazos con los círculos políticos de la Unión Europea y los EE.UU.

Como canciller, Makei asistió regularmente a eventos en los Estados Unidos. El secretario de Estado Mike Pompeo, quien visitó Bielorrusia el 1 de febrero, sostuvo conversaciones con Makei. Además, el Ministro se comunicó con representantes del Departamento de Estado durante su visita de febrero a Viena. Allí, también se reunió con el liderazgo de la Open Society Foundation.

En Italia, Makei también tiene fuertes lazos. Durante mucho tiempo, los intereses de Makei en Roma estuvieron representados por Yevgeny Shestakov, quien era el embajador de Bielorrusia. En el 2016, Shestakov se convirtió en diputado. Las posiciones en Italia, por supuesto, no se vieron afectadas. Ahora uno de los principales cabilderos de Makei en Italia es el empresario Vincenzo Trani. Como muestra de gratitud, Trani incluso recibió el estatus de Cónsul Honorario de Bielorrusia en Nápoles. Entonces, Vladimir Makei y Vincenzo Trani. Recuerden estos nombres. Volveremos a ellos.

Está claro que los lazos extensos le dan al diplomático bielorruso muchas preferencias. Lukashenko, un autócrata de 65 años, cuyo reinado está acompañado de dudas, no tiene esas preferencias. Si lo miramos desde el punto de vista de Washington, Makei es un candidato mucho más ventajoso, a través del cual será posible promover la agenda occidental en Bielorrusia. Lukashenko es una persona poco confiable en esto, a pesar de sus disputas con Moscú. Lukashenko prefiere jugar en dos frentes, buscando las condiciones más ventajosas para Minsk. Makei es más agradable en este sentido.

Según algunos informes, incluso hay donantes generosos en Occidente, que han asignado $ 70 millones a la campaña de relaciones públicas de Makei, y su imagen es manejada por una agencia británica. En particular, a partir de la información filtrada a los medios, se supo que los creadores de imágenes consideran el apellido de Makei como una ventaja, que se percibe mejor de oído que Lukashenko.

Pero si Makei es el rival de Lukashenko, ¿por qué es tan importante?

 

Cortocircuito opositor

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 26 de enero de 2018

Cortocircuito

La convocatoria de elecciones en el primer cuatrimestre de este año por parte de la Asamblea Nacional Constituyente está provocando un devastador cortocircuito en la oposición venezolana, entendido este como el contacto entre polos opuestos que ocasionan una descarga. Los polos opuestos son quienes proponen participar en los comicios y quienes se oponen a ello, estos últimos instigados por el imperialismo y sus aliados. La posición del Imperio y sus lacayos se debe sobre todo a que la derecha internacional no ve que la oposición del patio esté en condiciones de ganar una elección y están privilegiando la opción de más sanciones y presión internacional, y ponen sus esperanzas en la desestabilización interna que podría justificar una intervención foránea directa, hasta ahora bastante improbable. Esa es la descarga que provoca el cortocircuito opositor: más injerencia, más agresiones, más boicot internacional. Nuestro pueblo debe encargarse de que esa descarga no incendie nuestra pradera.

Lo que se está pensando afuera del “corto” opositor en Venezuela lo expresa sin disimulo la agencia española de derechas EFE en un reportaje del cual extraemos algunos fragmentos: “Una oposición cuyo liderazgo está hoy desunido y en su mayoría sin posibilidad de medirse en las urnas se enfrenta al desafío de la elección presidencial adelantada… Este miércoles, en el primer día que tuvieron para reaccionar los partidos y dirigentes que se oponen al Gobierno de Nicolás Maduro, no hubo consenso ni uniformidad en sus declaraciones, y por el contrario reafirmaron las diferencias que existen en el antichavismo… El líder de la formación Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón, anunció su aspiración a la Presidencia y se convirtió en el tercer opositor en poner su nombre en juego después de que lo hicieran en días pasados el ex alcalde del municipio Libertador de Caracas Claudio Fermín y el ex presidente del Parlamento Henry Ramos Allup… los dirigentes de la MUD invocan la ‘unidad’ de las fuerzas que se oponen a Maduro sin ser capaces hasta ahora de unirse en torno a una decisión frente al adelanto de estos comicios, que generalmente se celebran en el país a finales de año…la oposición mermó su poder de convocatoria para movilizaciones de calle tras cuatro meses de protesta en 2017 que se saldaron con más de 120 muertos y que terminaron con la elección de la Constituyente, lo que desanimó a su militancia”. Esta larga cita del reportaje de EFE nos ahorra comentarios: los amigos de los derechistas criollos saben lo que pasa y no confían en ellos.

Pero no solo se trata de los precandidatos citados por EFE. Otras voces permiten augurar que no estaremos solos en la convocatoria de abril y que habrá candidatos opositores. La coordinadora electoral de la MUD, Liliana Hernández, afirmó tras el adelanto de las elecciones presidenciales, que lo primordial para la derecha venezolana, “es salir rápido, con un candidato con mucha fuerza”. Y también: “Yo no estoy aceptando que estas elecciones son perfectas, estas elecciones son violadoras de la Constitución pero uno tiene que prepararse para todos los escenarios”.

Igualmente el opositor Eduardo Fernández, vocero de la vieja guardia de la Cuarta República, se unió a esta opinión: “Hay la necesidad de concretar candidatos en un momento estelar para que todos los venezolanos que queremos un cambio en Venezuela, nos unifiquemos alrededor de una candidatura”.

Además de los mencionados por EFE, otros nombres parecen asomarse a la ruleta de la candidatura opositora, como Andrés Velásquez y Juan Pablo Guanipa, y hay quienes siguen calentándole las orejas a Lorenzo Mendoza.

Ahora bien, es claro que las elecciones presidenciales no resolverán todos nuestros problemas, y no nos referimos solo a la situación económica, sino también a los planes evidentes de violencia que siguen anidando en sectores de la derecha nacional e internacional. Refiriéndose al Grupo de Lima, el ministro Jorge Rodríguez ha dicho que “pretende rebasar los límites de la soberanía de Venezuela y alimentar la violencia, el odio, la intolerancia, la muerte entre los venezolanos, promoviendo vías contrarias a la convivencia democrática y electoral”.

Inclusive algunos presentan con descaro ideas para la generación de violencia, como el conocido sirviente del imperialismo Andrés Oppenheimer, quien opinó que “Un frente unido de oposición podría, por ejemplo, participar temporalmente en el proceso electoral para aprovechar los tres meses de campaña y organizar protestas callejeras masivas, para luego retirarse a último minuto si el régimen no permite elecciones libres. Eso podría permitir a la oposición retomar las calles, y recuperar su impulso”.

Y por estos lados, la cabecilla extremista María Corina Machado declaró: “… Esto es lo que pienso sobre la convocatoria a elecciones presidenciales. Esto no son elecciones, este proceso lo que busca es aumentar la pobreza, aumentar la violencia, la miseria, expulsar a nuestros jóvenes por la frontera, un país sin jóvenes… A la Fuerza Armada Nacional… Entender que este proceso sería la degradación total de nuestra institución militar y de cada uno de los ciudadanos… la única respuesta al fraude es ¡NO!… Es la hora de la libertad… del desconocimiento total…”.

Debemos concentrar buena parte de nuestra atención en las elecciones presidenciales, para garantizar la victoria de Maduro, pero igualmente hacemos nuestras las palabras de la opositora Liliana Hernández: uno tiene que prepararse para todos los escenarios. 

Elecciones en abril

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Miércoles 24 de enero de 2018

Elecciones en abril

En nuestro Análisis de ayer afirmamos: “… en el PSUV no habrá primarias… el candidato del chavismo será Nicolás Maduro, eso pueden grabarlo en piedra… el candidato de la Patria se llama Nicolás Maduro Moros” Para evitar suspicacias, advertimos que no teníamos idea de lo que ocurriría más tarde en la sesión de la Asamblea Nacional Constituyente. Fue cuando llegamos a la sala en el Palacio Federal Legislativo que escuchamos el rumor de que sería decretado el adelanto de las elecciones presidenciales, tal como ocurrió.

Una vez más, la ANC cumple su papel como principalísimo instrumento de la Revolución en esta etapa y se demuestra la brillantez de la idea del Presidente Maduro de convocarla. Ha sido uno de los usos más acertados que se ha dado a la Constitución Bolivariana, que consagra este tipo de instancia como una de las herramientas para la participación y el protagonismo del pueblo. La canalla mediática internacional insiste en definir a la ANC como “integrada solo por oficialistas”, ignorando dos hechos capitales: uno, que la oposición tuvo a oportunidad de participar en la Constituyente y cometió el error, uno más, de no hacerlo. Otro, que la Constituyente esté integrada solo por “oficialistas” es solo una media verdad. La absoluta mayoría de quienes la conforman son chavistas militantes, no todos, mencionemos que ahí está gente como Oscar Schemel, por ejemplo, que aunque es un hombre progresista, no es militante del chavismo. Pero además los medios y agencias derechistas no mencionan la presencia de diversas expresiones del pueblo organizado, como trabajadores de distintas ramas, campesinos y campesinas, comuneros y comuneras, pueblos indígenas, personas con discapacidad, adultos mayores.

¿Qué van a hacer las “oposiciones” venezolanas ahora? Con toda seguridad esta decisión de la ANC dará ocasión para nuevas divisiones o para el reforzamiento de las que ya existen. Por lo pronto, ya están llegando las órdenes adversas desde el Imperio y las oligarquías del continente ¿Seguirán todas las oposiciones tales órdenes, o habrá quienes disientan de ellas? Veamos entretanto las primeras reacciones del imperialismo y sus aliados continentales.

Una vez conocida la decisión constituyente, se pronunció la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauertn, en el sentido de que “Apoyamos un sistema de elecciones real, completo y justo y no a la ilegítima Asamblea Constituyente que fue confeccionada por Maduro”. Este es un claro llamado a desconocer la convocatoria ordenada por la Constituyente y a la no participación de la derecha en las elecciones.

También se pronunciaron los gobiernos neoliberales del llamado Grupo de Lima, en una declaración conjunta leída por el funesto canciller de Bachelet, Heraldo Muñoz: “Exigimos que las elecciones presidenciales sean convocadas con una adecuada anticipación, con la participación de todos los actores políticos venezolanos y con todas las garantías que corresponda… Unas elecciones que no cumplan estas condiciones, carecerán de legitimidad y credibilidad”.

Por su parte, el canciller de México, Luis Videgaray, anunció ayer en Chile que su país abandona el papel de observador en el diálogo político entre el Gobierno y la oposición venezolana, debido a la decisión de la ANC. Videgaray arguyó que uno de los principales puntos en ese diálogo era pactar la fecha de las elecciones de este año, algo que aún no estaba concluido: “Es una decisión que lamentamos, pero el anuncio hecho en Caracas nos obliga… Si una de las partes, de manera unilateral, define la fecha, quiere decir que el proceso de negociación ha dejado de ser serio”. El canciller mexicano “olvida” que fue él mismo, junto al canciller de Chile, quien acompañó la decisión de la oposición de desertar de la más reciente reunión convocada en República Dominicana. Además esgrime la pretensión de que las soberanas decisiones y la marcha del país estén condicionadas por las veleidades y caprichos de la derecha.

También habló el chileno Heraldo Muñoz, quien dejó en suspenso la continuidad de Chile en el proceso de diálogo y lo condicionó a que el gobierno venezolano dé marcha atrás en su intención de celebrar las elecciones en el primer cuatrimestre de 2018, ignorando que en Venezuela todos los poderes están subordinados a la Constituyente. Muñoz afirmó que “Si esta situación se consolida, Chile revisará su participación en el grupo de países acompañantes. Esperamos que esta desafortunada situación sea revertida para no tener que apartarnos del proceso de diálogo”.

Se comprueba una vez más algo que hemos venido diciendo desde hace tiempo, que el diálogo político venezolano no puede ser eficaz mientras que la derecha interna y externa se empeñen en usar el diálogo solo como plataforma para “salir” de Maduro y dar al traste con la Revolución Bolivariana. Parece confirmarse igualmente el vaticinio de Diosdado Cabello expresado a mediados de diciembre pasado: “¿Ustedes creen que ellos están en República Dominicana negociando qué? ¿Nuevas condiciones para las elecciones presidenciales? Aquí va a ver elecciones presidenciales con el mismo CNE, aquí no vamos a cambiar, aquí no se va a cambiar nada”.

Sin duda que la decisión de ayer de la ANC descoloca una vez más a las oposiciones venezolanas, las confunde y las pone a dar carreras. Lo más seguro es que haya sectores de la derecha que decidan participar en esos comicios, y otros que no lo harán. También es probable que haya candidaturas por fuera de la MUD, incluso de factores que se han separado del proyecto chavista.

Henrique Capriles no tardó en reaccionar ante la decisión constituyente, al tuitear: “Hoy, mañana, pasado, la única gran verdad es que a este Gobierno y su cúpula lo aborrece la inmensa mayoría de los venezolanos! Si se libera el derecho que tiene nuestro Pueblo a decidir se van! UNIDAD más que nunca! UNIDAD para recuperar la democracia!”. Esto pareciera un anuncio de participación electoral, aunque con esta gente nunca se sabe.

También terció Henry Ramos Allup, quien a pesar de criticar la decisión de la ANC, volvió a hablar de las primarias de la derecha y hasta conjeturó que podrían organizarse en “cuatro o cinco semanas” ¿Otro anuncio de participación? Quizá, acaso, tal vez, puede ser.

Lo cierto es que nuestro gallo ya está en la liza y ya arrancó la carrera, con la oposición todavía atascada en el aparato. 

Diálogo y elecciones

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 19 de enero de 2018

Diálogo y elecciones

Una de las principales razones que obliga a un sector de la oposición a continuar amarrada, por ahora, al proceso de diálogo que se desarrolla en República Dominicana es la gran fortaleza institucional y política de su contraparte, el Gobierno Bolivariano.

El hecho de que haya varios voceros de la derecha interna y externa proclamando que la única vía para sacar a Maduro es la presión internacional, es un claro reconocimiento de que son muy escasas las posibilidades de que haya en Venezuela un hecho insurreccional o subversivo que conduzca a una caída abrupta del Gobierno. Igualmente muchos de estos voceros desconfían de la posibilidad electoral, dados los resultados de los tres procesos comiciales realizados en 2017.

Nosotros estamos en parte de acuerdo con lo declarado por la analista opositora Colette Capriles, quien afirmó que es optimista y considera normal que el proceso tenga pausas: “Una negociación no es un proceso lineal y sin obstáculos… y creo que la negociación continuará”. Bien, nosotros, como siempre, no somos optimistas ni pesimistas, tratamos de ser realistas: el proceso de diálogo es muy difícil, sin embargo es claro que se ha visto favorecido por la sarta de derrotas de la oposición, lo que no quiere decir que necesariamente vaya a tener éxito, tampoco puede asegurarse que esté condenado al fracaso, todo eso está por verse.

Nosotros suscribimos en todas sus partes las excelentes declaraciones del jefe de la delegación venezolana para el diálogo, Jorge Rodríguez, que no solo dejan sentada la posición de nuestro Gobierno, sino que además razonan correctamente sobre la actitud de la oposición, defienden una vez más nuestra soberanía, denuncian la injerencia extranjera, con pelos y señales, y -muy importante- exponen las aclaratorias exigidas por la delegación opositora en torno a las palabras del ministro Reverol sobre la participación de factores de la oposición en la investigación que condujo al paradero del terrorista Oscar Pérez y su banda.

Por lo pronto, se vislumbra de la más reciente intervención del canciller dominicano que pronto habrá una nueva fecha para que se reúnan representantes de Gobierno y oposición, con el acompañamiento de los cancilleres de los países facilitadores. Acaso es un buen momento para que el pueblo revolucionario se exprese nuevamente en las calles de manera masiva y creativa en apoyo de la política de diálogo y de paz que sigue teniendo como líder indiscutible al presidente Maduro.

Manifestaciones, teatro de calle, murales, cuñas, programas especiales, una poderosa campaña de apoyo a nuestro Presidente y su lucha por el diálogo y la paz. Esa es nuestra propuesta.

Entretanto, la vorágine política venezolana sigue adelante. La derecha mantiene algún alboroto con el caso del terrorista Oscar Pérez, con pronunciamientos de voceros políticos y mediáticos, nacionales e internacionales, ONG opositoras, la jerarquía católica fascista, académicos, etc. Es el nuevo argumento para enarbolar la bandera imperialista de los “derechos humanos” tal como ellos los entienden y los promueven a su conveniencia.

También hay el ruido de las elecciones presidenciales que en principio se darán este año. Una vez más la oposición se ve perseguida por el fantasma de la Asamblea Nacional Constituyente, el poderoso instrumento político de la Revolución para poner orden en el país, promover la paz y la estabilidad, y coadyuvar en las estrategias para defender el proceso revolucionario y en la instrumentación de las políticas de protección al pueblo que adelanta el Gobierno Bolivariano. El nerviosismo cunde en la oposición ante la incertidumbre sobre la fecha de las elecciones, entre rumores de que la ANC adelantará esos comicios para el primer semestre de este año.

Ya se están dando las carreras y los sofocones opositores ante la posibilidad de que las elecciones presidenciales estén a la vuelta de la esquina. Unos claman por ponerle fecha a las primarias, que parece ser el método con mayor apoyo en la derecha para escoger su abanderado presidencial, otros juegan posición adelantada y se postulan para las aun hipotéticas primarias, como Henry Ramos Allup y Claudio Fermín, quienes ya están lanzados públicamente como precandidatos, y por ahí andan otros proponiendo a Lorenzo Mendoza sin que este los desdiga.

Los problemas de la oposición son evidentes. No solo por la notoria desmoralización y desmovilización de su base social, ante la desconfianza que le generan sus presuntos líderes, y el desprestigio que los signa, sino también por la persistencia de sus divisiones que podrían expresarse en el llamado a la abstención de una parte del espectro opositor.

De todas formas no podemos olvidar que la oposición tiene un objetivo común y máximo, derrocar a la Revolución Bolivariana y desalojarla del poder, y eso puede ser un factor de unidad para ellos, aunque sea a última hora. Y tampoco que el electorado opositor ha sido constante en el ejercicio del voto y no podemos descartar que esa actitud persista, a pesar de los pesares, incentivada por el odio a todo lo que huela a chavismo. Además, sería esa base social de la derecha quien definiría a fin de cuentas al candidato de la derecha, por aquello de la economía del voto. No podemos confiarnos, no podemos dar nada por hecho, cero triunfalismo. La vaina no es pan comido y tenemos que seguir en lo mismo: unidad, lucha, batalla y victoria.

¿Domingo de fiesta?

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Viernes 08 de diciembre de 2017

¿Domingo de fiesta?

Ayer referimos que además de los nombres ya conocidos involucrados en la trama de corrupción de PDVSA “sin duda hay otros responsables, sobre todo por razones políticas y de gobierno. De eso hablaremos en nuestro Análisis de mañana, si no se cae un pedazo del cielo”. Es un tema importante, sin duda, pero aunque el cielo sigue completo sobre nuestras cabezas, como es fácil constatar, tendremos que incumplir con nuestros lectores. Nuestra mente vive sumida en la reflexión política y nos pareció inevitable, siendo que las elecciones municipales son el próximo domingo, abordar este último asunto y así lo haremos. Lo otro no se olvida y quedará para después.

Ya todos sabemos cuál es nuestra posición respecto a ese evento electoral.

Recordemos de pasada que nos oponemos a la vetusta figura del alcalde como cabeza del gobierno municipal y tenemos una propuesta constituyente que consagraría en los municipios los gobiernos colectivos originados desde las bases populares. Iremos a votar el domingo cumpliendo con un deber de conciencia que explicaremos, pero lo haremos sin ningún entusiasmo.

Anda por los medios una cancioncita (un “jingle”) del PSUV típicamente electoral que incluye una frase hecha, aquella que se refiere a la “fiesta electoral”. Esta frasecita, familia cercana de otra también de uso frecuente por algunos chavistas (“una demostración de civismo”), es un fósil de la Cuarta República. Es interesante referirnos a esto, por todo lo que encierra desde el punto de vista ideológico y por la terrible superficialidad que denota.

Nuestra idea de “fiesta” es muy diferente a la de ir a votar. El día del simulacro de la elección constituyente estuvimos seis horas pasando roncha en colas mal atendidas, hasta que pudimos cumplir ¿Qué sería para nosotros algo parecido a una fiesta el domingo? Quedarnos en casa leyendo algún libro, bien sea para ilustrarnos o para disfrutar. O ver alguna buena película alquilada o pescada en el cable, de esas que no abundan en la miserable oferta de los cines venezolanos. O, sin más ni más, compartir un traguito con nuestra compañera si tenemos el tiempo y la disposición, acompañados, por ejemplo, por un buen jazz tradicional de Nueva Orleans. O, por qué no, echarnos en el sofá a acariciar la barriga de nuestra bella perrita ¡Eso sí sería una fiesta, no ir a elegir a un individuo que regirá nuestra vida cotidiana por los próximos cuatro años, sin que en general tengamos arte ni parte en lo que hace!

Pero vamos a ir al centro electoral, no es para nosotros un día de fiesta, es un día de trabajo, un día de lucha. Ese el quid de la cuestión. A decir verdad, el pueblo venezolano no está para fiestas, por más que es tan terco en su alegría y su optimismo.

Está padeciendo las dolorosas consecuencias de la agresión imperial, de la crisis mundial del capitalismo y de los errores del dogmatismo económico. El enemigo histórico persevera en tratar de tender la alfombra por donde pretende caminar hacia el pasado, para derrotarnos, perseguirnos, acosarnos, ajustar cuentas con el pueblo revolucionario que ha osado retar su poder otrora omnímodo.

Insistimos en el contenido ideológico del asunto. Por supuesto, cada vez que la Revolución gana una elección, el pueblo revolucionario se alegra. Mas no puede ser la alegría banal de las cancioncitas, sino la del guerrero que, manchada su armadura de polvo y de sangre, levanta orgulloso su espada en señal de triunfo. Inmediatamente después ha de limpiar el filo de su acero para prepararse para nuevas batallas. Esa será la única “fiesta” del pueblo el lunes e incontables lunes después. Aquí solo viene guerra (económica, política, social, ¿militar?). Para nosotros esa guerra pasa por encarar, de verdad, verdad, la transformación total del Estado burgués en Estado de derecho y justicia, de la democracia burguesa en democracia socialista (¡cuánto nos falta!), del sistema electoral burgués en sistema electoral popular.

Las victorias electorales siempre serán, a fin de cuentas, coyunturales, como lo son las derrotas en ese terreno. Aquí es buena una digresión para señalar que un hito en la génesis de la violencia terrorista de 2017 fue la elección parlamentaria de 2015.

Amparados en un sistema electoral vulnerable por su propio carácter intrínseco, la derecha contrarrevolucionaria manipuló y engañó a la mayoría del pueblo y se hizo de una notable mayoría en la Asamblea Nacional, desde donde urdió la trama conspiradora que condujo a la muerte y a la destrucción. Un hecho emblemático de esta realidad es la imagen del vicepresidente de ese cuerpo, el fascista prófugo Freddy Guevara, encabezando a los terroristas en el este de Caraca ¿Qué fue la “fiesta electoral” de 2015? ¿Una fiesta satánica?

Para nosotros las grandes victorias, las trascendentales y duraderas, están todas por lograrse. La construcción de una sociedad próspera e igualitaria, la formación de una ciudadanía culta, con sentido de pertenencia, la utopía posible de un mundo solidario y más justo en el que no existan los imperialismos ni las hegemonías que generan guerras y miserias. Entonces el mundo todo será una fiesta.

Por lo pronto, vamos a votar el domingo en defensa de la Patria, de la Revolución Bolivariana, y contra el imperialismo y sus vasallos.

Democracia a la cubana

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 27 de noviembre de 2017

Democracia a la cubana

Diosdado Cabello ha dicho, en el más reciente programa dominical de José Vicente Rangel, que se necesita el desarrollo de acciones audaces, que se ajusten al origen no convencional de la coyuntura económica de Venezuela. Eso es cierto, tanto como que también en políticas revolucionarias hacen falta acciones audaces. Algunas se han llevado adelante, como la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. En otras áreas continúan imponiéndose políticas conservadoras, como en lo que atañe a la transformación del Estado, y al sistema institucional y político en general.

Como hemos asentado en varias oportunidades, nosotros tuvimos como principal propuesta para nuestra campaña electoral constituyente la de eliminar la figura del alcalde e instaurar formas de gobierno populares y colectivas al nivel del poder municipal. Esta propuesta la dimos a conocer, una vez electos, a través de la plataforma digital interna de la Constituyente, con nula respuesta, cosa que también hemos repetido tercamente más de una vez ¿Acaso es descabellado lo que planteamos? ¿No valdría la pena abrir al menos un debate sobre el tema en la ANC? Insistimos e insistiremos con nuestras ideas en torno al tema. Sobre todo cuando constatamos, una vez más, los avances en la democracia que debería ser modelo para todas las fuerzas progresistas del continente, la democracia cubana.

Ayer, bajo la sombra del recuerdo inmarcesible de Fidel Castro, hubo elecciones en Cuba. Son elecciones muy diferentes a las que se dan en todos los demás países del continente, incluida Venezuela, donde dominan todavía las formas del Estado burgués y de la democracia burguesa, a pesar de los avances innegables en la lenta y complicada construcción del Poder Popular. Las elecciones en Cuba tienen algunos importantes puntos de coincidencia con nuestras propuestas hechas a la Constituyente en cuanto al poder local.

El pueblo cubano eligió ayer a sus representantes al nivel de los gobiernos locales. A pesar de que el voto no es obligatorio, normalmente participa alrededor del 90% de los electores.

Como en nuestras elecciones municipales, Cuba vota dividida en circunscripciones electorales. Tal como se señala en un reportaje de Rusia Today, antes de cada elección, en cada una de las circunscripciones se realiza una asamblea en la que pueden participar todos los ciudadanos con derecho a voto. Entre los miembros de la asamblea se eligen entre dos y ocho candidatos -de acuerdo al padrón- que se postularán para ser electos a la Asamblea Municipal como delegados de circunscripción. No es requisito para candidatearse estar afiliado al Partido Comunista, ya que no se votan listas partidarias, sino personas particulares.

Esto es básicamente igual al tipo de elección local que hemos propuesto a la Constituyente. Nos auto citamos: “Los Consejos Populares Municipales se elegirían de la siguiente manera: Dividida cada parroquia en sectores, se elegiría un número delegados sectoriales en asambleas populares abiertas, después de la postulación razonada de personas que se hayan destacado por su labor comunitaria… En esas asambleas no postulan los partidos políticos, sino directamente los ciudadanos, aunque los elegidos pueden militar o no en un partido”.

A diferencia de otras naciones, la campaña electoral cubana no implica un gasto millonario, ni favorece a quienes tienen más proyección mediática, ni hay un torneo de promesas ni un festín de manipulaciones a través de cuñas, avisos, afiches y otros medios publicitarios. De hecho, no existe la campaña como tal, sino que todos los candidatos tienen la misma difusión, que consiste en una hoja con su foto y currículum.

Para elegir las instancias superiores, los representantes municipales electos votan a las personas que integrarán las asambleas provinciales y, desde ese otro nivel, se eligen los miembros de la Asamblea Nacional, manteniéndose el voto directo, pero la postulación de candidatos es indirecta.

La Asamblea Municipal elige el 50% de las candidaturas entre los delegados de circunscripción. La otra mitad son otras personas de la localidad, principalmente referentes de organizaciones de la sociedad civil, como la Central de Trabajadores de Cuba o la Federación de Mujeres Cubanas. Aquí también hay varias similitudes con nuestra propuesta constituyente.

Cada asamblea, sea municipal, provincial o nacional, elige de entre sus  miembros la instancia ejecutiva. En el caso de las dos primeras se trata del Consejo de Administración. Y a nivel nacional se conforma el Consejo de Ministros y se elige al jefe de Estado.

Por lo menos dos veces al año cada delegado debe realizar una asamblea de rendición de cuentas ante sus electores. Si estos consideran que no está cumpliendo bien sus tareas pueden revocarlo y exigir una nueva elección.

Nosotros vociferamos que nuestro sistema electoral es “el mejor del mundo”. Esto está lejos de ser cierto. Es verdad que son falsas todas las acusaciones de fraude o falta de transparencia. Pero, tal como ocurre en todas las elecciones de la democracia burguesa, el pueblo vota pero, en lo funda mental, no elige. Son los partidos quienes eligen a los representantes individuales. El Poder Popular, al nivel de las elecciones, prácticamente no existe. Si se puede hablar del “mejor sistema electoral” del mundo, el cubano nos llevaría una ventaja de varias leguas. Por eso seguiremos con nuestra cantaleta, a riesgo de parecer fastidiosos.

15-O: no mejora nada el enfermo

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Miércoles 18 de octubre de 2017

15-O: no mejora nada el enfermo

La oposición está sufriendo los vientos tormentosos de la derrota. En medio de balbuceos e incoherencia, tratan de asignar su descalabro a razones varias, entre las cuales ocupan acaso lugar absolutamente secundarios sus propios errores. Rápidamente muestran una vez más el espectáculo de su inconsistencia para mayor estupefacción de sus desolados seguidores. Ahora se mueven sin transición desde la matriz de fraude en los escrutinios a la de las trampas en el proceso anterior a la emisión de los votos. Ante la rápida y hábil respuesta del presidente Maduro, quien jugó posición adelantada llamando él mismo a la verificación total, 100%, de los comprobantes físicos de los votos y su comparación con las actas, no han tenido más remedio que desdecirse en un pestañeo.

No solo se ha dado el reconocimiento de la derrota de candidatos perdedores, como Alejandro Feo La Cruz y Henry Falcón, sino que además voceros y gobernadores electos han asomado la posibilidad de juramentarse ante la Constituyente, en lo que estarán hoy los chavistas electos. Hasta el insufrible extremista Freddy Guevara ha dicho que “La trampa no está en las actas -las tenemos-. La trampa ocurre antes, y es un proceso más sofisticado que requiere auditoría internacional” ¡Hablando de trampas los campeones de la trampa!

En fin, dejemos a esta gente en su laberinto y volvamos los ojos hacia nosotros mismos. Hemos dicho, y lo mantenemos, que esta ha sido una victoria revolucionaria magnífica, admirable. Ahora bien, los fenómenos sociales son un mar de complejidades y contradicciones, como bien se sabe. Desde el punto de vista cualitativo, se trata de una victoria épica, heroica, alcanzada en feroz lucha no contra los papanatas de la MUD, sino contra el Imperio más poderoso de la Historia desde todos los puntos de vista imaginables. La muestra de perseverancia, inteligencia, astucia y habilidad política extrema del presidente Maduro y de la dirección revolucionaria ha sido de antología. Igualmente el espíritu combativo de resistencia del pueblo chavista. La Revolución Bolivariana luce fortalecida y encaminada a nuevas victorias en los tiempos inmediatos. Sin embargo, el análisis cuantitativo relativiza la victoria y nos alerta sobre el destino de este proceso en el mediano plazo. Y nos vamos de explicación.

Ayer, en conversaciones con camaradas chavistas, expresamos una idea que se nos antoja irrebatible. Después del terrible resultado de la elección parlamentaria de 2015, dijimos que, en realidad, la oposición no había ganado, más bien el chavismo había perdido. Era eso lo que inferíamos del análisis cuantitativo. Mientras la oposición mantuvo su votación muy cercana a la que obtuvo en 2013, es decir no creció para nada, el chavismo decreció en dos millones de votos y fue eso lo que hizo posible el triunfo opositor. En las regionales del domingo se produjo un fenómeno parecido, pero en sentido contrario: el chavismo no ganó, perdió la oposición, si nos atenemos solo a lo cuantitativo (que siempre encierra, hay que decirlo, aspectos cualitativos no necesariamente visibles para el observador desprevenido). El chavismo alcanzó una votación bastante similar a la de 2015, sin mostrar crecimiento, más bien disminuyó el caudal logrado en la elección de la Constituyente. La derecha, por su lado, vio mermar sus votos en aproximadamente dos millones y medio de votos con relación a las mencionadas elecciones parlamentarias.

Este es un dato interesante y para nada despreciable. El chavismo es una fortaleza considerable, una vanguardia combativa, leal, consciente, lo mejor que tenemos, pero está estancado, no crece en el favor popular desde hace algunos años. El hecho de que solo 3 de cada 10 venezolanos (lo dicen las elecciones y los estudios de opinión) se identifique sólidamente con la expresión política de esa vanguardia encierra un peligro estratégico para la Revolución. Ese es el primer aspecto cualitativo que deducimos del análisis cuantitativo. Este estancamiento tiene razones que señalamos en el Análisis de ayer, en el que abordamos ya este asunto que hemos extendido hasta hoy, dado que la mayoría de los chavistas con los que hemos interactuado parecen estar solo preocupados por la victoria opositora en el bloque fronterizo occidental: “… no es que ahora vamos a sentirnos boyantes y olvidar tantas cosas que tenemos que criticar y combatir, como ha venido señalando el presidente Maduro: el sectarismo, el burocratismo, la ineficiencia, y nosotros agregamos: el discurso plano, dogmático, repetitivo”.

En ese sentido, el dirigente socialista Diosdado Cabello, siempre tan agudo, señaló que, a pesar de la victoria del domingo, el PSUV debe revisarse “porque pudimos haber ganado mejor, vamos a escuchar al pueblo”. Esto es algo digno de destacar: mientras un triunfador se autocritica, los perdedores andan buscando culpar a otros de su barranco, obviando la multitud de sus errores políticos que los ha llevado a despilfarrar su triunfo coyuntural de 2015. Y lo peor para ellos es que no parecen escarmentar, ya andan pidiendo auxilio, una vez más, a sus padrinos extranjeros ante la contundencia de su derrota. Parafraseando una vez más a nuestro dilecto amigo Perucho Conde: no mejora nada el enfermo. Bien, allá ellos. En cuanto a nosotros, ojalá nos vayamos dando cuenta de cuánto tenemos que mejorar.

Victoria cultural

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Martes 17 de octubre de 2017

Victoria cultural

Nada de lo hecho por la derecha criolla e internacional, después de su resonante derrota del domingo, puede sorprender a nadie. Lo que pasó en las regionales es, por supuesto, sumamente importante, tanto desde el punto de vista objetivo como desde el subjetivo, pero no acaba, todos lo sabemos, con la intensa lucha de clases mundial y nacional. Así que no vale la pena abundar en detalles en cuanto a las reacciones y declaraciones de los voceros del imperialismo, sus aliados y sus cipayos. Ellos siguen en lo mismo, ahora con el acicate del resentimiento. No es para menos, el chavismo los volvió a joder. Así que mejor nos ocupamos de otros aspectos vinculados a lo del 15-O.

La victoria del chavismo es política, claro está, pero sobre todo es cultural. Se impusieron sobre todo las ideas de Chávez. Una de ellas, de las más empotradas en el alma nacional, es la noción de Patria. El pueblo ha dado una lección a los traidores que andan vendiendo la Patria al mejor postor ¡Qué poco nos conocen estos burgueses redomados!

Olvidan todo el tiempo que esta es la Patria de Bolívar, que el pueblo venezolano, el mayoritario, ha visto reforzado su compromiso de independencia por lo que Chávez nos dejo como propósito, encabezando el Plan de la Patria. Pero ellos insisten en su error, buscando padrinos y muletas allende nuestras fronteras. Ayer el dirigente socialista Jorge Rodríguez, en su excelente rueda de prensa, daba las gracias por esta victoria a Trump, a Rajoy, a Almagro y a todos quienes mantienen el coro agresor desde el extranjero. Nosotros nos unimos a este irónico agradecimiento.

Así pues, el domingo triunfó el espíritu patriótico del pueblo, de nuevo despierto después de la pesadilla de diciembre de 2015, cuando actuó confundido por las manipulaciones y aturdido por los problemas. Ahora, ante el cúmulo de amenazas y sanciones del imperialismo y sus aliados, se ha levantado con dignidad y patriotismo.

También hubo una victoria de la paz, otro concepto embutido en el alma popular por el mensaje de Chávez. Ha quedado en evidencia la gravedad del error cometido por la derecha con su plan de las guarimbas terroristas. Nuestra victoria del domingo también comenzó con la derrota sufrida por la burguesía en las calles en el primer semestre de 2017, incluyendo el mes de julio, que se cerró con la estupenda jornada electoral constituyente del 30-J.

Estos canallas ni siquiera han tenido la decencia de pedirle excusas a nadie por tanta muerte y tanto dolor inútiles. El pueblo, incluido buena parte de su sector opositor, les ha pasado la dura factura. Igual que con la elección de los constituyentes, ha triunfado la paz, profunda idea chavista mantenida en alto y con insistencia por el presidente Maduro.

Ha ganado también el domingo la idea chavista de la inclusión. El gran esfuerzo mostrado por Maduro y el Gobierno Bolivariano por mantener, contra viento y marea, la vocación social de la Revolución, promoviendo soluciones puntuales al problema alimentario, y la continuidad de las políticas de vivienda, salud, educación y apoyo directo al pueblo en diversos frentes, ha dado sus frutos. El pueblo ha comparado entre quién hace y quién no hace, quién es positivo y quién negativo, quién construye y quién destruye.

La victoria chavista, por otro lado, ha profundizado la desolación que cunde en las filas opositoras. En este momento, el chavismo se ve inmenso, exultante, poderoso. El golpe subjetivo dado a la derecha es noble y, una vez pasada la resaca y el lamentable espectáculo de la vana intención de reconocer su derrota, tendrá que recoger los añicos de su ineptitud y han de venir recomposiciones diversas. Ya Henry Falcón se ha deslindado del desafinado canto de fraude y ha reconocido, sin cortapisas, el triunfo de Carmen Meléndez: “Responsablemente yo digo, nosotros perdimos, así de sencillo, y eso hay que aceptarlo porque también hay que tener gallardía para reconocer en la verdad, la adversidad”. Ellos insistirán, nadie lo dude, pero hoy se ven desorientados, como fantasmas perdidos en su propia oscuridad. Algunos han tenido el tupé de convocar a su gente a la calle. La respuesta será nula, pocos los respetan, muy pocos los quieren.

Nosotros no vamos a morigerar, en modo alguno, la dimensión de nuestra victoria, ha sido magnífica, como dijimos ayer. Pero -¡nunca falta un bendito pero!- no todo es positivo en el resultado. No solo por las bajas que tuvimos en los importantes estados fronterizos de Zulia y Táchira, escoltados por Mérida, además de la cuña en Anzoátegui y nuestra significativa derrota en Nueva Esparta. También hay que analizar con frialdad los números.

Es verdad que en el voto nacional obtuvimos una mayoría del 52 por ciento. Pero si tomamos en cuenta que la abstención rondó el 40%, concluimos en que por nosotros votó alrededor del 30% del patrón electoral. Esa es la cifra del llamado “chavismo duro”, el que nos acompaña contra viento y marea. Sacamos más de dos millones de votos menos que el 30 de julio. La oposición bajó aun más con respecto a su última votación creíble, alrededor de 7 millones de votos en 2015. También se pronunció el voto duro opositor, cerca de 5 millones. Su voto blando (o el voto chavista vulnerable que se corrió hacia ellos en 2015) se abstuvo en su mayoría.

Todas estas cifras significan que sigue habiendo un amplio sector de la población (7 de cada 10) que no está apoyando a la Revolución (algo parecido, y aun peor, le pasa a la MUD). Por lo tanto, no es que ahora vamos a sentirnos boyantes y olvidar tantas cosas que tenemos que criticar y combatir, como ha venido señalando el presidente Maduro: el sectarismo, el burocratismo, la ineficiencia, y nosotros gregamos: el discurso plano, dogmático, repetitivo. En fin, celebremos sin exagerar, ahora es que nos falta remar para llegar a puerto seguro.

Venezuela: Victoria magnífica

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 16 de octubre de 2017

Victoria magnífica

En cualquier circunstancia, la victoria chavista de ayer podría calificarse como muy buena. En la situación de hoy, hay que definirla como magnífica, admirable. Nosotros confesamos que no imaginamos que pudiera ser de esa dimensión, una vez más el pueblo nos da una lección.

Ahora bien, sin querer pecar de aguafiestas, recordemos cosas que escribimos en el Análisis del pasado viernes: “… tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí… Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…”.

Tomar el toro por los cachos y enfrentar con eficiencia los problemas es un deber moral que el Gobierno Bolivariano asume hoy con el pueblo, y para ello necesitará la ayuda de todos, incluida, en lugar destacado, la Asamblea Nacional Constituyente.

La reacción de la derecha estaba claramente prevista, ellos mismos se encargaron de exponer diáfanamente sus planes. Esto también los asomamos en el Análisis arriba mencionado: “… la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: ‘Estados Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral’, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: ‘Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados’”.

La perspectiva es que el enemigo redoble la presión internacional, aunque ahora la tendrá más difícil, sobre todo porque en lo inmediato la derecha del patio no parece tener las herramientas para generar un conflicto callejero contra el “fraude” que seguirá denunciando. Sin gente en la calle, es poco lo que la derecha internacional puede hacer, más allá de seguir tendiendo la alfombra de las matrices a la espera de mejores tiempos para sus pupilos. No obstante, el plan de desconocimiento seguirá adelante, tal como lo avizora uno de los principales voceros mediáticos de la oposición venezolana, Luis Vicente León: “La posibilidad de reconocimiento de resultados por parte de la MUD, de la comunidad internacional y del venezolano común es muy baja”.

Uno que está claro en cuanto a lo que se viene es el intelectual argentino Carlos Aznárez: “Esto no es un milagro, sino que es la mejor demostración de conciencia cívica e ideología revolucionaria que posee el pueblo de Chávez y de Maduro… Derrotada nuevamente en el ámbito local, ahora a la oposición sólo le queda recostarse en la agresión internacional que se seguirá gestando, sin duda, con Estados Unidos como ariete fundamental… A festejar entonces, en Venezuela y en la Patria Grande, pero a no bajar la guardia ni un tantito así, como diría el Che. Ya que el enemigo que se enfrenta es el mismo del que ya nos advirtieran Martí, Bolívar, Fidel y Chávez”.

Nosotros coincidimos previamente con Aznárez en el mismo Análisis ya citado: “Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos”.

No todo, en el resultado de ayer, es para celebrar. Una vez más coincidimos con Aznárez. El señaló, en su artículo de Barómetro Internacional escrito inmediatamente después de la magnífica victoria: “En esta ocasión, no es de extrañar que el Imperio trate de aprovechar la victoria de la oposición en los estados fronterizos, como Zulia, Táchira y Mérida, para imaginar allí una base de aterrizaje intervencionista”. Y nosotros, en el mismo Análisis del viernes 13: “Si la oposición gana, por ejemplo, en los estados fronterizos con Colombia, como Apure, Táchira y Zulia (y también, más aislado, Amazonas), aunque perdiera todo lo demás se constituiría en una amenaza aun peor de lo que es ahora, y el papel de Colombia como aliado del Imperio contra Venezuela cobraría nueva dimensión”.

Pues bien, la oposición se alzó con el triunfo en Zulia, Táchira y Mérida, conformando un espeso muro fronterizo con Colombia, pues Zulia y Táchira dominan esa frontera occidental, y Mérida colinda con ambos estados. Se trata de un bloque peligrosísimo para nosotros. En ese sentido, el Presidente expresó anoche, después de la victoria, que no permitirá gobernadores guarimberos, así que la cosa puede ponerse candela de nuevo en un futuro no necesariamente lejano.

Por otro lado, la Revolución también ha conformado su propia fortaleza geopolítica interna en el importante frente centro-occidental, con dominio en Miranda, Carabobo, Lara, Aragua, Falcón, Vargas, Yaracuy prolongándose al bloque llanero colindante con ese frente, conformado por Guárico, Barinas, Portuguesa, Apure, Cojedes, y Trujillo en los Andes. Y si se triunfara definitivamente en Bolívar, fronterizo con Guárico y Apure hacia occidente, y Monagas y Delta Amacuro por oriente, tendríamos un poderoso dique de contención a nuestro favor.

Habría que analizar otros aspectos importantísimos de lo ocurrido ayer, y reacciones y noticias que aún están por aparecer, pero dejémoslo hasta aquí por el día de hoy.

El fantasma de la abstención

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Martes 10 de octubre de 2017

El fantasma de la abstención

Parafraseando al Manifiesto Comunista, el periodista Eleazar Díaz Rangel escribió, en su más reciente columna dominical que “un fantasma recorre el mundo electoral venezolano, el fantasma de la abstención”. La verdad es que ese coco parece más temible para la oposición en la actual circunstancia, aunque el chavismo no está libre de esos espectrales temores. Es por ello que la derecha fundamenta su oferta electoral, una vez más, en negatividades. Se trataría de otra acción destinada a salir de Maduro, no promete más nada. Pero además, niega a su base social el derecho a castigar las barrabasadas de sus políticas y los urge, con cierto tono de chantaje, a que voten porque si no Maduro se saldrá con la suya: “No es por mí, es contra él”.

Triste destino el de los escuálidos de a pie.

Es notable la debilidad de la campaña opositora. No convoca a nadie, la fría soledad de sus candidatos es patética. En pasadas elecciones los llamados a votar provenían profusamente de los faranduleros y los deportistas que les son afines, ahora solo lo emiten los políticos y los curas, con una pequeña ayuda de sus amigos de la canalla mediática. Para colmo, en esta oportunidad hay quienes desde la derecha, por redes digitales y en los muros, convocan a la abstención. Son aquellos, sobre todo jóvenes, que pusieron los muertos y los presos de la violencia terrorista, olvidados por una “dirigencia” que pide ahora votos, con su cara muy lavada y como si no hubieran quebrado un plato.

El insistente llamado a votar de la oposición augura que la abstención ciertamente la afectará, en mayor o menor grado, depende de cómo le funcionará el coco de Maduro. Los militantes del minoritario “movimiento estudiantil” opositor están difundiendo la etiqueta “#EstudiantesAVotar”. Henrique Capriles, por su parte, emite un ruego: “Les pido como venezolano que va a seguir luchando por el país, vayan a votar”.

La derecha, de nuevo, otorga a una elección carácter plebiscitario, y pretende embarcar a los suyos en una nueva esperanza de acabar con la Revolución, usando ahora la herramienta electoral. El subsecretario general de Acción Democrática en el estado Miranda, Negal Morales, aseveró que “Si se impone la abstención hacemos ganador al Gobierno, mientras que reitero que si todo el descontento y la indignación la convierten en fuerza y ganas de cambiar y salen a votar masivamente, le demostrarán a Maduro quienes son la inmensa mayoría y que rechazan su gobierno”.

Y Carlos Ocariz, candidato derechista a la gobernación del estado Miranda: “No votar le sirve a Maduro”. También el diputado opositor Miguel Pizarro afirmó que no participar en los comicios regionales “le sirve a Maduro y a su combo”.

En realidad, la oposición tiene razón, desde el punto de vista de sus intereses, cuando combate al fantasma de la abstención. Los argumentos principales los delinea al articulista de derechas Trino Márquez: “A Maduro le sobran razones para propiciar la abstención entre los demócratas. Él y su régimen saldrán fortalecidos. Su triunfo indicará que la situación del país no es catastrófica, como sus enemigos internos y externos proclaman. Relegitimará los resultados del 30 de julio y la constituyente recibirá un impulso que jamás ha recibido… Lo que favorece a Maduro, perjudica a Venezuela. Así es que, ¡a votar!”. El problema al que se enfrentan es cómo van a convencer a aquellos a quienes han conducido a las recientes y dolorosas derrotas, saldadas con sangre, y a repetidas frustraciones y decepciones.

El diputado de la MUD Stalin González, no ocultó para nada el miedo ante el fantasma que describe Díaz Rangel y consideró que la abstención, y no el Gobierno, es el principal enemigo de la oposición en las regionales: “Estamos haciendo de todo para estimular el voto de los más opositores para consolidar la victoria en algunos estados”.

También dieciocho políticos presos en la sede del SEBIN pidieron a los opositores votar “masivamente”: “Pedimos al pueblo que participe masivamente en las elecciones votando por los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática  y haciendo presencia activa en los centros de votación”. Los mencionados presos agregaron, astutamente, una interpretación que podría tener algún efecto en sus electores: “No dudemos ni por un segundo que las elecciones regionales se convocaron gracias a las protestas de calle, a la presión de la comunidad internacional”. Es decir: voten, que no lo hicimos tan mal.

Y en el coro no podían faltar los jerarcas católicos, que a la hora de las chiquitas se dejan de vainas y se quitan la careta, mostrando sus rostros de redomados demonios burgueses: están llamado a votar contra el Gobierno con absoluta desvergüenza.

¿Tendrá efecto la intensa campaña pro-voto de la derecha? Ojalá que no, pero tampoco puede descartarse. Al fin y al cabo, la base social opositora no tiene ahora mismo ninguna otra opción política contra el Gobierno. A menos que buena parte de ella se decida de una vez pasarse a los no alineados y esperar que aparezca una tercera opción. Una vecina opositora nos dijo en estos días que “aquí no hay santo a quien rezarle” y agregó que ella no iría a votar. Tampoco podría, porque vive en el municipio Libertador de Caracas, pero en todo caso expresa un sentimiento abstencionista que está allí.

Ahora bien, el chavismo tampoco puede confiarse ¿Y si el fantasma nos sale también a nosotros? Eso lo asomó igualmente Díaz Rangel: “Los candidatos del Gran Polo Patriótico tienen su propio fantasma, como es la influencia que en la conducta electoral puede tener la situación económica, particularmente el alza exagerada de los precios y las dificultades que ha tenido el Gobierno para resolver tan acuciante problema”. Razón lleva el periodista.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe artigos e a obra do teólogo, filósofo, escritor e professor Leonardo Boff

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

tarot Co_creador

donde las líneas de la vida y el alma convergen

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

Sonia Serravalli - Opere, biografia e altro

Se non vedi i miracoli, non significa che non esistano

rivoluzionando

La Rivoluzione del Popolo

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: