La situación de seguridad en Europa empeora: Macedonia y la OTAN

2020-08-29_115742por realbomb.info

La situación de seguridad en Europa se está complicando. En los últimos años, la mayoría de los países europeos se han enfrentado a una gran afluencia de inmigrantes de Medio Oriente, ataques terroristas, golpes en sus presupuestos y un cambio en la estructura nacional de la población. Además, Europa y el resto del mundo se han visto sacudidos por importantes problemas económicos provocados por la pandemia de coronavirus.

En un período de tiempo relativamente corto, la pandemia ha revelado no solo la incapacidad de las democracias desarrolladas para hacer frente a la situación recién formada, sino también la verdadera naturaleza de un número significativo de organizaciones internacionales que parecían estables, en mayor o menor medida, hasta hace medio año. Uno de ellos es la OTAN. Mientras Rusia y China lucharon heroicamente contra la primera ola de la pandemia de coronavirus y entregaron ayuda médica a países europeos, incluso a Estados Unidos, la OTAN no hizo nada para ayudar a sus miembros. Montenegro, entonces el miembro más joven de esta alianza, es un claro ejemplo de ello. El país acudió a la OTAN en busca de ayuda en forma de equipo médico y, a cambio, se le ofrecieron servicios de taxi, es decir, el transporte de equipo médico desde China. La situación no fue mejor en los países europeos desarrollados y los miembros de larga data de esta alianza. La crisis ni siquiera estaba en su apogeo cuando estos aliados se redujeron a comportamientos depredadores manifestados por la confiscación de equipos médicos, o mejor dicho, saqueos y cierre de fronteras. Alemania, junto con Francia, impidió la exportación de equipos médicos a los estados miembros de la UE, y por tanto a la OTAN, así como a países fuera de la Unión, a pesar de las numerosas críticas.

Esta repentina efusión de realpolitik en el escenario político, por lo demás llena de demagogia sobre la unidad, los valores comunes, la cooperación euroatlántica y otras frases y expresiones gastadas y abusadas, indica claramente la superficialidad de la superestructura ideológica de la OTAN, que ya no sirve como factor unificador sino como un medio para ocultar los problemas al público. Sin embargo, en medio de la pandemia, la OTAN recibió a su miembro número 30 el 27 de marzo de 2020. Es Macedonia del Norte, que, como Montenegro, se unió a esta alianza sin, al menos, el consentimiento formal de sus propios ciudadanos. Adicionalmente, el acuerdo de adhesión del país fue firmado por el gobierno técnico durante el estado de emergencia en el país debido a la pandemia. Dado el tamaño de la tarea, echemos un vistazo a cómo el miembro más nuevo de la alianza contribuye a su preparación y fuerza para el combate. El ejército macedonio tiene 8.000 soldados activos y otros 5.000 en reserva. La fuerza aérea del miembro más nuevo consta de veinte helicópteros. Sin la flota y con un presupuesto militar anual de 150 millones de dólares, Skopje no ha mejorado en absoluto las estadísticas ni la seguridad de la alianza. Después de todo, ese nunca fue el objetivo.

Desde la perspectiva de la OTAN, Macedonia es solo otro dominó que ejerce presión adicional sobre Serbia, y por lo tanto sobre Rusia, porque el control de Serbia reduce la posibilidad de un mayor fortalecimiento de la influencia rusa en los Balcanes, asumiendo que Rusia realmente tenga interés en esta región en primer lugar. Además de abrir nuevas posibilidades para la élite política macedonia, Skopje también ve la membresía de la OTAN como una forma de resolver el problema interno con la minoría albanesa y su ideología de crear una Gran Albania, que si se crea usurparía casi la mitad del actual territorio macedonio.

Dado que Macedonia del Norte y Albania son países miembros de la OTAN, por lógica, las tensiones y los reclamos territoriales deberían reducirse, pero a juzgar por la relación entre Atenas y Ankara, la pertenencia a la OTAN no ayudará a Skopje a frenar el apetito de Tirana. La membresía a largo plazo de Grecia y Turquía en la alianza no impidió que Turquía cometiera constantes violaciones del espacio aéreo griego y provocaciones en el mar Egeo. La crisis migratoria ha agregado una nueva dimensión a las tensiones, ya que el gobierno griego reconoce a Turquía como un catalizador principal en el constante movimiento de grupos migrantes hacia las islas griegas en el Egeo. Dada la duración del conflicto entre Grecia y Turquía y la incapacidad o desinterés de la alianza para resolver el problema, es de esperar que las tensiones entre Macedonia y Albania se dejen a su estado y curso actual, presumiblemente, en beneficio de Albania como uno de los aliados más leales de Estados Unidos. Además de los conflictos históricos entre los países miembros que se encontraron en la OTAN gracias al rápido crecimiento de la organización, siguen llegando críticas de los miembros antiguos y mucho más importantes, como Estados Unidos y Francia.

La posición del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sobre el tema de la OTAN es bien conocida. Aunque ha sido constantemente criticado en los medios de comunicación por su actitud, sus argumentos se basan en los hechos. Considera que las empresas europeas y los intereses de la UE son competidores de Estados Unidos. La falta de cohesión a nivel económico, visible en la determinación de Trump de imponer aranceles a los productos que Estados Unidos importa de la UE, sin duda se extenderá a la escena política y de seguridad. Dado el estilo y la plataforma ideológica de Trump «Estados Unidos primero», sus ataques verbales contra la UE y la OTAN eran, en cierta medida, esperados del actual presidente estadounidense. Fue el presidente francés Emanuel Macron quien causó una tormenta al decir que los países europeos ya no pueden confiar en Estados Unidos para defender a los aliados de la OTAN. “Lo que estamos experimentando actualmente es la muerte cerebral de la OTAN”, declaró Macron en una entrevista con The Economist. Europa está al “borde de un precipicio”, dijo, y necesita empezar a pensar en sí misma estratégicamente como una potencia geopolítica; de lo contrario, “ya no tendrá el control de su destino”.

Pese a las críticas, Macron mantuvo su posición, justificando su declaración por el cambio de comportamiento estadounidense hacia los aliados europeos y la necesidad de prestar más atención a las amenazas a la seguridad provenientes de África, con especial énfasis en las organizaciones terroristas. Una posición particularmente interesante del presidente francés, que despertó muchos ánimos en Europa del Este, fue la observación de que «el verdadero enemigo de Europa no es Rusia ni China, sino el terrorismo».

En su análisis de las relaciones actuales dentro de la OTAN, Macron no perdió la oportunidad de criticar a Ankara por enviar tropas al norte de Siria, lo que nos lleva al siguiente punto de crisis en la estructura de la alianza: las relaciones entre Turquía y Estados Unidos, Ankara. y el resto de la Alianza.

El deterioro de las relaciones entre Turquía y Washington, que condujo aún más al deterioro de las relaciones dentro de la propia alianza, fue el resultado de una serie de eventos que comenzaron con el intento de golpe de Estado en Turquía en el 2016. El nuevo posicionamiento geopolítico de Turquía la ha acercado a lazos con la Federación de Rusia, que resultó en la compra del sistema antiaéreo ruso S-400 y la apertura del TurkStream, un gasoducto de gas natural que transferirá energía de Rusia a Europa. La reacción de Estados Unidos a todo esto incluyó poner fin a la participación de Turquía en un proyecto para desarrollar un avión de combate F-35 de quinta generación y deshabilitar la entrega de aviones de combate a Ankara. Turquía es uno de los miembros más importantes de la OTAN ya que es militarmente el segundo país más grande de la alianza, justo después de Estados Unidos. La única intención de actuar en su propio interés y de establecer relaciones más estrechas con Rusia, Irán y China, es suficiente para traer inestabilidad en la estructura de la alianza. Aunque actualmente no hay indicios de que Turquía abandone la organización, tal medida reduciría significativamente la capacidad de la OTAN para influir en algunas áreas del Medio Oriente y el Cáucaso. Esta crisis claramente visible y enfatizada por los medios en las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, hace que otros desacuerdos dentro de la OTAN sean menos notorios. La imagen pública que crea la alianza da una impresión de unidad en torno al mismo objetivo y los mismos principios, pero, como suele ser el caso, es solo una imagen idílica destinada al público. La aparición de grupos con intereses diferentes dentro de la Alianza del Atlántico Norte fue inevitable dada la velocidad casi frenética de la expansión de la alianza. Los nuevos estados miembros han introducido diferentes percepciones geopolíticas, diversas experiencias políticas e históricas y relaciones completamente desequilibradas en términos de capacidades militares y contribución a la seguridad común; y muchos intereses diferentes son un terreno fértil para los conflictos.

El presidente francés no está solo en su opinión sobre el estado actual de la OTAN y cuenta con el apoyo de los Países Bajos y Luxemburgo. Pero también existe un grupo de países unidos por otra causa. Está compuesto por Gran Bretaña, Canadá, Lituania, Estonia, Letonia, Polonia, República Checa y Holanda, cuyas élites prefieren ver a Rusia como una amenaza para Europa. Otro grupo de países: Grecia, Italia y Hungría se oponen a ellos, mientras que Eslovaquia y Francia tienen una actitud más moderada hacia Moscú. Al mismo tiempo, Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia ven a China como la principal amenaza para Europa. Se les oponen Croacia, Hungría, Grecia, Luxemburgo, Portugal e Italia, que se han beneficiado en su mayoría de las inversiones chinas y ven el proyecto de la Franja y la Ruta de China como una oportunidad para un mayor desarrollo económico o una salida de la situación poco envidiable en la que se encuentran en agradecimiento a sus socios de la UE.

Con la reciente adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN, Serbia y Bosnia y Herzegovina siguen siendo los únicos países balcánicos fuera de ella. Debido a su complicada composición política y estatal, es extremadamente cuestionable si Bosnia se convertirá alguna vez en miembro de la OTAN. Antes de que la pandemia dejara todo lo demás a un lado, el escenario político de Bosnia y Herzegovina estuvo marcado por un debate sobre la naturaleza del documento ANP (el Plan Nacional Anual). La mayor parte del documento indica una mayor cooperación entre Bosnia y Herzegovina y la OTAN, con una importante excepción en la propia introducción del texto que establece que «el documento se presenta sin perjuicio de la decisión final sobre la membresía, cuya adopción requerirá una decisión adicional de la Presidencia y la Asamblea Parlamentaria de Bosnia y Herzegovina. A juzgar por la redacción, los representantes serbios en instituciones conjuntas tienen la oportunidad de detener la posible adhesión de Bosnia, es decir, la República de Srpska, a la OTAN.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado anteriormente, Rusia sigue siendo el principal oponente (real o imaginario) según la percepción de la OTAN. Teniendo en cuenta la gravedad de la situación, la naturaleza amenazante de la última serie de movimientos de la OTAN, su expansión y el movimiento constante de la infraestructura militar más cerca de las fronteras de Rusia, la respuesta relativamente pacífica y diplomática de Rusia apenas afecta la percepción de la alianza sobre Moscú. La Organización del Tratado del Atlántico Norte, dada la forma en que fue fundada, ve o simplemente tiene que ver automáticamente a la Federación de Rusia como su principal adversario, porque sin la existencia de alguna «amenaza común a la paz mundial», que es como se presenta Rusia en el medios de comunicación masiva, pierde su propósito. Todo lo demás puede considerarse una excusa para respaldar la ilusión de que la OTAN ha redefinido su objetivo original.

 

Trump y su pretensión diplomática por Kosovo

LM.GEOPOL-Back-to-balkans-2018-04-06-ENGL-2por patriot.co.rs

El actual presidente de Estados Unidos y candidato republicano, Donald Trump, hizo muchas promesas durante su campaña antes de las elecciones presidenciales del 2016. Se esperaba que hiciera un giro radical en la política exterior de Estados Unidos. Sin embargo, después de que derrotó a su oponente, el candidato presidencial demócrata y la esposa del ex presidente estadounidense Bill Clinton, Hillary, las cosas para él y en Estados Unidos se fueron cuesta abajo.

Inmediatamente después de llegar al poder, Donald Trump, a pesar de las promesas de mejorar las relaciones con Rusia, retuvo las sanciones en su contra, previamente impuestas por la administración de su antecesor, Barack Obama. Rompió relaciones con México en los primeros días de su mandato, con la intención de construir un muro en la frontera para supuestamente evitar que los inmigrantes ilegales se muden a Estados Unidos. Inmediatamente después de eso, ordenó un ataque aéreo apresurado contra el ejército sirio con el pretexto de que las fuerzas del ejército sirio estaban planeando un ataque químico. En cuanto a los Balcanes, el primer paso de Donald Trump fue firmar un acuerdo sobre la adhesión de Montenegro a la OTAN, a pesar de la actitud poco positiva de Trump hacia este estado bananero y su régimen. La diplomacia estadounidense ha sufrido hasta ahora un completo fiasco en América Latina y Medio Oriente. La campaña negativa contra China no arrojó resultados, no lograron derrocar a Kim Jong-un del poder en Corea del Norte y el presidente sirio Bashar Assad estableció el control de todo el territorio; Además de esto, la mayoría de las tropas estadounidenses abandonaron Siria, y las llamadas milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por Estados Unidos tampoco lograron cumplir el objetivo de captura militar del país. A medida que su mandato presidencial llega a su fin, Donald Trump enfrenta desafíos internos, la pandemia de coronavirus que ha estado tratando de negar sin éxito, y protestas y disturbios civiles en todo el país por la brutalidad policial y el racismo. La pandemia continúa cobrando decenas de miles de víctimas, y el número de ciudadanos estadounidenses que han perdido sus trabajos se estima ahora en cientos de miles. Ante todos estos problemas en vísperas de las elecciones, Trump se está interesando en resolver el problema que crearon y resolvieron sus predecesores: el problema de Kosovo.

En medio de la pandemia de coronavirus, el presidente de Estados Unidos nombró a Richard Grenell, enviado especial a Kosovo. La Unión Europea también ha designado a su representante Miroslav Lajcak. Lajcak es conocido entre los serbios por su extrema serbofobia (fue el jefe de la misión de observación en Montenegro, que reconoció los resultados del controvertido referéndum sobre la independencia en el 2006, así como el Alto Representante en Bosnia y Herzegovina, donde también apareció como aliado de la Federación de Bosnia y Herzegovina contra la República Srpska). y el simple nombramiento de Grenell es una señal bastante clara de que ya no hay ninguna coordinación entre la UE y los EE.UU. Tras el nombramiento de Grenell, el presidente estadounidense invitó al presidente serbio Aleksandar Vucic y al presidente del llamado Kosovo, Hashim Taci a una reunión en Washington para presentar su “solución” al problema de Kosovo. La reunión estaba programada para el 27 de junio del 2020. Trump solo anunció que tenía una solución, pero no especificó cuál. Mencionó “dos estados”, confirmando así la continuidad de sus predecesores en el reconocimiento de esta cuasi-creación como una república, lo cual está en línea con la Constitución de la República de Serbia y la Resolución 1244 de la ONU, así como todas las normas legales internacionales que aún forman parte de la República de Serbia.

Inmediatamente después de la llamada, el diario estadounidense Wall Street Journal anunció que el presidente estadounidense quiere solucionar el problema de Kosovo antes de las elecciones estadounidenses para aumentar la credibilidad de su política exterior.

“A pesar de la doble crisis de las protestas nacionales y la propagación del coronavirus, el presidente Trump espera negociar un acuerdo de paz formal evasivo durante mucho tiempo en la región, que ha sido un punto caliente para la rivalidad de las superpotencias, para impulsar su reputación en política exterior. Pero la reapertura de las negociaciones entre Kosovo y la vecina Serbia, aliada de Rusia, ya está causando controversia en Europa, donde los diplomáticos creen que la UE puede estar en problemas”, dice el texto. Los expertos creen que resolver el problema de Kosovo antes de las elecciones estadounidenses ayudará a la campaña de Trump. Dado que las negociaciones con Corea del Norte y la presión sobre Irán hasta ahora han arrojado resultados limitados, un resultado exitoso expandiría la influencia de Estados Unidos en los Balcanes, donde China y Rusia, según el texto, “compiten agresivamente por la influencia”, especialmente desde el estallido de la pandemia, escribe el periódico.

El destacado diplomático serbio y yugoslavo y ex ministro de Relaciones Exteriores de la República Federativa de Yugoslavia (RFY) Vladislav Jovanovic expresó su temor de que Serbia pudiera ser sometida a presiones para reconocer a Kosovo y rechazar la Resolución 1244. Jovanovic, expresando una opinión similar, similar a la señalada en el artículo de WSJ, dice que el diálogo tenía como objetivo impulsar la calificación de Trump antes de las elecciones estadounidenses.

“En la campaña electoral, Trump necesita demostrarle al público estadounidense el éxito de la política exterior estadounidense, y quizás Kosovo, como un problema relativamente menor, pueda servirle como una especie de trofeo. Por eso puede reaccionar con impaciencia y ejercer presión para satisfacer esas intenciones”, dijo Jovanovic.

Según el diplomático, Serbia no debería estar a la defensiva, sino que debería proceder desde su propia plataforma, ampliar el campo de conversación y buscar una mayor comprensión y empatía.

Jovanovic cree que se debe recordar a Estados Unidos la Resolución 1244, que no se implementó en aquellas partes que se relacionan con los intereses de Serbia, principalmente los serbios expulsados ​​de Kosovo por los albaneses y su regreso a sus hogares. Según él, Serbia debería utilizar hechos que Trump tal vez no conozca y que pondrían a Washington en una situación diferente.

“Debemos recordarle a Trump, quien tal vez no sepa, que Washington exigió que el nuevo gobierno de la ex República Yugoslava de Macedonia exija la admisión inmediata a la ONU, así como a todas las ex repúblicas, un año y medio después del fin de la agresión y la adopción de la Resolución 1244”, dijo Jovanovic.

Luego, el presidente serbio, Aleksandr Vucic, y pronto el presidente de Kosovo, Hashim Taci, confirmaron su presencia en la reunión en Washington. Sin embargo, antes de la reunión, Thaci fue citado a La Haya para ser interrogado en la Fiscalía Especial para Crímenes de Guerra del llamado ELK y sus crímenes contra la población serbia y no albanesa en Kosovo en 1998 y 1999. Inmediatamente después, representantes de los albano-kosovares anunciaron que no asistirían a la reunión, y el representante estadounidense Grenell dijo que “entendieron su decisión” y que la reunión se pospuso. La parte serbia declaró que no había recibido ni una carta ni un mensaje oficial sobre la cancelación de la reunión.

En general, nadie más menciona la reunión. En medio de las protestas y crisis económicas de Estados Unidos provocadas por la pandemia, que sigue planteando problemas para todo el planeta, se puede ver que

La política estadounidense está fallando, tanto interna como externamente. Por tanto, es posible que Trump mencionara la solución al problema de Kosovo únicamente como una carta bajo la manga para incrementar su rating antes de las elecciones, sin ninguna intención de solucionar el problema.

¿Qué ha preparado Washington para Georgia?

OTAN GEORGIA EE.UU.por theduran.com

Las ambiciones de la Georgia moderna no es una historia sobre un objetivo, sino sobre una búsqueda interminable de él. Muchos expertos dicen que la república es realmente valiosa como miembro de la OTAN y está literalmente a un paso de ingresar, pero pasan los años y aún no se ha dado el paso decisivo. Es hora de responder a las preguntas sobre por qué sucede esto.

Ya que estamos en el tema de la OTAN, comencemos con eso. En el 2008, en la cumbre de Bucarest, Georgia se puso en camino de convertirse en miembro de la Alianza del Atlántico Norte. La idea era ciertamente ambiciosa, pero los años no la han escatimado. Surgieron dudas y los intentos de reactivar el tema solo dieron lugar a nuevas disputas. ¿Cuál es la declaración del año pasado del ex secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen?

Su idea era admitir a Georgia en la alianza con la condición de que el artículo 5 de la Carta de la OTAN “Sobre la defensa colectiva” no se extendiera a Abjasia y Osetia del Sur. La declaración provocó una amplia respuesta.

“Si los georgianos están de acuerdo en que el artículo 5 de la Carta” Sobre la defensa colectiva “no se aplica a los territorios ocupados, la OTAN comenzará el proceso de invitarlo a la organización”,-dijo el político.

Parecía que esta era la solución al problema principal, solo quedaba implementarlo. Pero no es tan simple. En primer lugar, seguía siendo un misterio para todos, en cuyo nombre habló Rasmussen. No es difícil creer que este tipo de declaraciones se hacen con un propósito específico. Pero el objetivo no es necesariamente que la república se una a la OTAN. El propio Rasmussen admitió que Georgia está cada vez más desencantada con las borrosas perspectivas euro atlánticas. Resulta que su declaración podría ser otro intento de infundir esperanzas vacías. Teniendo en cuenta que ha pasado un año desde entonces, es bastante lógico inclinarse por esto último.

También debemos entender otro aspecto importante: la OTAN es una asociación de estados. Esto es muy conveniente, porque sin consenso, un nuevo miembro simplemente no será aceptado. Es decir, incluso si Georgia aceptara prácticamente renunciar a las repúblicas separatistas, no hay garantía de que todos los miembros de la OTAN apoyarán su entrada en la alianza. Puede haber muchas razones para este desarrollo de los acontecimientos, y una de ellas es la banal desunión e indecisión de Occidente. Alemania, Francia, EE.UU., Turquía: todos los actores tienen sus propios objetivos e intereses. Turquía, por ejemplo, aprovecharía la oportunidad para desplegar sus tropas en Georgia. Pero Alemania claramente no está lista para provocar a Rusia.

“La cuestión de admitir a Georgia y Ucrania en la OTAN está en el limbo. El hecho es que incluso países europeos tan fuertes como Alemania, Francia, por no hablar de Italia y España, no quieren asumir la responsabilidad de la seguridad de Georgia y Ucrania. Es decir, aceptarlos en la OTAN significa extenderles garantías y, en caso de que se reanuden las hostilidades entre ellos y Rusia, luchar de su lado contra Moscú. Los estados europeos de la OTAN no quieren asumir tal responsabilidad. En cuanto a Estados Unidos, aunque con George W. Bush no se opusieron a aceptar a Ucrania y Georgia en la alianza, ahora Estados Unidos está disminuyendo su participación en los proyectos de defensa europeos”, dijo Rasim Musabekov, miembro del parlamento azerbaiyano.

“Creo que en esta etapa, la expansión de la OTAN y la admisión de Georgia y Ucrania a la alianza no está en la agenda. La razón principal es la falta de consenso entre los estados miembros de la OTAN sobre Georgia y Ucrania. Sabemos que esa decisión dentro de la OTAN la toma el Consejo del Atlántico Norte, en el que están representados todos los miembros de la OTAN”, dice el analista político Nika Chitadze.

Sin embargo, desafortunadamente para Georgia, esto no significa que Estados Unidos se rinda. Todo lo contrario. Desde el colapso de la Unión Soviética, la OTAN ha sido solo un instrumento de la política colonial de Estados Unidos, y no el único. Es mucho más rentable para Washington realizar sus actividades en Georgia sin involucrarlo en la alianza. La OTAN solo limitará las posibilidades. Pero sin la provisión de membresía, hay muchas oportunidades. Además, el gobierno local permite humillantemente a Washington realizar cualquier aventura en Georgia. Aquí pueden llevar a cabo campañas anti-rusas de forma segura, desde ejercicios militares hasta protestas.

Todos recordamos los disturbios del año pasado que asolaron Tiblisi, y este año el parlamento georgiano jugó con la cuestión circasiana promovida por Washington. El 20 de mayo, los diputados adoptaron una resolución reconociendo el genocidio de los circasianos durante la Guerra del Cáucaso. No es difícil adivinar que se culpa a la Rusia moderna de los acontecimientos de hace dos siglos.

En el camino, se cultiva el nacionalismo radical en Georgia, que ya le ha costado a la república enormes pérdidas territoriales. Finalmente, aquí se realizan experimentos biológicos con impunidad.

Sí, el Lugar Center, que depende del Departamento de Defensa de Estados Unidos, es un ejemplo especial. Por mucho que alguien intente negar la participación de este laboratorio en el desarrollo de armas biológicas, no se enfrenta a los numerosos argumentos en sentido contrario. Incluso a la inauguración del centro asistió el subdirector del Pentágono, Andrew Weber, y no un funcionario de salud estadounidense, aunque el laboratorio fue nombrado Centro para el Control de Enfermedades y Salud Pública. Hasta ahora, Washington y las estructuras de medios leales insisten en que se preocupan por la salud de la población georgiana. Pero en el Lugar Center, por alguna razón, estudian enfermedades exóticas que no son características de Georgia.

Y lo más triste es que todo esto le conviene al gobierno georgiano. Los funcionarios pueden prometer indefinidamente a los ciudadanos un futuro brillante dentro de la UE y bajo la protección de la OTAN, y si surgen preguntas, se puede culpar a Rusia de todo. Estados Unidos aprueba esto, declarando hipócritamente el éxito de Georgia y colmado de promesas, mientras promueve sus propios intereses aquí, lejos de los intereses de la propia Georgia. Incluso es difícil llamarlo cooperación entre los dos gobiernos. Se trata de una simbiosis inquietante que puede costarle caro al pueblo georgiano.

Cumbre de la OTAN en Londres: culminación del desacuerdo

OTANpor Anastasia Frank
theduran.com

La Cumbre de la OTAN, dedicada al 70 aniversario de la Alianza del Atlántico Norte, se celebró en Londres los días 3 y 4 de diciembre y estuvo marcada por una atmósfera de controversia entre los líderes de los países participantes. Los miembros de la alianza no pudieron llegar a una decisión común y determinar las pautas para el desarrollo.

La discordia que se sintió a lo largo de la cumbre fue facilitada por una serie de eventos que ocurrieron el día anterior. La figura central, que reunió la mayor cantidad de desacuerdos a su alrededor, fue el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cuyas relaciones con los líderes de otros países se intensificaron significativamente.

Una semana antes de la cumbre, el primer ministro británico, Boris Johnson, expresó su preocupación de que la presencia de Trump podría socavar la campaña electoral parlamentaria en Londres el 12 de diciembre, y le pidió que se abstuviera de interferir. Luego, el primer día del congreso, una columna de manifestantes que se oponían a las políticas de Trump y la OTAN en su conjunto se dirigió al Palacio de Buckingham, donde la Reina Británica invitó a los líderes de los países participantes a un banquete.

Las relaciones con Emmanuel Macron también se tambalearon después de las audaces declaraciones del presidente francés de que la OTAN estaba “experimentando una muerte cerebral”: a pesar de que esta declaración provocó una discusión radical pero necesaria, causó una gran resonancia y un gran descontento por parte de Trump, quien se quejó al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, diciendo que esta es “una declaración irresponsable e irrespetuosa de Francia”.

La creciente confrontación comercial entre Estados Unidos y Francia, que implicó la introducción de aranceles del 100% sobre las importaciones francesas a los Estados Unidos, está agravando la situación. En este sentido, Trump trató de enfatizar que actualmente no era rentable estropear las relaciones de Estados Unidos con Francia, y también cuestionó la membresía de Francia en la alianza.

Las opiniones de Trump y Erdogan también divergieron significativamente después de que Turquía adquirió el sistema ruso de misiles S-400, luego que las tensiones en las relaciones se vio agravada por la situación en el noreste de Siria. Esto no pudo sino afectar la naturaleza de la interacción de los presidentes a la entrada de la cumbre. El desacuerdo con las políticas de Erdogan fue expresado en repetidas ocasiones por Macron.

La culminación de la controversia universal, en particular concentrada en torno a Trump, fue la conversación entre Macron y Johnson, así como los primeros ministros de Canadá y los Países Bajos, Justin Trudeau y Mark Rutte, durante los cuales los líderes estatales se burlaron de Trump por su discurso improvisado durante el conferencia de prensa.

Los demás participantes de la conversación apoyaron al líder canadiense. La conversación fue filmada por reporteros e inmediatamente se puso en línea. Posteriormente, Trump calificó a Trudeau de “duplicidad”, recordó la negativa de Canadá a pagar el 2% del PIB por gastos de defensa, enfatizando así el desacuerdo sobre el diálogo, canceló su último discurso en una conferencia de prensa y abandonó la cumbre de la OTAN en Londres antes de la fecha prevista de salida.

La agenda general de los esfuerzos políticos de Trump, que trata de hundir ciertas regiones del mundo en el caos y destruir la unión transatlántica, también agrega combustible al fuego, destruyendo así la economía de la Unión Europea, el principal competidor político y económico de los Estados Unidos. Por lo tanto, Trump aboga por la destrucción de la alianza en lugar de una nueva alianza dentro de ella. La situación con Turquía sigue sin estar clara, lo que varios medios de comunicación occidentales han denominado el “hijo problemático de la OTAN”: en su deseo de recibir apoyo en la lucha contra el terrorismo, el país solo se enfrenta al hecho de que los miembros más importantes de la alianza apoyan a organizaciones terroristas (PKK y el YPG de los kurdos señaladas como terroristas por parte de Ankara).

En general, los objetivos y estrategias para la existencia continua de la OTAN siguen siendo dudosos incluso para los países miembros de la alianza. Según Macron, la agenda principal para el futuro cercano es la necesidad de construir una nueva arquitectura de confianza y seguridad en Europa, la preparación para un “diálogo abierto y completo con Rusia”, así como considerar a China como un nuevo enemigo del bloque del Atlántico Norte. Sin embargo, en condiciones de desacuerdos radicales entre los participantes de la alianza, que está debilitando gradualmente su fuerza, estos nuevos vectores de desarrollo no pueden implementarse adecuadamente.

[Trad. del inglés para ALBAinformazione por Isaac Marquez]

 

Bolsonaro ed il fascismo

Risultati immagini per mst reforma agraria populardi Atilio A. Borón

È diventato un luogo comune caratterizzare il nuovo governo di Jair Bolsonaro come “fascista”. Questo, a mio avviso, costituisce un grave errore. Il fascismo non discende dalle caratteristiche di un leader politico, per quanto nei test di personalità o negli atteggiamenti della vita quotidiana, come nel caso di Bolsonaro – emerga una schiacciante predominanza di atteggiamenti reazionari, bigotti, sessisti, xenofobi e razzisti. È quello che i sociologi e gli psicologi sociali americani misuravano, dopo la seconda guerra mondiale, con la famosa “scala F”, in cui l’EFFE si riferiva al fascismo. In quel tempo si pensava, e alcuni ancora nutrono questa convinzione, che il fascismo fosse la cristallizzazione sul piano dello Stato e della vita politica di personalità squilibrate, portatrici di gravi psicopatologie, che per motivi circostanziali erano arrivate al potere. L’obiettivo politico di questa operazione era evidente: per il pensiero convenzionale e delle scienze sociali del tempo, la catastrofe del fascismo e del nazismo era da attribuire al ruolo di alcuni individui: la paranoia di Hitler o le manie di grandezza di Mussolini. Il sistema, cioè il capitalismo e le sue contraddizioni, era innocente e non aveva alcuna responsabilità rispetto all’olocausto della seconda guerra mondiale.

Superata questa interpretazione, ci sono coloro che insistono sul fatto che la presenza di movimenti o anche di partiti politici con chiare tendenze fasciste, inevitabilmente contrassegneranno in maniera inconfondibile il governo di Bolsonaro.

Si tratta di un altro errore: non sono questi a definire la natura profonda di una forma di stato come il fascismo. Nel primo Peronismo degli anni quaranta e nel Varguismo brasiliano, diverse organizzazioni e figure fasciste o fascistoidi brulicavano negli ambienti vicini al potere. Ma né il Peronismo né il Varguismo costruirono uno stato fascista. Il Peronismo classico è stato, usando la concettualizzazione gramsciana, un caso di “cesarismo progressivo”, che gli osservatori hanno potuto caratterizzare come fascista solo a causa della presenza di gruppi e persone tributari di quella ideologia. Loro erano davvero fascisti ma il governo di Perón no. Per parlare dei nostri tempi: Donald Trump è un fascista, se si guarda alla sua personalità, ma il governo degli Stati Uniti non lo è.

Dal punto di vista del materialismo storico, il fascismo non lo definiscono né le personalità né i gruppi. È una forma eccezionale dello Stato capitalista, con caratteristiche assolutamente uniche e irripetibili. Questa emerse quando il suo modo ideale di dominio, la democrazia borghese, affrontò una crisi molto grave, nel periodo tra la prima e la seconda guerra mondiale. Per questo, diciamo che è una “categoria storica” ​​e che non sarà più in grado di riprodursi, perché le condizioni che hanno reso possibile la sua comparsa sono scomparse per sempre.

Quali furono le condizioni speciali che segnarono ciò che potremmo chiamare “l’era del fascismo”, assenti nella fase attuale?

In primo luogo, il fascismo era la formula politica con cui il blocco egemonico dominante di una borghesia nazionale risolse per via reazionaria e dispotica una crisi di egemonia causata dalla mobilitazione insurrezionale senza precedenti delle classi subalterne e dall’ampliamento del dissenso all’interno del blocco dominante, alla fine della prima guerra mondiale. Come se non bastasse, le borghesie in Germania e Italia lottavano per ottenere un posto nella divisione coloniale del mondo e contro i poteri dominanti sulla scena internazionale, in particolare il Regno Unito e la Francia. Il risultato fu la seconda guerra mondiale.

Oggi, nell’era della transnazionalizzazione e finanziarizzazione del capitale e col predominio di mega-società che operano su scala globale, la borghesia nazionale giace ormai nel cimitero delle vecchie classi dominanti. Il suo posto lo occupa adesso una borghesia imperiale e multinazionale, che ha subordinato, fagocitandoli, i suoi omologhi nazionali (compresi quelli dei paesi del capitalismo sviluppato) e agisce sulla scena mondiale attraverso una centralina che si riunisce periodicamente a Davos, per disegnare strategie globali di accumulazione e dominio politico. E, senza borghesia nazionale, non esiste un regime fascista, a causa dell’assenza del suo principale protagonista.

Secondo, i regimi fascisti furono radicalmente statalisti. Non solo non credevano nelle politiche liberali, ma erano apertamente antagonisti nei loro confronti. La loro politica economica era interventista, promuoveva il ruolo delle società pubbliche, proteggeva quelle del settore privato nazionale e stabiliva un rigido protezionismo nel commercio estero. Inoltre, la riorganizzazione dell’apparato statale, necessaria ad affrontare le minacce di insurrezione popolare e di discordia tra i “vertici”, proiettò ad un posto di rilievo nello Stato la Polizia politica, i servizi di intelligence e gli uffici della propaganda.

È impossibile per Bolsonaro tentare qualcosa del genere, data l’attuale struttura e complessità dello stato brasiliano, specialmente quando la sua politica economica sarà affidata a un “Chicago boy”, che ha proclamato ai quattro venti la sua intenzione di liberalizzare la vita economica.

In terzo luogo, i fascismi europei erano regimi di organizzazione e mobilitazione di massa, in particolare degli strati intermedi. Mentre perseguitavano e distruggevano le organizzazioni sindacali del proletariato, inquadravano vasti movimenti delle fasce medie minacciate e, nel caso italiano, portavano questi sforzi tra i lavoratori, dando origine a un sindacalismo verticale e subordinato ai mandati del governo. Vale a dire, la vita sociale era “corporativizzata” e resa obbediente verso i “vertici”. Bolsonaro, al contrario, promuoverà la de-politicizzazione – purtroppo avviata quando il governo di Lula cadde nella trappola tecnocratica e arrivò a credere che il “rumore” della politica spaventasse i mercati – e approfondirà la disintegrazione e atomizzazione della società brasiliana, la privatizzazione della vita pubblica, il ritorno delle donne e degli uomini a casa loro, ai loro templi e al loro lavoro, per adempiere ai loro ruoli tradizionali. Tutto questo è agli antipodi del fascismo.

Quarto, i fascismi furono Stati rabbiosamente nazionalisti. Lottavano per ridefinire a loro favore la “suddivisione del mondo”, il che li mise commercialmente e militarmente contro i poteri dominanti. Il nazionalismo di Bolsonaro, d’altra parte, è retorica inconsistente, pura logorrea senza conseguenze pratiche. Il suo “progetto nazionale” è quello di trasformare il Brasile nel  lacché preferito di Washington in America Latina e nei Caraibi, scalzando la Colombia dal ruolo infamante di “Israele sudamericano”. Lungi dall’essere riaffermazione degli interessi brasiliani, il bolsonarismo definisce il tentativo, speriamo infruttuoso, di sottomettere totalmente e ricolonizzare il Brasile sotto l’egida degli Stati Uniti.

Ma una volta chiarito tutto ciò, significa che il regime di Bolsonaro si asterrà dall’applicare le brutali politiche repressive che hanno caratterizzato i fascismi europei? Assolutamente no! Lo abbiamo detto prima, ai tempi delle genocide dittature “civico-militari”: questi regimi possono essere – eccettuando il caso della Shoa eseguita da Hitler – ancora più atroci dei fascismi europei. I trentamila prigionieri scomparsi in Argentina e la generalizzazione delle forme esecrabili di tortura ed esecuzione di prigionieri illustrano la perversa malvagità che questi regimi possono acquisire. Il fenomenale tasso di detenzione su centomila abitanti che ha caratterizzato la dittatura uruguaiana non ha eguali in tutto il mondo. Gramsci sopravvisse undici anni nelle segrete del fascismo italiano, mentre in Argentina sarebbe stato gettato in mare come tanti altri giorni dopo il suo arresto. Pertanto, la riluttanza a descrivere il governo di Bolsonaro come fascista non intende addolcire l’immagine di un personaggio emerso dalle fogne della politica brasiliana o di un governo che sarà fonte di enormi sofferenze per il popolo brasiliano e per tutta l’America Latina. Sarà un regime simile alle più sanguinose dittature militari conosciute in passato, ma non sarà fascista. Perseguiterà, imprigionerà e ucciderà senza pietà coloro che resisteranno ai suoi abusi. Le libertà saranno compresse e la cultura sottoposta a persecuzioni senza precedenti, allo scopo di sradicare “l’ideologia di genere” e qualsiasi variante del pensiero critico. Qualsiasi persona o organizzazione che gli si opponga, sarà il bersaglio del suo odio e della sua rabbia. I Senza Terra, i Senza Tetto, i movimenti delle donne, la LGTBI, i sindacati dei lavoratori, i movimenti studenteschi, le organizzazioni delle favelas, tutti saranno oggetto della sua frenesia repressiva.

Eppure, Bolsonaro non ha tutte le carte favorevoli in mano e incontrerà molte resistenze, anche se in maniera spontanea e disorganizzata all’inizio.

Le contraddizioni sono molte e gravi: l’imprenditoria – la “borghesia autoctona”, se non nazionale, come diceva il Che – si oppone all’apertura economica, perché teme di essere fatta a pezzi dalla concorrenza cinese; i militari in servizio non vogliono nemmeno saperne di un’incursione nelle terre venezuelane, né di offrire il loro sangue per un’invasione decisa da Donald Trump e basata sugli interessi nazionali degli Stati Uniti; le forze popolari, anche nella loro attuale dispersione, non si lasceranno facilmente soggiogare. Inoltre, cominciano ad apparire gravi accuse di corruzione contro questo falso “outsider” della politica, che è stato per ventotto anni deputato al Congresso brasiliano, in quanto testimone o partecipe di tutti gli intrallazzi che si sono covati in quegli anni. Pertanto, sarebbe bene ricordare ciò che è accaduto a un altro Torquemada brasiliano: Fernando Collor de Melo, che, come Bolsonaro, arrivò negli anni novanta con il fervore di un crociato della restaurazione morale e finì i suoi giorni da presidente con una fuga precipitosa dal Palazzo del Planalto. Presto potremo sapere che futuro aspetta il nuovo governo, però il pronostico non è molto favorevole e l’instabilità e le turbolenze saranno all’ordine del giorno in Brasile. Bisognerà essere pronti, perché la dinamica politica può assumere una velocità fulminante e il campo popolare deve poter reagire tempestivamente.

Perciò, l’obiettivo di queste riflessioni non era perdere tempo per inseguire distinzioni accademiche sulle diverse forme di dominio dispotico possibili nel capitalismo, bensì contribuire a una precisa caratterizzazione del nemico, senza la quale non si potrà mai combattere con successo. Ed è importantissimo sconfiggerlo, prima che faccia troppi danni.

[Trad. dal castigliano per ALBAinformazione a cura di Marco Nieli].

Imperialismo y contradicciones

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político

Viernes 16 de junio de 2017

Imperialismo y contradicciones

Según las ideas del gran filósofo chino Lao-Tse, que es uno de los cimientos del budismo zen, el concepto del Tao, principio basal de la naturaleza, se fundamenta en que la única constante en el universo es el cambio y que debemos aceptar este hecho y estar en armonía con ello. El cambio es el flujo constante que se produce por la acción combinada de dos elementos complementarios y contradictorios, por ejemplo el ying y el yang, lo masculino y lo femenino, el ser y el no-ser, lo alto y lo bajo. Es decir, es una filosofía dialéctica, que es básicamente la misma que está presente en el materialismo dialéctico marxista.

¿A qué viene esta digresión filosófica? A que se trata de principios naturales, reales, que pueden ser aplicados en cualquier campo de la vida, por supuesto también en la política. Cuando vemos individualidades y grupos políticos en Venezuela darle la espalda al Gobierno Bolivariano y a la actual dirección revolucionaria venezolana, nos gustaría regalarles la hermosa obra maestra de Lao-Tse, el Tao te King, o el célebre texto Sobre la contradicción, de Mao Tse Tung.

La sociedad está siempre llena de contradicciones, es inevitable, ya que todo es así. Es precisamente esta lucha de contrarios lo que genera el cambio permanente, siempre va a existir, con distinto carácter, pero siempre allí. Cuando nosotros asumimos la crítica del Gobierno o del chavismo en general, lo hacemos con plena conciencia de la existencia de tales múltiples contradicciones, por lo que nos está vedado el pensamiento simplista o reduccionista, que es el origen del fanatismo.

Paradójicamente, por esas mismas razones nuestro apoyo al Gobierno Bolivariano se mantiene incólume. Porque en el juego mundial de las contradicciones, en esta guerra mundial entre el imperialismo y sus aliados, por un lado, y los pueblos y naciones soberanas, por el otro, Venezuela, la Revolución Bolivariana, el Gobierno de Nicolás Maduro y el chavismo representan uno de los frentes antiimperialistas principales de este momento.

En tal situación histórica, hay quienes prefieren ver los árboles que el bosque, porque privilegian sus ansias de protagonismo, y sus proyectos personales y grupales, por encima de los intereses de la Patria, que son los de la Humanidad sometida por el Imperio más destructivo de la Historia ¿Qué quieren? ¿Qué se apodere de Venezuela un gobierno que se alinee con los intereses imperiales, como los de Argentina, Perú, Chile, Paraguay, Colombia o Brasil? Porque en la actual circunstancia, esa es la alternativa ¿Acaso creen que es una opción real una izquierda tercerista, que pueda contonearse patéticamente en este cuadro de guerra mundial, como pretende hacerlo sin éxito el Frente Amplio de Uruguay?

Nosotros hemos tenido, tenemos y tendremos distintas críticas a los gobiernos chavistas y a la dirigencia del chavismo, es una manera de ser leales, puesto que uno de los más graves problemas de estos es su dificultad para asumir realmente los errores, que es el primer paso para corregirlos, y la costumbre de escuchar las críticas pero no tomarlas en cuenta. Eso no nos gusta, por supuesto. Pero cuando ponemos en la balanza las distintas contradicciones, no tenemos dudas en cuanto de qué lado estamos. Como decía el banquero aquel, aquí estamos y aquí nos quedamos.

Por cierto, este Análisis de hoy lo inspiran los grandes enemigos de nuestra Patria ¿No se dan cuenta aquellos que abandonan el barco por algún disgusto con el Capitán, que no es para nada casual la furia del imperialismo y de la burguesía mundial contra Maduro y nuestra Revolución? ¿Acaso están ciegos que no ven las claras señales de la realidad? Veamos.

En este momento, cuando se acerca una nueva reunión de cancilleres de la OEA (dentro de tres días en Cancún), en la que se debatirá una vez más el tema de Venezuela, arrecia la agresión imperialista. El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, instó ayer al resto de los países del continente a condenar “el abuso de poder” en Venezuela y a mostrar al Gobierno venezolano que la “libertad es el único camino verdadero para la prosperidad”: “Todos debemos levantar nuestra voz para denunciar el abuso de poder en Venezuela y debemos hacerlo ahora… Venezuela es víctima de un gobierno autoritario, un gobierno que está haciendo sufrir al pueblo venezolano”. Esto lo dijo Pence durante un aquelarre de la burguesía continental, la “Conferencia sobre Seguridad y Prosperidad en Centroamérica” que reúne en Miami a gobiernos y empresarios de los países de la “Alianza de la Prosperidad”, más México. Quien tenga ojos que vea, quien tenga oídos que oiga.

El propio presidente del gobierno extremista de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió ayer a la “importancia” de la 47 Asamblea General de la OEA en Cancún y aseveró que ha instruido a su secretario de Estado, Rex Tillerson, a promover el debate sobre Venezuela en ese foro. Según una nota del portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, “El presidente sigue enormemente preocupado sobre la situación que enfrenta el pueblo de Venezuela y ha instruido al secretario Tillerson a colaborar con los países de la región para que avancen las discusiones sobre Venezuela en este importante encuentro… Estados Unidos está con el pueblo de Venezuela durante estos tiempos tristes y turbulentos para su país”.

Entretanto, la Embajada de Canadá en Venezuela expresó su “preocupación” por el supuesto “uso excesivo de la fuerza” por parte del Gobierno venezolano. En un verdadero abuso injerencista de esta embajada, que representa al principal socio del imperialismo en el continente, desde allí se tuiteó que “Canadá continúa alarmado y triste por la muerte de ciudadanos venezolanos en el contexto de protestas” y también que “reprimir protestas con uso excesivo de la fuerza e invasión de hogares solo causa más conflicto y no es una solución a la crisis”. Para fingir ecuanimidad y tratar de morigerar su pretensión injerencista, la embajada añadió: “los ciudadanos también tienen la obligación de protestar pacíficamente y no usar la violencia”.

En fin, no deja de llamar la atención que todo el que se convierte en disidente del chavismo, pierde de inmediato la memoria y se olvida de que el imperialismo existe y de que está dirigiendo la guerra contra Venezuela. Ya no nombra a ese enemigo, acaso para borrarlo de su mente, en actitud vergonzante.

La PJPP contra los bombardeos de EEUU en Siria

Señor, Bashar Al-Assad
Presidente de la República Arabe Siría Damasco – Siria
Ginebra, 7 de abril del 2017
Comunicado

Los jóvenes de la PLATAFORMA JUVENIL PARA EL PODER POPULAR (PJPP) conformada los días 10 y 11 de junio del año 2015, en la ciudad de Bruselas (Bélgica), REPUDIAMOS Y CONDENAMOS el bombardeo perpetuado por los Estados Unidos de Norte América, la madrugada del 7 de abril del 2017, contra la Republica Árabe Siria.

Repudiamos al igual todos los ataques permanentes llevados por la OTAN, quien, dirigida y financiada por el país mencionado, por diversos gobiernos árabes y europeos, ha causado ya 470’000 muertos. En esta guerra sucia debutada en 2011, el pueblo sirio en compañía de su gobierno legitimo ha hecho pasos de gigantes. Ha sabido vencer al enemigo e incluso, en los momentos más terribles, ha sabido darle esperanza a todo un pueblo que pide a los cuatro vientos una paz total. Es de recordar que los problemas internos de los países han de resolverse de manera autónoma, sin injerencia alguna y de la manera más digna posible. Tristemente, gobiernos como el francés quien dice ser socialista cuando es más fascista que progresista, gobiernos como el japonés quien parece haber olvidado que un día fueron ellos los bombardeados por los EE. UU (y de qué manera), gobiernos como el de Israel quien olvida que fue víctima del holocausto judío o gobiernos como el turco quien debería dejar de prestar su pueblo como carne de cañón en una guerra que no le incumbe, tienen intereses económicos e individualistas donde el valor de la vida se eleva tan solo unos cuantos barriles de petróleo. Ello ha llevado a estos gobiernos, con sus bombas asesinas, a quitarle la vida miles de niñas y niños sirios a quienes les han matado la esperanza de crecer y construir un mundo mejor que el que nos ofrece el sistema agotado, que hoy en crisis bañar de sangre el mundo entero.

¿Cuál sería la respuesta del gobierno de los EE. UU o cualquiera de los países mencionados, si por sus problemas internos, tuviera una intervención militar y asesina por cualquier otro país de mundo? ¿De qué democracia hablan los EE. UU y la OTAN si consideran democrático a un país como Arabia Saudita que le niega los derechos fundamentales a las mujeres? Así pues, apoyamos los esfuerzos de paz y dialogo realizados por el Presidente Bashar Al Assad y su gobierno. Respaldamos totalmente la resistencia del pueblo heroico sirio quien ha tenido que soportar todos los embates de todos aquellos gobiernos y emporios que buscan quedarse con territorios ajenos de la región y así crear entonces el nuevo Estado de Israel. Aprovechamos también la presente para condenar los atentados perpetuados en San Petersburgo (Rusia) el 3 de abril de este mismo año al igual que la injerencia que llevan los EE.UU contra la República Bolivariana de Venezuela, la cantidad de asesinatos de que se han venido presentando contra los líderes sociales en Colombia y todo tipo de actos terroristas y neoliberales que se estén llevando hoy por hoy en cualquier rincón del mundo.

Plataforma Juvenil Para el Poder Popular América Latina – Europa – África Y otras organizaciones amigas

Venezuela: dalla fuga dei cervelli all’asilo politico

venezueladi Alfredo A. Torrealba – http://www.aporrea.org

Qui di seguito si presenta un breve riassunto composto di dieci idee generali concernenti l’evoluzione del significato di “Fuga dei Cervelli” in Venezuela. Il documento è stato sviluppato in questo modo, poiché negli ultimi anni “l’informazione tascabile”, ovvero succinta, è diventata più popolare “di quella approfondita”.

  1. Originariamente il termine “Fuga dei Cervelli” sorse in Messico agli inizi del XX secolo. In quell’occasione si faceva riferimento al fatto che la manodopera qualificata delle istituzioni dell’America Latina lasciava il posto di lavoro per farsi assumere nelle ditte private. Alcuni politici e pensatori messicani si resero conto di questa tendenza, interpretandola come un allontanamento dettato da fattori quali i bassi salari o dai benefici se confrontati con quelli che offriva il settore privato. Quest’ultimo, infatti, perseguiva degli obiettivi di produzione e profitto ben precisi per sentire l’esigenza di annoverare tra le sue fila a figure di professionisti che svolgessero le diverse mansioni negli ambiti industriale, commerciale tecnologico e amministrativo.
  2. Il termine “Fuga dei Cervelli” giunse in Venezuela (fino a dove si è potuto appurare) agli inizi del decennio degli anni ’20 dello scorso secolo quando un gruppo di politici e pensatori fece notare la loro inquietudine sui giornali e i libri dell’epoca, riguardante la scarsità di manodopera giovane e qualificata nella regione centrale del paese. La maggior parte di questi giovani emigrava a Caracas, la capitale del paese, alla ricerca di migliori opportunità come conseguenza dei negoziati che si erano aperti con l’avvento del “boom” petrolifero. Inoltre in quegli anni e allo stesso modo che in Messico, la “Fuga dei Cervelli” colpiva ampi settori dell’amministrazione pubblica, ma con la differenza che questa non convergeva necessariamente solo verso il settore privato, ma vedeva coinvolto anche l’esercito venezuelano.
  3. Dal 1967 la “Fuga dei Cervelli” fu riscoperta dalla comunità accademica nordamericana come un vero e proprio problema, definendola “Brain drain”. Da allora questo tema è diventato d’attualità negli scenari politici e nei mezzi di comunicazione di tutta l’America Latina, poiché viene descritto come un processo d’emigrazione che coinvolge professionisti e scienziati con titolo universitario che si sposta verso altri paesi, principalmente spinti dalla mancanza di opportunità di sviluppo nei settori della ricerca, per motivi economici o per conflitti politici nel loro paese di origine e che, in genere, si caratterizza come senza ritorno. Nonostante questo processo è maggiormente presente nei paesi in via di sviluppo, in molti casi si manifesta nei paesi industrialmente sviluppati, dovuto a fattori come differenze salariali o impositive.
  4. Dal 1971 la “Fuga dei Cervelli” in Venezuela si associa con l’idea che sempre con maggiore frequenza gli studenti venezuelani e i professionisti neolaureati se ne vanno altrove per cercare un futuro migliore. Questa tendenza si è mantenuta fino agli inizi degli anni ottanta quando la parità di cambio tra bolívar e dollaro rese possibile a un’ampia fascia di venezuelani di spostarsi principalmente verso l’America del Nord e l’Europa. Tuttavia anche se molti venezuelani decisero di andare a un altro paese con i propri mezzi, in questo periodo la principale rampa di lancio erano le istituzioni del governo venezuelano. L’espansione delle ambasciate e dei consolati, lo sviluppo di PDVSA e di alcune banche nazionali rese possibile a molte famiglie venezuelane di stabilirsi all’estero con un certo successo, fino a che nel 1983 sopraggiunse la svalutazione del bolívar, segnando la fine dell’era del “Venezuela Saudita”.
  5. Dal 1987 la “Fuga dei Cervelli” diventa una questione di classe. L’elevato costo dei biglietti di viaggio, il soggiorno all’estero, così come le nuove imposizioni politiche contro gli emigranti adottate dai governi dell’Europa e dell’America settentrionale, rese difficile alla classe media alta e bassa venezuelana di raggiungere l’obiettivo di uscire o rimanere all’estero. Perciò le famiglie con grandi risorse economiche erano le uniche che potevano finanziare i propri familiari all’estero. Contemporaneamente in quest’epoca in tutta l’America Latina fa presa il paradigma che studiare e vivere all’estero era sinonimo di successo, progresso e qualità della vita.
  6. Dal 1990 fino al 2010 il numero di venezuelani deportati in tutto il mondo è in progressivo aumento. Impossibilitati di provvedere al proprio sostentamento all’estero, sono respinti per diversi motivi: droga, prostituzione (maschile e femminile), furti, evasione fiscale, truffe, irregolarità, così come per aver incappato nel commercio di matrimoni combinati in Europa e in America del Nord, ecc.
  7. Dal 1993 e fino al 2010 un cospicuo numero di venezuelani residenti all’estero per sopravvivere inizia a lavorare nel settore dei servizi, svolgendo lavori a bassa remunerazione. Parrucchieri, spazzini, benzinai, cassieri, venditori, ecc., sono le attività più comuni dei nostri “talenti” per evitare le deportazioni.
  8. Tra il 1998 e il 2001 quasi il 91% dei venezuelani emigrati nel decennio degli anni settanta, ottanta e novanta era tornati in Venezuela perché deportati, per altre ragioni o emigrati in un altro paese. In questo stesso periodo lo Stato venezuelano smette di essere il principale trampolino dei venezuelani. Organizzazioni internazionali, ditte private e università a livello mondiale iniziano a pubblicare su Internet le loro offerte, offrendo o domandando servizi e lavori ai latinoamericani. Condizione che non è stata sprecata da alcuni soggetti delle classi alte, medie o medio basse del Venezuela. In questa maniera, a partire del 2001, sempre più venezuelani cominciano a interessarsi a cercare fortuna all’estero con l’appoggio dei servizi offerti da Internet.
  9. Parallelamente, nel 2003, si avvia una forte emigrazione di venezuelani all’estero per ragioni politiche e con lo sviluppo del mercato dell’asilo e del rifugio politico a livello internazionale. Da quella data alcune “Organizzazioni Non Governative” (ONG) in America Latina, iniziano a offrire i loro servizi per consentire agli emigranti di poter viaggiare agli Stati Uniti o in Europa, in qualità di rifugiati o richiedenti asilo. Ad esempio, gruppi politici avversi al governo venezuelano si avvalsero del Colpo di Stato del 2002 figurando come perseguitati politici al cospetto di alcuni paesi europei e dell’America del Nord. Questi paesi concessero l’asilo politico o lo status di rifugiato a centinaia di venezuelani i quali, a loro volta, percepivano aiuti statali o governativi che oscillavano tra gli 800 e i 5.000 dollari mensili, senza obbligo di lavoro o dichiarazione dei redditi. Con questo meccanismo ne hanno beneficiati anche i loro familiari più stretti. Dato che questo sostentamento si percepiva con la qualifica del “richiedente asilo o rifugiato politico” e grazie alle facilità amministrative del paese che concedeva questi diritti, numerosi venezuelani in alcuni di questi paesi diedero vita a delle ONG con l’obiettivo di aiutare a emigrare ad altri venezuelani come se fossero dei perseguitati politici. Per raggiungere questo scopo, le ONG offrivano svariati servizi: la pubblicazione retribuita di false notizie nella stampa nazionale, dossier politici, false denunce non dichiarate, avvocati, ecc. In questo modo i beneficiati che non avevano mai avuto un percorso politico riuscivano a emigrare e ottenere lo status di richiedente asilo o di rifugiato politico. Questa condizione giuridica gli consentiva se non altro di avere diritto di vivere per otto mesi in uno di questi paesi, percependo un salario minimo e, poi, di ottenere un lavoro, oppure sussistere con quanto offerto da alcune ONG caritative.
  10. Tra il 2010 e il 2013 i dati del CNE annunciavano che circa 45 mila venezuelani erano legalmente registrati nei consolati del Venezuela a livello mondiale. Ciò consentiva loro non solo di esercitare il diritto al voto, ma potevano anche dar prova di essere “legali” in quel paese. Parallelamente, per difetto, gli altri 750 mila venezuelani che vivevano all’estero (la cifra dei venezuelani all’estero non ha mai superato i 900 mila) si trovavano in qualità di turisti o in condizioni d’illegalità nel paese ospitante. Altri si segnalavano come richiedente asilo o rifugiato, con residenza temporanea, sposati, o con un rapporto apolitico nei confronti del governo venezuelano in vista di ottenere una nuova cittadinanza. In questo stesso periodo si calcola che 121 milioni di dollari sono entrati in Venezuela a titolo di rimessa familiare, il che significa che pressappoco 45 mila venezuelani inviavano denaro alle loro famiglie in Venezuela. Una cifra molto di sotto i 21 miliardi di dollari che ogni anno riceve il Messico per le stesse ragioni. Infine nel 2012 l’incremento delle deportazioni di giovani e donne venezuelane per prostituzione raggiunse cifre record in Europa, America Centrale e Sudamerica. In modo particolare in Spagna, dove la prostituzione online dei nostri “talenti” viene denominata “scorts”.

Per finire, la “Fuga dei Cervelli” in Venezuela è una realtà che non dovrebbe destare tanto allarme, giacché giudicando gli indici di deportazioni, inevitabilmente, la stragrande maggioranza dei venezuelani dovrà tornare a casa controvoglia.

 

[Trad. dal castigliano per ALBAinformazione di Vincenzo Paglione]

 

Il Brasile sotto attacco, ci risiamo

di Manlio Di Stefano

In Brasile la democrazia è sotto attacco. Con un vero e proprio colpo di stato istituzionale, tutte quelle forze politiche che per ben quattro tornate elettorali sono uscite ampiamente sconfitte dal confronto con il Partito dei Lavoratori (PT), vogliono rovesciare un governo legittimo votato da 54 milioni di brasiliani.

L’obiettivo è ovvio, prendere il potere e attuare quelle misure neo-liberiste che tanti danni hanno prodotto durante la cosiddetta «larga noche neoliberal».

La presidente Dilma Rousseff non è coinvolta in nessuna indagine di corruzione ma il processo di impeachment che la riguarda è basato sull’accusa «di aver manipolato i dati sulla situazione economica in Brasile». Accusa che, con il passar del tempo, si è rilevata sempre più debole tanto da spingere il New York Times a parlare di «motivazioni estremamente dubbie» e il The Economist ad affermare che «senza alcuna prova di reato, siamo di fronte a un pretesto per cacciare un presidente».

La situazione in cui si trova Dilma Rousseff è paradossale visto che ben 318 membri su 594 del Congresso brasiliano, non solo si trovano sotto inchiesta per reati finanziari e corruzione ma, dovranno votare sul futuro di un presidente che non ha compiuto alcun reato o scorrettezza finanziaria.

Durante la votazione alla Camera dei Deputati abbiamo ascoltato le motivazioni più assurde per giustificare l’appoggio alla messa in stato di accusa del presidente in carica: dal «volere di Dio» alla «famiglia», passando per «i militari del colpo di stato del 1964».

L’opposizione – screditata e corrotta – vuole tramite questa operazione arrivare alla destituzione di Dilma Rousseff. Sarebbe il secondo caso per il Brasile dopo la destituzione del liberale Fernando Collor nel 1992. Prima di arrivare a compimento di quello che la presidente ha definito senza mezzi termini «colpo di stato», il Senato dovrà approvare la messa in stato di accusa a maggioranza semplice (42 su 81 senatori) a quel punto comincerebbe il processo a Dilma Rousseff che dovrebbe lasciare il suo incarico per 180 giorni con il passaggio del potere a Michel Temer del Partido del Movimento Democratico Brasileno, formazione centrista che ha rotto la sua alleanza di governo con il Partito dei Lavoratori (PT). La destituzione definitiva dovrà essere approvata con il voto di almeno 54 senatori su 81, i due terzi della Camera Alta.

In questo ipotetico scenario, Michel Temer sarebbe nominato nuovo presidente e avrebbe il compito di portare la legislatura a naturale scadenza nel 2018. Sul politico centrista, però, grava un processo di impeachment così l’incarico passerebbe ad Eduardo Cunha (sotto indagine per svariate attività illecite) che avrebbe l’obbligo di convocare nuove elezioni entro 90 giorni.

Secondo voi chi c’è dietro quest’attacco contro la democrazia brasiliana?

Pochi giorni fa il presidente dell’Ecuador Rafael Correa denunciava come in America Latina sia «in corso un nuovo piano Condor».

Il 14 aprile del 2002, dopo il fallimento del colpo di stato in Venezuela contro il presidente democraticamente eletto Hugo Chavez, sancì l’uscita degli Stati Uniti dall’America Latina la quale poté progressivamente spezzare le catene del Fondo Monetario Internazionale. Poco dopo, nel 2003, gli USA invasero l’Iraq.

E oggi cosa sta succedendo? Presa coscienza del fallimento su tutta la linea in Medio Oriente, Washington tenta nuovamente di ritornare in America Latina con tutti i mezzi illeciti che conosce.

Le tecniche del passato – colpi di stato militari – non possono essere più utilizzate ma Washington trova sempre nuove vie: “inchieste giornalistiche”, impeachment creati ad arte e guerre economiche costanti.

Dal futuro del Brasile dipende il percorso d’integrazione libero ed indipendente dell’America Latina e, di conseguenza, la sorte delle istituzioni dei BRICS.

Tutti i democratici del mondo, quelli veri, oggi dovrebbero stringersi intorno a Dilma Rousseff e al suo partito.

PS: ecco i miei impegni per questo weekend… in movimento
VEN. 22.04 – ORE 18:00 – MILANO: Aperitivo di finanziamento e raccolta firme del M5S Milano per Gianluca Corrado sindaco con Luigi Di Maio. Indirizzo: “Ama.Mi”, Corso Sempione 7, Milano.
SAB. 23.04 – ORE 15:30 – GENOVA: Agorà pubblica su sicurezza e immigrazione. Indirizzo: Piazza Banchi, Genova
DOM. 24.04 – ORE 16:00 – TORINO: Presentazione del programma “Integrazione ed Immigrazione” del M5S Torino per Chiara Appendino sindaco. Indirizzo: “Anatra Zoppa”, via Courmayeur 5, Torino.
DOM. 24.04 – ORE 20:30 – BOLOGNA: Raccolta firme del M5S Bologna per Massimo Bugani sindaco. Indirizzo: “Santo Bevitore”, via Galliera 42, Bologna.
Tutti invitati, non mancate!

Prioridades

Luis Britto Garcíapor Luis Britto García

1

Sigue la crisis mundial del capitalismo derruyendo economías en todo el planeta, continúa el dumping de sobreoferta que abatió los precios del barril de petróleo venezolano de $96,14 en el primer trimestre de 2014 a $22,83 para comienzos de febrero de 2016. Sin embargo, el oro negro mueve al mundo; el jueves 18 de febrero la cesta Opep repuntó hasta $29,9 por barril. Los precios de la energía fósil subirán; mientras tanto, debemos conservar un poder político que a su vez conserve para los venezolanos la industria de los hidrocarburos.

2

Las importaciones fantasmas por empresas de maletín, el acaparamiento y los injustificados sobreprecios de alimentos y productos básicos provocaron la escasez que a su vez indujo a abstenerse de votar a una porción mayoritaria del electorado que en otras consultas se pronunció por el bolivarianismo. Ya sabemos los resultados de entregar al adversario capitalista las llaves del marcapasos alimenticio. El retorno de esos votos depende de que el Estado socialista asuma de manera pronta, directa y eficaz la importación y distribución de bienes de primera necesidad, de que se apliquen en forma efectiva controles de precios y se destruyan las cadenas de intermediarios ilegítimos que impiden que el pueblo se beneficie de los cuantiosos subsidios que el gobierno le acuerda.

3

La inseguridad ha escalado de problema penal a comunicacional, económico y estratégico de primera magnitud. Una continuada infiltración paramilitar agrava el ataque continuado contra la ciudadanía con ofensivas de desestabilización terrorista en lo político, redes de contrabando de extracción en lo económico y aparatos de vulneración de las fronteras en lo militar.

4

La transferencia criminal del ingreso petrolero a mafias importadoras que nada importaron; el desangramiento por el contrabando de extracción, la proliferación delictiva se han hecho posibles por complicidades de las autoridades que han de ser implacablemente denunciadas, investigadas y sancionadas. Sólo la sanción inflexible puede evitar que el delito se convierta en reincidencia, la convivencia en anarquía y la crisis en catástrofe.

5

Es tedioso pero a veces indispensable repetir lo obvio: estamos en emergencia, una emergencia a la vez climatológica, económica, social, política, comunicacional, cultural, internacional y estratégica. Los desafíos de tantos y tan difíciles frentes no se podrán enfrentar sin limpiar la casa, clarificar la ideología y definir el rumbo. El destino nos ha conferido innumerables dones: ahora nos toca demostrar que los merecemos. Todo lo que dependía del subsidio tenderá a desaparecer o dificultarse. Sólo permanecerá lo eficaz, lo claro, lo firme. La prueba barrerá con todo lo irrelevante.

Mentre l’aquila va a caccia di mosche, la crisi aumenta

venezuela

di Aram Aharonian* – rebelion.org

Il Venezuela è sommerso da una crisi ostinata e il sistema politico è bloccato, voltando le spalle alla stessa, la quale continua ad aumentare senza trovare risposte. Nel frattempo il presidente Nicolás Maduro è occupato a cacciare mosche nella sua ininterrotta guerra dei microfoni, quando invece la gente è lì ad aspettare che si trovino soluzioni alla scarsità di cibo, medicinali, ecc., all’inflazione, all’insicurezza. (Alcuni sostengono che la frase sia di Seneca, altri invece di Platone, ma chi l’ha resa popolare è stato Hugo Chávez: “L’aquila non va a caccia di mosche”).

C’è chi sostiene che esiste, di fatto, una certa forma di coabitazione nel paese, ma la realtà è che le fazioni che si contendono la guida della società, quella del governo e quella dell’opposizione, sembrano mancare di capacità – o interesse- per giungere a un accordo. Soprattutto quando l’autoproclamata Mesa de la Unidad Democrática (MUD), che raggruppa alla variopinta opposizione, ribadisce la sua promessa di espellere al presidente Nicolás Maduro dalla presidenza prima della metà di quest’anno.

I settori accademici di destra sono del parere che pian piano si sta costruendo un consenso il cui scenario più probabile e favorevole per cominciare a superare la crisi e aprire una transizione democratica deve passare attraverso la rinuncia di Maduro. Dello stesso parere è il segretario generale della MUD, Chúo Torrealba, il quale ha indicato che il primo passo è che il mandatario si metta da parte e consenta l’esecuzione di “un’uscita pacifica, costituzionale, elettorale, democratica e concordata dalla crisi”. Ha aggiunto che “Bisogna consentire che il Venezuela abbia un nuovo governo che inspiri fiducia al mondo e che possegga potere di convocazione sul piano interno”.

E il governo segue paralizzato, erratico, inoperoso (nonostante gli sforzi del vicepresidente dell’Esecutivo – Aristóbulo Istúriz- aperto al dialogo), diluito in incontri che convocano altri incontri e annuncia i prossimi annunci che mai arrivano, in balia ai canti di sirena della via capitalista e a soluzioni neoliberali, ma avviluppato nel recente ricordo della via al socialismo indicata da Hugo Chávez. Non solo sembra erratico, ma appare anche vuoto d’ideologia nello scontro con la MUD e la maggioranza oppositrice dell’Assemblea Nazionale.

La sociologa Maryclen Stelling ha segnalato che in questa congiuntura si sta potenziando la logica bellica della politica costruita intorno all’amico-nemico e fondata sulla dicotomia verità assoluta – errore assoluto. La dinamica del confronto tra i poteri, basata sulla concezione bellica della politica, danneggia la convivenza, il modo in cui affrontare la crisi multidimensionale che soffre il paese e, inoltre, le eventuali soluzioni pacifiche che dovrebbero essere sottoscritte in un clima di dissenso democratico.

Si tratta di stabilire i termini per una coabitazione di cui non sono abituati e sul come organizzarla nelle attuali circostanze, dove non sono accettate le idealizzazioni di approssimazioni consensuali. Si tratta di una convivenza fattibile e realista all’interno del confronto permanente che ha caratterizzato gli ultimi tre lustri, la quale si definirà quando si verrà a sapere a quale dei settori corrisponde l’egemonia. Non esistono spazi per un governo congiunto e men che meno per un’agenda unica.

La coabitazione sembra impossibile quando persiste la crisi economica e – parallelamente- la reticenza governativa d’introdurre dei cambi nella macroeconomia. Nel frattempo l’opposizione pubblicizza come irrevocabile la decisione di espellere a Maduro nei primi sei mesi dell’anno, un’iniziativa che difficilmente si potrà realizzare mediante l’impiego di mezzi legali.

Istúriz ha indicato che la guerra economica si fonda sull’attacco alla moneta – cappeggiato dal sito web, Dolar Today-, la distribuzione del cibo che è a carico dei privati e la caduta violenta del prezzo del petrolio, originata da fattori geopolitici che cercano di minare l’economia delle nazioni che difendono la propria sovranità.

“Dobbiamo fare un salto da un modello economico basato sulla rendita a un modello economico produttivo, abbiamo dei problemi perché non possediamo più una valuta come una volta, dobbiamo ragionare sull’importazione, dobbiamo unirci, da soli non ce la faremo, abbiamo bisogno della collaborazione di tutti i settori”, ha segnalato il vicepresidente. Tuttavia ha riconosciuto che il governo nazionale “non è stato capace” di risolvere problemi come le code, la scarsità di cibo e l’inflazione.

Julio Escalona ha avvertito che anche se in certa qual misura il petrolio è stato statalizzato, i principali profitti sono nelle tasche del capitale transnazionale; l’incremento delle entrate produce importazioni che distruggono la produzione interna, svalutano il bolívar, dollarizzano l’economia venezuelana, danneggiano la bilancia dei pagamenti, generano esportazione di capitali, indebitamento, inflazione. Un feticcio moltiplicatore dei conti bancari all’estero che rende più forte il dominio del capitale nella misura in cui siamo più dipendenti dal petrolio e gli imprenditori negoziano per continuare ad accumulare maggiori quantità di dollari.

Nonostante si sia aperto il dialogo con il settore produttivo, non ci sono progressi sul tavolo del dialogo politico. L’opposizione non dà segnali di avanzare nelle proposte, al di là di sbarazzarsi di Maduro e per quanto possibile (l’idea di un colpo di stato continua a ruotare intorno alle teste di non pochi, anche se bisogna avere l’appoggio delle forze armate) salvaguardando l’immagine della democrazia borghese: mediante una rinuncia o tramite un referendum revocatorio che non sembra nemmeno molto facile da realizzare.

Dall’egemonia alla “crisi umanitaria”

Antonio Gramsci aveva stabilito una differenziazione tra dominio – coercitivo- ed egemonia, di carattere culturale, ideologico, etico e spirituale. Mentre l’egoismo rappresenti il motore della società e il popolo conservi il culto dello Stato e le forme di coercizione statale siano dominanti, l’egemonia la possiede la borghesia, osserva il politologo Leopoldo Puchi.

La crisi avanza e non ci sono risposte. Le soluzioni acquisiscono carattere d’emergenza e all’interno della democrazia borghese il macchinario è del tutto bloccato.

Una situazione per nulla normale diventa normale, il linguaggio bellico diventa naturale. La nuova maggioranza nell’Assemblea nazionale disegna una strategia fondata sul confronto dei poteri e, più che un’apertura al dialogo, il parlamento si consolida come spazio di confronto e forza d’urto.

Quella stessa Assemblea che ha rifiutato il decreto d’emergenza economica del governo ha dichiarato l’esistenza di una “crisi umanitaria”. E’ la stessa cosa? Assolutamente no. Non si tratta di un problema semantico. Un anno fa il generale statunitense John Kelly, capo del Comando Sud, dichiarava ai quattro venti che quotidianamente pregava per “il popolo venezuelano” e si faceva garante che gli Sati Uniti sarebbero intervenuti solo se si dichiarasse una “emergenza umanitaria”. Per lo meno Kelly non è più al Comando Sud, ma altri lo stavano aiutando in quell’affermazione per avallare l’ingerenza esterna.

L’offensiva dell’opposizione continua a essere capeggiata dai mass media. L’editoriale del quotidiano EL Nacional, “¡Good Bye, Nicolás!”, è una chiamata al golpe. L’anticastrista, Fausto Masó, sulle pagine dello stesso giornale indicava che “Il governo è aiutato dall’inerzia e dalla mancanza di decisione dei suoi avversari, i quali non vanno oltre l’unità elettorale dello scorso dicembre, verso quella che dovrebbe essere una decisiva azione politica. Ciò arriverà più presto che tardi e allora entreremo in una nuova fase, si apriranno nuove porte”.

Perché e per chi si apriranno le porte?.

 

* Aram Aharonian è Magister in Integrazione, giornalista e docente uruguaiano, fondatore di Telesur, direttore dell’Osservatorio sulla Comunicazione e la Democrazia, presidente della Fondazione per l’Integrazione Latinoamericana.

[Trad. dal castigliano per ALBAinformazione di Vincenzo Paglione]

 

El caballo de Troya del ISIS ¿Hay todavía un piloto en Washington?

por Michael Jabara Carley – Red Voltaire 
21 de enero de 2016.- La crisis siria es un claro ejemplo de doble juego e hipocresía políticas. Aunque el Consejo de Seguridad adoptó –por unanimidad– dos resoluciones, una contra el financiamiento de al-Qaeda y el Emirato Islámico y otra a favor de la paz en Siria, la guerra sigue su curso… gracias al financiamiento de varios miembros de ese mismo Consejo de Seguridad. ¿Son los gobernantes incapaces de lograr que sus administraciones obedezcan? ¿Es una forma de incompetencia política de gobernantes que ya no saben qué hacer? ¿O será más bien una voluntad maquiavélica de proseguir la guerra sin decirlo?
 –

El caballo de Troya del ISIS (el Emirato Islámico, también designado como Estado Islámico o Daesh, EI, ISIS o ISIL) permite al Tío Sam invadir Siria.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry viajó recientemente a Moscú para conversar allí sobre la crisis siria con su homólogo ruso Serguei Lavrov y con el presidente Vladimir Putin. Los periodistas pudieron observar los estrechones de manos así como las sonrisas y risas calurosas entre Kerry y su homólogo ruso. Kerry declaró que el presidente sirio Bachar al-Assad no tendrá que dimitir de inmediato y que Estados Unidos no está tratando de aislar a Rusia. ¡Qué buena noticia y qué agradable sorpresa para los rusos! El show de Moscú dio la impresión de un verdadero éxito. Kerry paseó por la calle Stariy Arbat, donde se encontró con transeúntes rusos sonrientes y compró suvenires para su regreso a casa.

En los siguientes días, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución que exhorta al alto al fuego y la negociación. Periodistas rusos y occidentales ahora dicen igualmente que existe una esperanza para evitar que lo peor llegue a suceder en Siria. Y es posible que ustedes lo sepan, si Estados Unidos quiere un alto al fuego es porque sus aliados «yihadistas moderados» están siendo derrotados por el ejército sirio, que goza del respaldo de la aviación rusa.

¿Puede ese optimismo garantizar una paz en Siria? Es difícil imaginar de qué manera.

Kerry dirá lo que quiera en Moscú, pero en cuanto llega a Washington cambia de canción, o son sus colegas quienes lo hacen. Su jefe, el presidente Obama, repitió que «Assad tiene que irse» sólo unos días después del regreso de Kerry a casa. Y después apareció la extraña historia publicada por Seymour M. Hersh, el periodista estadounidense especialista en revelar escándalos, quien afirma que no todos los miembros del gobierno [estadounidense] se hallan en estado de muerte cerebral [1], notable descubrimiento cuando vemos la política exterior de Estados Unidos. Varios altos oficiales de las fuerzas armadas estadounidenses, entre los que se hallaba nada más y nada menos que el entonces jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey, estaban en efecto enviando –de manera indirecta y muy secreta– información militar al gobierno sirio para ayudarlo a combatir el Emirato Islámico, al-Qaeda y las fuerzas yihadistas aliadas que operan en Siria. Simultáneamente, la CIA, con el respaldo de Obama, enviaba armas por aquí y por allá para ayudar a los yihadistas a derrocar el gobierno de Assad.

El general Dempsey salió del cargo en septiembre de 2015 y fue reemplazado por el general Joseph Dunford, un verdadero rusofobo, que ve a Rusia como una «amenaza existencial» para Estados Unidos. Este es el tipo de respuesta clásica de Washington: El agresor acusa a su víctima de agresión premeditada. El 22 de diciembre, Estados Unidos golpeó a Rusia con la adopción de nuevas sanciones injustificadas. El pretexto sigue siendo el mismo: la «agresión» rusa en Ucrania.

Una nueva provocación estadounidense, estarán pensando ustedes, mientras que Rusia busca una solución pacífica para la guerra en Siria. El gobierno ruso adopta una posición sensible. Pero, ¿existe una real posibilidad de paz negociada en las actuales circunstancias?

 

Si la guerra en Siria fuese una simple guerra civil, como dicen frecuentemente los medios de prensa, sería posible estimular los beligerantes a vestirse de traje y corbata y sentarse a negociar una solución. Desgraciadamente, la guerra en Siria no es una guerra civil. Es más bien una guerra de agresión a través de intermediarios dirigida por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia (hasta el momento de la masacre perpetrada en París en noviembre de 2015), guerra de agresión que Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Jordania y el Estado de apartheid de Israel se empeñan en proseguir.

El Emirato Islámico, la CIA y el Ejército Sirio Libre se esconden al paso del oso ruso.

Turquía desempeña en esa guerra un papel sucio, diabólico. Suministra, a través de sus fronteras con Siria, armas y municiones destinadas al Emirato Islámico. En sentido opuesto a esas armas y municiones viaja el petróleo que el Emirato Islámico se roba en Siria, que se vende a bajo precio para generar ganancias que los yihadistas utilizan en su guerra contra Assad. Se estima que el Emirato Islámico obtiene mensualmente 40 millones de dólares gracias a la exportación de ese petróleo (estimado anterior a la intervención rusa), pero eso es una bagatela en relación con el dinero que los yihadistas necesitan para su guerra contra Siria.

En realidad se necesitan muchos más millones de dólares. Arabia Saudita y Qatar son importantes proveedores y financistas del movimiento yihadista salafista. Jordania permite el entrenamiento de yihadistas en su territorio y autoriza el paso hacia Siria a través de sus fronteras. Israel también los apoya en el Golán ocupado, prestando incluso atención médica a los yihadistas heridos [2].

Una coalición de países –cuatro de ellos son incluso miembros de la OTAN– está librando una guerra de agresión contra Siria. Frente a este grupo de enemigos, el gobierno y el Ejército Árabe Sirio, desplegando una notable maestría en materia de guerra, han logrado resistir durante más de 4 años. El presidente Assad ha demostrado su coraje y tenacidad, así como sus calidades como líder, rechazando las presiones para obligarlo a dimitir y manteniéndose presente en Damasco, compartiendo así el peligro que corren todos los sirios con el simple hecho de vivir en su país. No hay dudas de que Obama quisiera deshacerse de Assad antes de hablar de elecciones en Siria, elecciones que Assad ganaría casi con seguridad.

En Moscú, la agencia Sputnik estimó que en Siria hay probablemente no menos de 70 000 yihadistas extranjeros. Esos combatientes parecen en su mayoría muy motivados, ampliamente aprovisionados con armas por Estados Unidos y profundamente implantados en diferentes lugares de Siria. Desde el inicio de la intervención rusa del lado del gobierno sirio, se han alcanzado progresos en cuanto a sacar a los yihadistas de lugares que controlaban. Pero la guerra no estará cerca de terminarse mientras se mantengan abiertas las vías de aprovisionamiento a través de Turquía, Irak, Jordania, Israel e incluso el Líbano.

El papel de Turquía es particularmente peligroso. Es un país miembro de la OTAN y está utilizando su posición privilegiada para cometer actos de agresión, simultáneamente contra Irak y contra Siria. Turquía derribó un avión ruso en una acción premeditada, seguramente con el consentimiento tácito de Estados Unidos, y luego corrió a esconderse bajo las faldas de la OTAN [3]. Todo indica que el gobierno turco quería sabotear la nueva tendencia a la cooperación de Europa con Rusia en la lucha contra el Emirato Islámico, o a provocar una guerra entre la OTAN y Rusia, por muy absurdo que eso pueda parecer. Los demás miembros de la OTAN (como Estados Unidos, Francia y el Reino Unido) también han estado profundamente implicados en esta guerra por intermediarios en contra de Siria. En efecto, después de la destrucción de Libia, se ha sabido que aviones de la OTAN fueron utilizados en secreto para transportar yihadistas y armas provenientes de Libia hacia los frentes del Medio Oriente. Los miembros de la OTAN son, en efecto, aliados del Emirato Islámico y al-Qaeda en la lucha contra el gobierno sirio.

La lección del consejero militar estadounidense a los mercenarios árabes. «Repitan conmigo: “¡Somos rebeldes sirios!”.»

Para estar tranquilos, Estados Unidos y sus vasallos europeos han tratado de enmascarar sus vínculos con la guerra yihadista en Siria iniciando falsas incursiones aéreas contra objetivos del Emirato Islámico, bombardeando a veces unos cuantos buldóceres aquí y allá y provocando explosiones en la arena para que todos las vean. La intervención rusa sacó a la luz el doble juego de Estados Unidos e invirtió la correlación de fuerzas militares en Siria. Pero, en este momento, la fuerza aérea estadounidense advierte a los conductores de los camiones-cisterna de los yihadistas antes de bombardearlos, o simplemente se niega a bombardear esos vehículos –que transportan el petróleo robado por el Emirato Islámico– alegando que son propiedad privada. ¿Cuándo se ha visto, desde la Segunda Guerra Mundial, a Estados Unidos vacilar en bombardear blancos civiles? Podemos imaginar que Obama y la CIA, al verse atrapados con las manos en la masa en Siria, están furiosos contra Putin, que los ha desenmascarado ante todos. Pero el gobierno ruso ha ofrecido a Estados Unidos una «puerta de salida» al proponer una amplia alianza anti-yihadista y negociaciones de paz para resolver el conflicto.

La paz es una idea maravillosa y constituye la puerta de salida ideal para Washington. Es un gesto práctico. Pero, ¿cómo hará el ministro ruso de Exteriores Serguei Lavrov para que Arabia Saudita, Turquía, Qatar, Jordania e Israel –sin entrar a mencionar a los propios Estados Unidos y el Reino Unido– cesen su apoyo al movimiento yihadista en Irak y en Siria? Hablar de una alianza imposible es como meter un pie en un nido de serpientes con la esperanza de que no muerdan. ¿Son realistas tales esperanzas? «Quizás, pero eso no es diplomacia.» Lavrov podrá decir: «Al menos, nosotros hicimos el esfuerzo.» Para ser diplomático ruso en este momento se necesitan infinita paciencia y talentos de actor.

Rusia está tratando con gran delicadeza de llevar a Estados Unidos a poner fin a su apoyo a los «yihadistas moderados». La realidad es que no existen tales moderados. Como tampoco existe el llamado Ejército Libre Sirio (ELS). En cuanto los yihadistas decapitan a unos cuantos infelices, los voluntarios del ESL salen corriendo horrorizados y dejando su armamento en manos del Emirato Islámico, o se mofan de la estupidez de los infieles y se pasan con sus armas al bando de los yihadistas.

Incluso si Rusia obtuviera compromisos verdaderos de parte de Estados Unidos, lo que hasta ahora no parece nada seguro, ¿qué hacer con Turquía, Arabia Saudita y los países del Golfo? ¿Y qué hacer con los yihadistas extranjeros en Siria? ¿Se estimulará a los terroristas y criminales de guerra a regresar a los 40 países de donde provienen para incrementar allí la violencia? ¿Y qué hacer con los yihadistas sirios, aunque no dispongamos de ninguna fuente de información sobre su número? ¿Serán autorizados a quedar en libertad, o peor aún, serán reconocidos como «oposición siria legítima»?

Una coalición anti-yihadista de voluntarios tendría que trabajar muy duro para acabar con el Emirato Islámico y sus aliados. Pero la coalición de serpientes que Rusia está tratando de hacer evolucionar se compone de padrinos del Emirato Islámico. ¿Cómo puede funcionar eso? Algunos temen que la Coalición de Voluntarios, con la posible excepción de Francia, no haya renunciado en realidad a respaldar el Emirato Islámico, a pesar de que digan lo contrario. Estados Unidos sigue siendo el culpable en jefe que sigue aplicando sus peligrosas políticas de doble juego: «Los 4 puntos fundamentales de la política de Obama en Siria se mantienen intactos hasta el día de hoy», escribe Seymour Hersh. Y cita:
- la insistencia en cuanto a la partida de Assad;
- la afirmación de que una amplia coalición contra el EI (Estado Islámico) es imposible;
- el mito de que Turquía es un aliado firme en la guerra contra el terrorismo y
- el mito de que realmente existe una oposición moderada que Estados Unidos tendría que apoyar.

Sólo los yihadistas que obedecen a Washington son considerados «moderados».

Una política basada en falsas promesas conduce inevitablemente a un fracaso. La política de Obama no es la excepción. Assad es un valiente líder de la resistencia siria contra la invasión yihadista. La única coalición posible contra el Emirato Islámico, al-Qaeda y sus satélites es con Assad y Rusia. Turquía es un peligroso provocador que está jugando con fósforos en medio de barriles de pólvora, tratando de arrastrar la OTAN hacia una alianza más profunda con el Emirato Islámico, o incluso a una guerra contra Rusia. Y para terminar, en Siria no hay fuerzas yihadistas «moderadas». El Ejército Libre Sirio (ELS) no existe en lo absoluto y los supuestos «moderados» no son menos asesinos que sus aliados del Emirato Islámico.

No podemos reprochar a los rusos que traten de organizar una alianza anti-yihadista en Siria. Pero sus potenciales aliados, quizás con excepción de una Francia supuestamente arrepentida, son todos un nido de serpientes en la arena. Y Obama, el premio Nobel de la Paz, es la serpiente principal.

«¿Se dan cuenta ustedes de lo que han hecho?», preguntaba Putin en septiembre desde la tribuna de la ONU. Parece que no, todavía no se dan cuenta, aunque digan lo contrario. Pero, como ya sabemos, no hay peores ciegos que los que no quieren ver.

[1] «De militaire à militaire», por Seymour M. Hersh, London Review of Books (Reino Unido), Réseau Voltaire, 18 de enero de 2016. (Este artículo de Seymour Hersh está en proceso de traducción al español. Nota de la Red Voltaire.

[2] «Más de 500 yihadistas reciben atención médica en el Ziv Medical Centre de Israel », Red Voltaire, 23 de noviembre de 2015.

[3] «Los registros de los radares sobre el ataque turco contra el avión ruso», por Valentin Vasilescu; «¿Por qué derribó Turquía el Sukhoi-24 ruso?», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 29 y 30 de noviembre de 2015

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe artigos e a obra do teólogo, filósofo, escritor e professor Leonardo Boff

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: